5 Septiembre, 2011. Por

Julia Holter

Tragedy
Leaving Records edita Tragedy, una revisión de Hipólito firmada por Julia Holter
Julia Holter

Julia Holter es otra de las damas autómatas que más claramente definen el paraíso impalpable donde se originan, en génesis boreal, las sístoles primarias de los nuevos sonidos. Un lugar de azules y rosas, bomuros y gelatina de plata, donde otras voluptas han encontrado también impulsos de vida para su fertilidad, tales como Maria Minerva o Laurel Halo. Con un pie en este aro de contexturas, sedas planetarias y tejidos musicales de experimentación moderna expositiva y mántrica y, de puntillas, franqueando umbrales del arte sonoro de automación para la caja blanca, el trabajo de este hada que rescata ángelus pretéritos, polifonías de onda varia y amniótica electrónica de rasos y satén, tiene por fin una entrega en long play para Leaving Records: Tragedy. Un estadio de majestuosa épica neoclásica y naciente donde esta delfina de Los Ángeles se postula como una de las prominentes cultistas de la erudición electrónica y el ruido microtonal. Si los pasos de su trayectoria le estaban marcando un itinerario despejado hacia una inspiración clarividente que señala esa cegadora vanguardia con sus incursiones primeras en sellos como Sleepy Mammal Sound y las más recientes consecuciones asombrosas para Engraved Glass (Celebration), NNA Tapes, Human Ear o el siempre sobresaliente y anticipante Sixteen Tambourines, la llegada de esta tragedia mitológica de incógnito sueño contemporáneo no puede sino encumbrarle con laureles olímpicos. Y es que Tragedy es sustancia dramática vibrada en el reflejo de la mismidad par del mito que, con idéntico nombre, recoge Eurípides en su tragedia (Hipólito). Repasando promesas rotas, honores caídos y hondas venganzas, este ángel que sopla trompetas de la verdad nueva, envía un mensaje dual en alteridad desde su intención más emocional hasta su extensión más máquina. Y crea este alucinante desconsuelo musicado. Firma Tragedy.

Los ocho movimientos de los que se compone esta revisión entramada e hipertextual, se acercan, rozan y sugieren, en tanto que tocan lo sublime, una belleza catártica y un dolor expiativo. Con una manifiesta teatralidad o traslación performática del mito, Julia Holter dispone una estructura prácticamente lineal de un conjunto sonoro que es representación y es pleonasmo y litote de la lectura deconstructiva del poeta griego de la antigüedad. Como catéteres surcamos y hendemos todos sus vacíos. Con vocalidades perdidas en estertores de ecos oníricos, las frecuencias de Holter planean con meticulosidad sobre composiciones que agarran arpegios corintios, tramas sintéticas con distintos hervores, columnas de electrónica variable y otras sobre las que se apoyan entablamentos neoclásicos de chelo y piano, minimalismo, samples, música de campo, de cámara, folk vetusto oscurantista, música antigua, rebotes arcaicos de cavidad eclesiástica, descomposición, decadencia, estructuras y desarrollos replicantes, sonoridades barrocas, música de formas híbridas, experimentación, ruido, surrealismo digital, vanguardia pop de apego culto y sueño moderno. Si éste último es posible, como lo afirman también desde la otra costa, espejados, Mirror Mirror, Holter no sólo lo palpa sino que parece haberlo abrazado. Allí donde agradezco que la música pop se acerque a necesarios límenes de una sustancia profunda, conceptual, concreta en su abstracción más plausible. Donde Tragedy se postra en los confines de un eterno fallecimiento emocional y el intelectual concebido. Escuchar el nuevo trabajo de Julia Shammas Holter es habitar ese lugar y hacer de una ilusión un fascinante episodio trágico vivido.

* El segundo (o el primero) de mis discos del año.
* No es casualidad que RVNG Intl. vaya a editar pronto un trabajo suyo.
* Gigi, otro trabajo completo, busca mentor o mecenas.
* Aquí puedes ver el vídeo de Jesselisa Moretti, cofundadora junto con Matthew McQueen (de dublab y también Matthewdavid) de Leaving Records y firma de la muy reseñable cubierta del álbum, para el arranque del disco: Try To Make Yourself A Work Of Art. Un tributo psicodélico a la tradición del teatro kabuki japonés y una coincidencia más para los que saben ver.

 

 

Julia Holter | Try To Make Yourself A Work Of Art from Leaving Records on Vimeo.

Julia Holter

+ INFO

Artista: Julia Holter

Álbum: Tragedy

Género: Novopop dual

Discográfica: Leaving Records

Año: 2011