26 octubre, 2018. Por

mAthe

Contra la cuantificación del arte, el rap del futuro se carga el SPAM
mAthe

En la era de la música urbana y la hipercontabilidad de los productos artísticos, donde la cuantificación acaba adelantando por la derecha a la cualificación, un artista como mAthe se antoja como una suerte de bálsamo kamikaze, un salmón a contracorriente que se expone crítico y reflexivo, a la vez que consigue dotar de nuevas perspectivas, matices y tics al rap del futuro.

Así lo ha demostrado Ángel Carrascal en su corta pero ultraproductiva carrera (desde 2015 a esta parte publicó cuatro LPs, dos álbumes de remezclas y dos EPs), y así volverá a demostrarlo el próximo 3 de diciembre, cuando vea la luz un enigmático quinto álbum largo en donde extrema sus aptitudes: como una mezcla entre la electrónica de vanguardia, el space-hop y el rap 2.0, con un ojo en lo que hace Erik Urano y otro en el Mucho Muchacho más underground, mAthe enciende la consola para, como él mismo dice, jugar “un particular juego de arcade en 16 bits en el que el protagonista se enfrenta a sus monstruos personales hasta llegar al enemigo final”.

Uno de esos monstruos lo proyecta en SPAM, un nuevo single que te traemos en exclusiva desde Notodo, y en el que deja recados a la política de contabilidad artística, a la mecánica de las estadísticas y a la prioridad del ensayo en lugar del arte.

mAthe