21 noviembre, 2018. Por

Millennialismo jugón

En el nuevo Monopoly para millennials no gana quien tiene más dinero, sino más experiencia
Millennialismo jugón

Parece una parodia, pero no lo es. Algo tenía que hacer el Monopoly para romper esa barrera generacional que separa quizá demasiado a aquellos que crecieron jugando a juegos de mesa con respecto a aquellos que no conciben la idea de ‘juego’ sin tener entre sus manos un mando o el teclado de un ordenador. Por eso han decidido crear el Monopoly para Millennials, así como lo leéis.

Y vais a leer otra cosa que igual os suene a feke news o inocentada o noticia de El Mundo Today, pero que, en realidad, es pura verdad: el lema del juego asevera, “Olvídate de las propiedades, igual no podrás pagarlas”. Y hay más: como se puede comprobar en Amazon, aquella idea de comprar una calle o barrio ha cambiado, también en relación a las nuevas costumbres adquiridas por la nueva juventud:

“Elige lugares y destinos frescos: acumule puntos de experiencia visitando los sitios más populares, desde el sofá de su amigo, el restaurante vegano, y hasta un retiro de meditación de una semana”

Y lo más importante de todo, es que el juego ha cambiado los objetivos. Del mismo modo que pasa en el mercado laboral para la gente menor de 40 o 30 años, donde es prácticamente imposible acceder a la casa propia o el trabajo fijo y, mucho menos, bien remunerado; la idea de vocación y entusiasmo es la que te hará ganar.

“En esta versión de Monopoly el jugador que acumula más Experiencia, y no la mayor cantidad de dinero, gana el juego”

Ya que Monopoly ha entendido las derivas de la vida moderna mejor que los que nos gobiernan, como diría Jennifer López: ¿y en la vida real pa’ cuándo?

Millennialismo jugón