24 Marzo, 2017. Por

MelonaFest #2

Los niños melones que reinventaron el underground gallego
MelonaFest #2

Los niños melones van en serio. Y es que la promotora compostelana La Melona se ha convertido en uno de los hervideros en donde convergen conectadas la cultura y las gentes, los artistas y los espacios, los saraos y la fiesta alternativa. Y precisamente de esa sanísima colisión se está gestando algo completamente necesaria en una ciudad como Santiago: la hermandad, la unidad y la sensación de que algo que hasta hace poco estaba sumergido, ahora comienza a tener espacio, tablas y micrófonos para poder contarlo.

Y todo eso se cristaliza en la segunda edición del MelonaFest, este año mucho más ambicioso. Y es que si el año pasado se instalaron en el Bar Embora y en la Discoteca Ruta (conocidos ambos por cualquiera que haya pasado una noche a licores y cuncas por Santiago D.C.) con cerca de quince artistas; este año amplifican su radio de acción, estirando la fiesta durante cuatro días, entre el miércoles 5 y el sábado 8 de abril en diferentes espacios de la capital gallega.

¿Qué se podrá ver? Además de un discoclub donde hacer escuchar colectivas de discos y de la presentación del nuevo videojuego de la factoría Fosfatina, lo que se verán son conciertos, sin límite de género ni número: hasta dieciséis nombres del underground estatal (aunque sobre todo gallego) y forasteros seleccionados. Entre los foráneos encontramos a los holandeses The Mauskovic Dance Band (una rara avis de la psicodelia tropical centroeuropea) o combos lusos que van desde la aridez rockera de O Manipulador, el ambient indietrónico de Surma o el jangle pop de Toulouse.

Junto a estos, nombres de expansión estatal como el post-punk-industrial de Fiera (el otro brazo armado de la mitad de Pony Bravo) o la electrónica onírica del asturiano Skygaze junto a algunas de las mejores propuestas de los márgenes de la escena gallega: desde el post-hop de Fluzo (la otra banda de los líderes de Malandrómeda y Dúo Cobra)  o Boyanka Kostova al rock embrutecido de Bulto o la electrónica aérea de Pálida, entre otros.

MelonaFest #2