10 octubre, 2012. Por

El Hijo

Los Movimientos
Abel Hernández crece, apunta, dispara y firma su mejor álbum con Los Movimientos
El Hijo

Hay quienes bajo la autoexigencia y las situaciones límite se crecen. Abel Hernández, ese hombre en perpetuo ascenso y que prácticamente no se anima a descansar ni a retroceder, ha decidido moverse: mantener sus confesiones grises para días nublados en un halo de urbanismo campestre, situándose en derredor de elementos de nostalgia analógica pero con guiños y devociones hacia una modernización de su propio transitar, asistiéndose a sí mismo en un tinglado en el que los sintetizadores, el pop de autor 2.0, la canción mediterránea nuevaolera (Tórtel, Litoral, Monserrat, Maderita) pasa de soslayo junto al folk pastoral de profundidad americana y el casticismo que ya había reivindicado en Madrileña pero con una noción del espacio y un control de las atmósferas para cercar impolutamente sus entramados melódicos que son puro método.

Abel Hernández
se distancia de todo tipo de catálogo discográfico, se financia y autoedita (con la colaboración de las decenas de micromecenas que vía Verkami permiten el acto) su nuevo álbum, se desplaza a Altea, conecta las facciones mediterráneas del entorno y del equipo a su servicio (reputados músicos como David T. Ginzo, Javier Monserrat y Xosé Luis Saqués) y decide dotar de una panóptica espacial novísima su perfil de autor revenido, ampliando aun más la gama de colores de su Universo autoral y hace acopio de minuciosidad en Los movimientos, probablemente el punto más alto en la carrera de Hernández (incluyendo Migala) en lo que a producción y versatilidad se refiere: un gozoso cruce entre la canción melódica de Roberto Carlos, Leo Dan y el Dúo Dinámico con autores de la libertad de Refree o Julio De la Rosa y un ramillete confesional de sonidos sintético-industriales ochenteros aplicados a sonidos de alianzas más actuales.

Tiñe ese perfil de pop de autor versión raruna de sintes y variables casi jazz (Petrifricado), hace indietrónica synth-lo-fi y menta a la patria sensualmente (Testigo luminoso), cede ante lo enérgico y pro zen, folk y hippielongui sesentero de bandas como Vox Dei, Sui Géneris, Jefferson Airplane o Simon & Garfunkel (Exteriorización del Cuerpo Astral), la impostura de la canción melódica de Julio Iglesias o Demis Roussos aplicada a modelos rehabilitados de pop etéreo (Remolino o Gran sueño), guiños más mecánicos, industriales y sintéticos a la vez (Reina de las rocas o Buscando el sol), sísmicas confesiones sixties para cajas de música de play-school (Tempestad), apocalípticos ouijas indigenistas (Inca) y hasta lo-fi de estética ochentera o baladas hechas por un Ariel Pink adormilado (Stockhausen). Cajas de música difíciles de parar.

*Escucha el disco en Spotify haciendo click aquí.
*El Hijo está de gira actualmente. Consulta sus fechas a la derecha de tu pantalla.

El Hijo

+ INFO

Artista: El Hijo

�lbum: Los Movimientos

G�nero: Pop de autor 2.0

Gira:
17.01: León. Confussion
18.01: Palencia. The Lemon Society
22.02: Valencia. Wah Wah
07.03: Sevilla. Sala Cero Teatro
08.03: Antequera. Cambayá Club

Discogr�fica: MM / [PIAS]

A�o: 2012