23 febrero, 2016. Por

Malandrómeda

Estrenando discos #32
Rap gallego-espacial, cuncas de viño y Bertín Osborne: estrenamos lo nuevo de Malandrómeda
Malandrómeda

¿Qué tienen en común Bertín Osborne, una ruta de vinos por la Rúa de San Pedro de Santiago de Compostela, el neo-reggaetón y el hip-hop de vanguardia cantado en gallego, los chistes de Arévalo y el Señor Barragán, una buena comilona de caldo y la tragicomedia como método? A Malandrómeda, posiblemente el mejor grupo de hip-hop del estado, y tú con estos pelos.

La dupla, comandada por el incombustible Hevi (al que quizás tampoco conozcas por ser una de las partes de Fluzo o Juanito Broders), llevaba cinco años de silencio, y como todos los extremos, excesivos donde los haya, han decidido regresar con un álbum doble, o dos álbumes publicados el mismo día.

En Notodo.com estrenamos en exclusiva uno de esos dos discos, Cada can que lamba o seu carallo, el lado más bailongo de Malandrómeda, y en donde ponen a prueba una nueva vía para la música urbana, a caballo entre el rap espacial, el urban de vanguardia, la cumbia reggaetonera y esa curiosa colisión entre la lírica de patrón de bar y la post-poesía con denominación de origen.