25 noviembre, 2011. Por

Nixon + Raemon + …

Entrevistamos al trío de ases
Recuperamos la entrevista a Nixon & Raemon & Vicente con motivo de su gira conjunta
Nixon + Raemon + …

El problema no es problema, en realidad. Es solución, respuesta y jugueteo ocioso para unir en armonía y alzar coralmente las voces a una serie de necesidad propias y ajenas. El problema de los tres cuerpos es el disco conjunto que Fran Fernández (a.k.a. Francisco Nixon), Ramón Rodríguez (a.k.a. The New Raemon) y Ricardo Vicente (a.k.a. Richi Vicente) se sacan de la manga en una jugada maestra en la que poseen tres de los cuatro ases de la baraja. Un ejercicio que bebe tanto del pop campero (incluyamos a Franco Battiato, Umberto Tozzi o Julio Iglesias, por favor) de los '80, de la canción de autor estatal más romántica y melancólica y de la confesionalidad pureta por músicos de raíz histórica como Neil Young o The Band. Quedamos con ellos para ver cómo el apego de un proyecto conjunto genera un producto musicológico y verbal tan entero, separado y unido a la vez como el de este disco caprichoso.

Notodo: Contadnos cómo surge el proyecto, la unión.
Ramón Rodríguez: “Había una vez…” (Risas)
Francisco Nixon: Coincidió que Ramón y yo sacamos el segundo disco casi a la vez.
RR: Como me gustó mucho el disco, yo le escribí proponiéndole que tocase conmigo en Barcelona, entonces yo busqué un concierto en Barcelona y él se encargó de hacer lo mismo en Madrid, entonces lo que hacíamos era ser cada uno profeta en su tierra, y telonearnos en las “ciudades ajenas”, y a raíz de esos dos conciertos se me pasó por la cabeza ofrecerme para para que hagamos un disco juntos.
FN: Y a mí me gustaba lo que él hacía y pensé que sería buena idea. Yo le comenté que trabajaba siempre con Richi, y le dije que me gustaría que esté en el proyecto, y empezamos a mandarnos temas y planear cómo lo grabaríamos. Decidimos hacerlo en Sant Feliú de Guixols, en los Ultramarinos Costa Brava de Santi García, que es donde Ramón suele grabar sus discos. Nos dijo que él podía conseguir un batería, que había gente para hacer guitarras y órganos; Santi se encargó de buscarnos vientos y cuerdas, ya que queríamos hacer una producción un poco orquestal. Grabamos el disco, buscamos cómo sacarlo y aquí estamos.
“Ramón: Después de la juventud de tener banda uno se monta un restaurante, otro estudia para médico y te quedas tú solo con las canciones”

NTD: ¿O sea que no es consecuencia tanto del EP que Richi y tú, Fran, habéis sacado hace relativamente poco tiempo?
FN:
No, no tiene nada que ver, porque es más una historia de Nixon, que Richi ya venía tocando conmigo desde la época de La Costa Brava, y en los directos de Nixon él venía más como guitarra de refuerzo al principio y fue empezando a meter temas.

NTD: Se os ve bastante tranquilos y amigos entre vosotros, ¿pero ha habido algún tipo de lucha de egos entre vosotros?
RR:
Aquí no hay sitio para eso. Ya hemos estado en mil bandas, hemos peleado con gente. Y al final ya…
FN: Además esto es algo que se ha hecho porque se quería hacer. Fue más difícil cuadrar las agendas que otra cosa.
RR: La distancia ha sido más el problema: no poder ensayar antes, etc.
FN: Y ya desde el principio se planteó que íbamos a grabar cuatro canciones cada uno y al final han ido tres de cada uno.

NTD: ¿O sea que las canciones las parieron cada uno en su casa?
FN:
Sí, no hemos podido trabajar como banda ni juntarnos. Lo que le da un poco de unidad a la historia es que la banda base que tenemos es la misma y hemos intentado hacer coros en las canciones de otro, pero yo creo que en el disco se nota mucho de quién es cada canción porque se han hecho cada uno en su casa.
RR: Es como si fueran tres EPs juntos reunidos en uno común.
“Fran: Son canciones de amor, al fin y al cabo, con un poco de sentido del humor, y desde un perfil un poco adolescente”

NTD: ¿Cómo decidisteis, sobre todo vosotros Ramón y Fran, que esas canciones iban a formar parte de este disco y no de vuestros proyectos en solitario más conocidos?
RR:
En mi caso las hice expresamente para este proyecto.
FN: Nosotros también. En mi caso no son descartes: Ricardo y yo sacamos disco cada dos años y esto sería algo así como “nuestro disco de este año”.

