30 agosto, 2018. Por

Meditando lo visual

David Lynch reflexiona sobre meditación trascendental y cine en un corto dirigido por la hija de Paul McCartney
Meditando lo visual

En los últimos años, parece que las inquietudes y los intereses de David Lynch, uno de los universos más singulares del cine de autor de las últimas décadas, parecían estar más cerca de la meditación trascendental, asunto sobre el que escribió hace algo más de una década el libro Atrapa el pez dorado, que de producir nuevas películas y productos audiovisuales. Incluso sus charlas y conferencias, más que hablar de cine habla de meditación, como la que protagonizó en el Festival Rizoma hace unos años.

Ahora, y tras el regreso de Twin Peaks a las pantallas hace unos meses, Lynch ha decidido aunar sus dos pasiones. Y lo ha hecho en el cortometraje Curtains Up, dirigido por la diseñadora (e hija del beatle) Stella McCartney junto a la dupla creativa Tête-à-tête, que componen Case Simmons y Austin Lynch, hijo de David.

En los algo menos de diez minutos de duración del corto, David Lynch relaciona ambas inquietudes, la de la meditación y el cine. Este film fue estrenado en la web NOWNESS, y ya se puede ver en el canal que el portal tiene en plataformas como Vimeo.

David Lynch in «Curtain’s Up», from Stella McCartney – NOWNESS from NOWNESS on Vimeo.

Meditando lo visual