3 mayo, 2018. Por

Mallorca Sound

¿Es la escena alternativa mallorquina una de las más ricas y con mayor proyección del estado?
Mallorca Sound

Parece que vemos la isla con cierta distancia. Como si un grupo para triunfar tuviese por obligación y decreto que estar en alguna de las ciudades centrales, o al menos pueda pagar el peaje de una carretera sin agua de por medio. Pero Palma de Mallorca ha conseguido crear un ecosistema sonoro absolutamente singular. De ahí que algunos de los mejores y más icónicos proyectos del circuito alternativo hayan salido de la isla estas últimas décadas.

Con la coyuntura de la celebración de la nueva y ambiciosa edición del Mallorca Live Festival los próximos viernes 11 y sábado 12 de mayo, desde el propio festival han decidido hacer una apuesta bestial por la escena musical mallorquina, programando tanto a algunos de los grupos-insignia, esos que abrieron melones en Mallorca y el resto del estado, como a algunas de esas promesas a punto de expandirse por el resto del país.

Te contamos quiénes son los que estarán presentes en la nueva edición del #MLF y sacarás tus propias conclusiones acerca de la riqueza de su escena musical. ¿Existe el Mallorca Sound?

SEXY SADIE

Sería una mentira como un zepelín si preguntaras en Mallorca cuál fue el grupo más influyente de la región los últimos 25 años y nadie te contestara que el capitaneado por Jaime García Soriano. Incluso Sexy Sadie lo han sido de la escena alternativa durante los años ’90, siendo uno de los buques insignia de Subterfuge y en uno de los proyectos que mejor supo virar aquel sonido del pop alternativo de querencia anglófona de la década a una dimensión absolutamente personal, firmando álbumes esenciales de nuestro indie, como Onion Soup, Butterflies o un It’s Beautiful, It’s Love, que cumple dos décadas de vida y que aprovechan para llevarlo al directo una vez más.

L.A.

Cuando L.A. se convirtió en un proyecto omnipresente de festivales, cuando vio la luz el ya icónico Heavenly Hell, Luis Albert Segura llevaba años batallando en el alambre, jugándose las pesetas en el día a día. Desde aquel disco, L.A. se convertiría en una de las promesas más internacionales del circuito. Demostraría su valía: giras con Band of Horses, teloneos a grandes del rock mundial, grabaciones en los Estados Unidos, la confirmación de ser uno de los mejores proyectos del circuito alternativo estatal y, con la salida de King of Beasts el pasado año, que estábamos ante uno de los mejores y más versátiles compositores del país.

OSO LEONE

Cuando estaban listos para zamparse el circuito alternativo internacional, decidieron parar. Le dio tiempo al mundo de ver una coletilla de lo que eran Oso Leone: dueños de dos de los mejores álbumes publicados en España en lo que llevamos de siglo (no, no exageramos: como mínimo, Mokragora fue lo mejor que se publicó aquí en 2013), hasta en Pitchfork se emocionaban a descubrir que el relevo de Radiohead y John Frusciante residía en las Islas Baleares. Ahora, tras un proceso de reforma interna y de preparación de su próximo movimiento, Oso Leone están listos para mostrar en qué estado se encuentran y para estrenar parte del inminente nuevo repertorio que publicarán a través del sello del Primavera Sound.

MONXOS

Así se construye un discurso polifónico y arraigado a la raíz de su tierra. Fueron dúo, trío y ahora, como cuarteto, Monxos han conseguido desarrollar una identidad absolutamente propia: aires de rock alternativo, de jazz-funk, de sonoridades fusión e incluso del pop alternativo de autor que hace una década regó Cataluña y Mallorca de nuevos referentes de una cansó redimensionada. A un año de la publicación de su primer álbum largo, con colaboraciones como las de Xarim Aresté o José Domingo, los inclasificables Monxos mostrarán credenciales en directo.

KIKO MELIS

A poco que hayas salido alguna vez por Palma de Mallorca, conocerás esa barba y esa gorra hacia atrás. Kiko Melis es un habitual del circuito de clubs de las islas baleares: sus sesiones, a medio camino entre el deep house, la EDM y el tech-house, servirá para llevar la particular visión de un habitual de la noche mallorquina al festival de su ciudad.

THE MARKET NOISE

Puedes buscar entre las propuestas musicales de cualquier circuito de todo el país que va a dar igual: no vas a encontrar ningún grupo como este dúo que, tan solo con didgeridoo y batería, consiguen derribar absolutamente todas las fronteras de géneros musicales. Y es que, según les dé, esta banda que nació con vocación callejera, consigue fusionar la facción más orgánica del folclore oceánico con el rock de baile, el synthpop, el funk, la música incidental y toda la amalgama de los registros de la música fusión.

THE WHEELS

Puede el rock psicodélico sonar mediterráneo. No, no es una pregunta, es una afirmación: el sonido de este cuarteto se debate entre las reminiscencias al psychpop de The Byrds o los Beach Boys, pero también comparten grano con la virulencia rockera de The Who y una indudable influencia de algunos de los renovadores del rock en el siglo XXI, como los primeros The Strokes o The Vines. Pero esa impronta soleada que huele a salitre y rocas redimensiona tan mediterráneamente su sonido que se comprende a la perfección que sea una de las últimas revelaciones de la isla, sorteándoselos en festivales de todo el país.

THONY BLOOM

Toni Morales no es un recién llegado: ya había capitaneado la banda Odette, y lleva años trabajando en estudios de ciudades como Los Ángeles o Madrid. Pero su lugar es Mallorca, y así ha vuelto a ser a la hora de planear su nuevo movimiento: Thony Bloom, una propuesta que se mueve con soltura entre el rock de baile, el funk y el soul-rock de Big Band. Así ha quedado plasmado en Hi, My Name is Bloom, un álbum que servirá como carta de presentación ante quienes se acerquen a su bolo.

GATE 4

Hya quienes hablan de ellos como “los nuevos Dorian”; otros entienden su propuesta como una de las posibles vías de renovación de la facción más bailable y menos narcótica del dreampop. Al propio festival no les ha temblado el pulso al llamarlos para repetir, tras su actuación del año pasado, una de las más comentadas de los grupos mallorquines: su versatilidad para modelar sonoridades pop y rock los colocan como una de las esperanzas blancas de la isla.

JANE YO

Hay algo de opaco e introspective en esa atmósfera post-punk que proyecta el cuarteto; pero también entra luz a horcajadas cada vez que sacuden esos riffs indierockeros tan propios de la ola de britrock de la primera década del siglo. Esos aires de querencia noventera, esas atmósferas orbitantes, esas inyecciones de rocktrónica y esa imponente descarga de bilis y melodías preciosistas convierten el directo de Jane Yo en uno de los que tienes que ver sí o sí en el Mallorca Live Festival.

Mallorca Sound