7 mayo, 2013. Por

Daughter

If You Leave
Daughter coge el relevo de The XX y Beach House y sitúan el dreampop como opción mainstream
Daughter

¿Puede haber mutado, en tan sólo seis o siete años, el pop británico de revienta-pistas a hacer apología de la canción de diseño? A juzgar por las experiencias que emiten Daughter, sí. Porque si bien su LP debut no es el homólogo definitivo del “modelo Apple”, If You Leave suena más obsesionado con mostrarnos una propuesta que amplifique las experiencias sonoras más ambientales, vaporosas, delicadas y estéticas del pop contemporáneo que hacernos cantar en la ducha. Y es que, empujados por el imaginario reciente de proyectos como The XX, Still Corners o Beach House, Elena Tonra comanda un barco en perpetuo vaivén, invitándonos a soñar entre melodías que colapsan los narcótico y vaporoso del dreampop para hendirla a coletazos cerca de un folk confesional, íntimo, poco agitado, que abogan por las traslaciones armónicas, la suavidad de la dicotomía que da la electricidad acústica y la profundidad en unos textos sollozantes y, si bien por momentos de una intensidad demasiado pesada y cuasi emo, sí dotados de una sensibilidad estética que deja, a la vez, una suerte de paliza después de ocho horas de siesta.

Y a pesar de que, simbólica e irónicamente, Daughter (“hija” en inglés, para el que no sepa) podrían ser considerados “hijos de” las armonías dúctiles de The XX, entre otras nuevas olas, su ejercicio logra llamar la conversión sin la obsesión de jubilar anticipadamente al resto. Tras el hype generado por los desnudos y confesionales EPs autoeditados precedentes, a razón de uno por año (His Young Heart en 2011 y The Wild Youth en 2012, correspondientemente), Tonra y compañía decidan cerrar un trato con lo hecho y lo dispuesto, a medio camino entre el himno de épica de baño turco y el dreampop zen más etéreo e inalterado. Y es que aunque este If You Leave no es el bálsamo definitivo que vaya a reinventar las tendencias trendy del dream ni el indiepop ni tampoco vaya a sepultar en las listas de ventas a los grandes popes del (sic) pop estribillero británico, sí que define muy bien esa sabia conexión entre intensidad dreamy, batalla electro-acústica y una economía de medios por la cual las nuevas sensaciones del pop contemporáneo no dependen única y exclusivamente de una melodía resultona que se te quede rebotando en el cerebelo durante días, sino más bien emitir ondas más ambientales, entender el álbum como un ente más global y menos recopilador-de-singles.

Por momentos parecen pedir prestada la épica de caballeriza a Mumford & Sons (Youth), en otros la sensualidad de piano acústico retro de la Lana Del Rey de sus primeros hondazos (Follow), en otros conectan la economía de medios de The XX con giros más propios de una diva del urban pop más mainstream (Still), exponen microbatallas a medio camino entre el ambient noise liberado y el dreamy-lo-fi (Tomorrow), convergen con arrebatos de folk-pop juguetón pero intervenidos en un cruce entre Of Monsters and Men, Soko y Whispertown 2000 (Human) y hasta exponen un método de folk portuario, como un arrebato que mezcle a la primera Russian Red con los Efterklang menos maquinistas y más maniquistas (Amsterdam). Una tour de force que huele a performance y a evacuación de humos.

Daughter

+ INFO

Artista: Daughter

�lbum: If You leave

G�nero: Dreampop

Gira:
28.11: Barcelona. Sala Apolo
29.11: Madrid. Joy Eslava

Discogr�fica: 4AD / Everlasting

A�o: 2013