NTD: ¿Y a la hora de tocar cómo pensáis trasladar al directo todas esas orquestaciones que metisteis en el estudio?
Ricardo Vicente:
En las ciudades grandes y presentaciones oficiales más importantes iremos con un formato de banda fiel a la grabación, con los mismos que han grabado, en principio. Después, si hacemos una ronda de conciertos posterior, nos iremos adaptando y viendo si tocamos sólo los tres o si incorporamos algún teclista o músico concreto. Pero en los conciertos grandes iremos con la banda que grabó.

NTD: ¿Se puede decir que no hay una figura que lleve el peso del trío ni nada, es algo más coral?
RR:
No, tenemos diez mil millones de mails casi diarios (risas) entre nosotros y entre los tres decidimos siempre lo que nos parezca bien. Hay mucho respecto en eso. Hay que partir de la base de que es algo que hemos hecho esto para pasárnoslo bien. Y nos lo hemos pasado bien haciéndolo, y por esa misma actitud de no tener pretensiones con el mismo tenemos esa actitud.
FN: No tenemos ningún compromiso con nadie. El disco lo sacamos nosotros y hacemos lo que podamos cuando podamos.
“Richi: Músicos como nosotros o Nacho Vegas hemos probado todo. Uno va adaptándose. Es parte del ciclo vital del músico”

NTD: Recién mencionabais el hecho de la incorporación de instrumentaciones de cuerda, vientos. ¿Por qué os interesaba grabarlo de esta moda tan orquestal?
FN:
Por aprovechar la ocasión de que íbamos a tener arreglistas y de que la música que escucho últimamente son superproducciones de los ’70, y en la medida de nuestras posibilidades, poder hacer algo muy clásico. A todo el mundo le pareció bien. Y también por no caer en el rollo cantautor con la guitarra acústica, sino abrir más las canciones.

NTD: Jugar a hacer un poco el muro de sonido de Phil Spector, ¿no?
FN:
Sí, sí, en la medida de lo posible, sí.
“Ramón: Aquí no hay sitio para la lucha de egos”

NTD: Las letras en las canciones tienen cierta coherencia entre sí, una conexión en el lenguaje delas cosas que se cuentan. ¿Eso lo hablasteis? ¿Qué exista una especie de temática?
RV:
No tanto. Las letras son cuestiones muy personales. Ponerse en el lugar de otro para contar cosas tan íntimas es difícil.
FN: Son canciones de amor, al fin y al cabo, con un poco de sentido del humor, y desde un perfil un poco adolescente. Y yo creo que ahí Richi y yo estamos en la misma onda porque llevamos muchos años trabajando juntos, y ahí Ramón ha sabido escuchar los temas, porque paralelamente a eso él estaba haciendo los temas de su disco y ha querido acoplarlos al tono general del disco.
RR: Lo bueno de esto es que hemos tenido mucho tiempo para escuchar las canciones de cada uno, y en mi caso, que fui el último en empezar a escribir porque estaba terminando la producción de mi último disco, que salió en febrero, he intentado hacer canciones que no distaran mucho de las de ellos.
RV: Seis meses mandándote canciones ayuda a que la semántica a la hora de componer canciones para el proyecto sea bastante parecida.
FN: No muchísimas, pero sí hay muchas canciones que se quedaron fuera; y creo que las que están dentro son las que nos gustaban a los tres a la vez, potenciando ese discurso común.

NTD: ¿Y quedándose canciones fuera pensáis en darle continuidad al proyecto?
FN:
De momento no hemos pensado hacer nada más al margen de este disco. No es ni que sí ni que no, sino que recién estamos empezando a asimilar esto.

