11 mayo, 2017. Por

Micah P. Hinson

Entrevistamos a uno de los iconos malditos del nuevo folk americano
Micah P. Hinson

Con motivo de su nueva gira, en la que recupera su álbum clásico Micah P. Hinson and The Opera Circuit por el décimo aniversario de su edición, el bueno de Micah tuvo a bien responder a unas preguntas que le enviamos por e-mail mientras continúa una gira española que lo paseará aún por Valencia (hoy jueves 11 de mayo), Zaragoza (mañana viernes 12) y A Coruña (este sábado 13). En esta entrevista a distancia, además de entrar en pormenores de la creación de aquel trabajo, el tejano de adopción nos avanza que hay álbum (y libro) nuevo a la vista y que hay también más reediciones por venir, viviendo, como siempre, una etapa de máxima creatividad.

Esta es la segunda vez en tu carrera en la que has echado la vista atrás para repasar un momento concreto de tu discografía. El pasado año viniste para recordar Micah P. Hinson and the Gospel of Progress y ahora estás de vuelta para recuperar …and The Opera Circuit. ¿De dónde salió esta necesidad de volver sobre tus pasos?

Creo que simplemente tiene que ver con el paso del tiempo y lo que conseguí con estos discos, pero también con el hecho de que ahora podía hacerlos sonar mejor. Nunca estuve realmente satisfecho con el sonido de ninguno de los dos álbumes, así que con sus reediciones quería darles el empujoncito que necesitaban y, a su vez, ver qué podía lograr hoy en día con ellos tanto física como espiritualmente.

Con Opera Circuit llegaron cambios importantes en tu música y además en un período aún temprano en tu carrera musical. Es destacable el hecho de que en tan poco tiempo pasases de un sonido alt-country más o menos arquetípico a la riqueza de unos arreglos orquestales. ¿Cómo ves este disco con el paso del tiempo? ¿Qué te hizo sentir en su momento?

Por aquel entonces no era consciente de que estaba realizando grandes cambios. Había hecho mis primeros discos principalmente en Manchester, aunque The Baby and The Satellite se grabó en Texas, pero se mezcló en Manchester. Quise centrar la mirada en Texas y hacer un disco que sonara a mi hogar. Con los arreglos, tuve la suerte de trabajar con Eric Bachman (Archers of Loaf, Barry Black, Crooked Fingers) e hizo un trabajo impresionante al componer y grabar las cuerdas. Los arreglos que creó ayudaron a elevar las canciones. En resumidas cuentas, quería un disco que me hiciese sentir como en West Texas, el lugar donde crecí.

“Quería ver qué podía lograr con mis discos más icónicos tanto física como espiritualmente”

 

Pero, ¿cómo llegaste a añadir esta complejidad a tu música en cosa de dos años?

Siempre sentí que mis canciones ya tenían una cierta complejidad. Siempre me ha encantado el concepto de entrelazar melodías sencillas que a su vez lleven a un lugar distinto, algo que, sumándolo, sea mucho más grandioso que el punto de donde se había partido en un principio. Aunque la primera versión de The Baby… es bastante lo-fi, sigo sintiendo esa complejidad.

¿Cómo has decidido llevar el álbum al directo en esta gira? ¿Con orquesta? ¿Desnudo?

En Italia, toqué el disco con el bajista y el batería de mi banda habitual, pero en esta gira voy a dejar las canciones lo más desnudas posibles, tocándolas tal y como las compuse, sin florituras.

“Sería un ignorante si pensara que todo el mundo que escucha mi música entiende lo que digo”

 

La reedición de Opera Circuit incluye las letras del álbum, cosa que no hiciste en la edición original. ¿Qué razón hubo para esto? ¿Por qué no las incluiste la primera vez que vio la luz el disco?

Para la reedición me di cuenta de que había que incluir las letras, porque sería un ignorante si pensara que todo el mundo que escucha mi música entiende lo que digo. Aunque el oyente en cuestión no hable inglés, con las letras en el libreto, tal vez le resulte más fácil captar el significado de las canciones. Creo que haré lo mismo en próximas reediciones.

Se supone que el pasado año ibas a publicar nuevo álbum. ¿Qué pasó? ¿Saldrá a la calle pronto? ¿Lo has pospuesto por centrarte en esta gira?

Llevo tiempo queriendo sacar algo nuevo, pero la vida es como es. Entre mis hijos, las giras en las que intento ganarme la vida y el mero hecho de existir, el tiempo pasa. Decidí darle un poco más de tiempo a mi próximo trabajo porque es un proyecto de bastante envergadura, aunque en el fondo creo que es importante que no pase demasiado tiempo entre un álbum y otro, porque es fácil que la gente te olvide en este mundo moderno en el que nos ha tocado vivir.

Esta es la vez en la que más tiempo me he tomado entre un disco y otro, pero tampoco he estado inactivo, porque no hace mucho que edité Broken Arrows, esta reedición de Opera Circuit, un disco compartido con Willard Grant Conspiracy y otros dos grupos más…he estado ocupado.

“No era consciente de estar haciendo grandes cambios en ‘Opera Circuit’: recuerdo que quería sentirme como en West Texas, el lugar donde crecí”

 

Hablando de Willard Grant Conspiracy, siempre me ha recordado tu música y especialmente el tono de tu voz a la música y tono de Robert Fisher. ¿Fue una influencia para ti? ¿Has pensado en hacerle tributo?

No, nunca me influenció particularmente. He compartido escenario con él varias veces y su muerte me dio mucha pena, pero mis influencias principales han sido John Denver, The Cure, Bedhead, Skinny Puppy, Nine Inch Nails, My Bloody Valentine, The Toadies… una serie de grupos que tal vez no se vean reflejados en mi sonido.

Publicaste una novela corta hace unos años. ¿Cómo recuerdas esa experiencia? ¿Tienes intención de publicar algo más?

Adoro escribir. Fue un sueño poder publicar aquella primera novela, aunque creo que no tuvo el calado que esperaba, pero tampoco pasa nada, tampoco me sentó mal. Precisamente estoy próximo a publicar mi segunda novela con una editorial italiana. Tengo muchas ganas de que salga, aunque no se publicará en inglés, así que no sé si la podré leer. Puede que salga también publicada en castellano.

Siempre has girado intensivamente por España. ¿Qué tiene que ofrecer este país entre otros lugares europeos?

España fue el primer país europeo fuera de Reino Unido donde salí de gira y con todas las veces que he venido, creo que la relación se fortalece más y más con el paso del tiempo. He tocado en las principales ciudades, pero también en lugares más pequeños. No me importa dónde toque, mientras haya gente que quiera escuchar. Me encanta este país y espero volver muchas más veces para predicar mi gospel.

“Siempre sentí que mis canciones tenían una cierta complejidad”

 

¿Qué pinta tiene el futuro? ¿Seguirás haciendo tributo a otros lanzamientos?

Creo que pinta bien el futuro. Sí, seguramente lleguen nuevas reediciones, mientras siga siendo algo sensato reeditar según qué discos. The Baby and The Satellite verá pronto la luz en vinilo, tengo muchas ganas de eso. Mi nuevo álbum llegará tarde o temprano. Es una bestia lo que tengo entre manos, no se parece a nada de lo que he hecho hasta ahora, así que permaneced atentos.

Micah P. Hinson