NTD: De momento es una especie de capricho puntual, entonces…
FN:
Sí, de momento sí.
RR: Y algunos de esos temas que se quedaron fuera los editaremos en un single.
FN: Hay temas que se quedaron sin grabar. Hemos grabado doce temas. En el disco van nueve, y los tres que se quedaron fuera, que son uno de cada también, irán en un single que sacaremos en torno a marzo.
“Fran: Hay tanto moda como necesidad de artistas de nuestro perfil”

NTD: Con respecto al sonido del disco, quizá os suene un poco hasta surrealista, pero se me asemeja un poco al sonido del pop español delos ’80 o los ’90, Nacha Pop, Los Secretos, etc. ¿Puede que haya algo de aquello?
FN:
A mí Los Secretos no me molesta la comparación, porque creo que hacen referencia a muchas cosas de Neil Young y de los ’60. Yo creo que las referencias más directas, quizá nos salió mejor o peor por lo del saxo, sean Chicago, Supertramp
RR:The Band
FN: Sobre todo es The Band, Dylan, Neil Young y todo ese rollo. Pero también hay canciones que salen de eso: hablo sobre todo delas der Richi y mías. Por ejemplo, hay una canción en la que quiero sonar como Julio Iglesias u otra que se parece más al pop de los ’90.

NTD: Antes incluso hicisteis una especie de chiste diciendo que estabais sonando a Eros Ramazotti (risas). ¿Se cuelan esas horteradas?
RR:
No, yo no lo veo como una horterada para nada. Sí lo que hemos hecho es utilizar una serie de elementos que no suenan tanto últimamente, y menos en discos de aquí, como que suene un saxo en la primera canción del disco, con el sonido puesto aquí en tu cara no estamos acostumbrados a eso. Y eso también está guay: reivindicar ese sonido. Supongo que Kenny G tuvo la culpa de que el saxo quedara postergado.
FN: La idea era divertirnos y de emular producciones lujosas. Quizá por eso te suene más a ’80, rondando lo hortera, lo camp.
RR: Pero sin miedo a hacerlo.
FN: Está hecho totalmente en serio, sin ironía alguna.
“Ramón: Proyectos como este te ayudan a tener la cabeza despejada para cuando quieras hacer un disco tú solo”

NTD: ¿En cuanto a la edición del disco, si bien os va a distribuir Music As Usual, tengo entendido que os lo editaréis vosotros mismos, no?
FN:
Sí, el disco lo hemos pagado nosotros y nos hemos montado dos sellos: por un lado, Cydonia, el sello que Ramón ya se había hecho hace un tiempo, y por otro lado Richi y yo nos hemos montado uno que se llama Playas de Normandía. Surge un poco porque cuando aparece la idea Ramón estaba en BCore, nosotros en Siesta, y más que nada por no implicar a otros sellos ni crear conflictos de ese tipo, vimos que era mejor hacerlo nosotros mismos. Por eso es que hicimos en su día aquellos conciertos para juntar dinero para grabar: era más fácil conseguir dinero exclusivamente para esta historia y no implicar a terceras personas.

NTD: De todas formas cada vez más los músicos están tomando este tipo de decisiones: ya sea con sellos como Marxophone o plataformas como Verkami, que incitan a que la gente colabore con ese modelo de independencia. ¿Creéis que esta va a ser la tendencia a futuro en los músicos: guisarse ellos mismos todo el curro?
FN:
Creo que va a ser una cosa más, pero que va a seguir siendo importante contar con equipos de gente que trabajen para ti. Sobre todo para grupos que hay que lanzar, porque cuando ya eres algo conocido todo es más fácil, pero cuando nadie te conoce necesitas insertarte en una estructura establecida. Los sellos han sido muy denostados, pero yo soy fan de muchos sellos y de los discos.
“Fran: La idea era divertirnos y emular producciones lujosas”

NTD: O sea que no renegáis.
FN:
Exactamente. Yo creo que ahora hay una moda como de renegar de la industria y decir que los sellos son lo peor y tal… cuando hay que hilar un poco más fino: ha habido sellos muy destructivos y sellos muy creativos.

NTD: Cada uno venís de un perfil más cercano al de cantautor indie. ¿Creéis que ahora que se le está dando un bombo más masivo a artistas como Nacho Vegas, Sr. Chinarro, etc., os está ayudando y os ayudará con este proyecto, por inercia misma?
RR:
¡Yo vengo del hardcore! (risas)
FN: Yo creo que hay dos cosas: moda y necesidad de este tipo de artistas, porque como hay poco dinero y el traslado y producción que requiere una banda genera gastos mayores. Así que todo este tipo de formato acústico, aparte de que ha habido una renovación e interés de artistas populares por la música folclórica y de raíces, desde Fleet Foxes y Joanna Newsom a cientos más, ha suscitado bastante interés.
RV: Tanto Nacho Vegas como Sr. Chinarro como nosotros mismos hemos probado todo. Uno va adaptándose dependiendo de cómo vayan yendo las cosas. Es parte del ciclo vital.
FN: También hay una cosa de madurez: cuando eres chavalete montas la banda de rock con tus amigos y luego cada uno hace su vida, entonces te quedas en tu casa con tu guitarra haciendo canciones.
RR: Es que es así. Uno se monta un restaurante, otro estudia para médico y te quedas tú solo con las canciones y tal.
FN: Cada uno hace su vida. Nosotros tres para coordinarnos las hemos pasado canutas. Cuando tienes veinte años tu única responsabilidad es la banda, pero cuando tienes cuarenta o tienes familia o un trabajo o lo que sea. Y lo que buscas es poder funcionar de forma autónoma: y buscas hacer tus canciones, tener tu proyecto, y cuando puedas tocar con banda lo haces y cuando no vas tú solo.
“Fran: No tenemos ningún compromiso con nadie. El disco lo sacamos nosotros y hacemos lo que podamos cuando podamos”

NTD: Cada vez se está dando más, también, proyectos como el que os montasteis vosotros, uniendo a figuras conocidas dentro de circuitos determinados. Siempre se ha hecho, pero en los últimos años algo más. ¿Por qué creéis que se da este tipo de ejercicio ocioso?
RV:
Sólo te puedo hablar de mi caso personal: en nuestro caso ha sido una coincidencia fortuita y ha salido genial. No es que lo teníamos pensado en la cabeza como algún tipo de estrategia de nada. Es algo que nos ha ilusionado y lo hemos hecho.
FN: Supongo que en el resto de la gente surgirá de modo parecido: gente afín, que se conocen y que tienen ganas de hacer cosas diferentes y tener la experiencia de grabar con otra gente.
RR: Y eso, por un lado te distrae, y por otro lado, te enriquece. Te ayuda a tener la cabeza despejada para cuando quieras hacer un disco tú solo.

NTD: ¿O sea que la idea era aprender el uno del otro, se puede decir?
FN:
Sí, la idea era esa: ver qué podíamos aprender el uno del otro. Tener esa curiosidad, que creo que es necesario: que la gente se reúna, hable de música y aprenda.
RV: Sí, y la idea que a veces cuenta Fran: que escribimos siguiendo una tradición. En ese caso, igual es un poco naíf, pero yo escucho a Neil Young, a Joni Mitchell, gente que está trabajando y que respeta la tradición del letrista. Quizás llegues a un lado o llegues a otro, pero este tipo de cosas ayudan a que puedas beber de otras raíces, entender otros proyectos y formas de trabajar. Creas un ecosistema: no es una etiqueta que te ponen en el momento, lo creas porque es verdad, es lo que estás haciendo.

NTD: ¿Qué planes de gira tenéis?
RR:
Entre febrero y marzo hacer una especie de mini-gira de fines de semana.
FN: Ramón termina de grabar en enero y en marzo empieza a girar con su siguiente disco, así que tenemos esa ventana abierta durante ese par de meses para hacer una serie de conciertos.

Gira:
10.02: Murcia. 12ymedio
17.02: Valencia. Wah Wah
18.02: Zaragoza. Sala López
02.03: Valladolid
03.03: Oviedo. La Antigua Estación
15.03: Madrid. Teatro Lara
16.03: Ourense. Café Pop Torgal
17.03: A Coruña. Le Club
23, 24 y 25.03: Barcelona. Heliogàbal

Nixon + Raemon + …