21 diciembre, 2018. Por

Los Pilotos

Hablamos con el dúo granadino sobre su vuelvo intercontinentalmente pop
Los Pilotos

Siete años atrás, dos astronautas de la banda más importante del indie patrio decidían convertirse en Los Pilotos: Florent y Banin abrían una ventana en paralelo a Los Planetas para explorar otros territorios, esta vez sin bajo, sin batería y, lo más importante y singular, sin voz ni letras en sus canciones.

Dos discos después decidieron que su nueva misión era viajar física y artísticamente a América Latina, una de las zonas donde mejor funciona su propuesta, que maneja con soltura matices que van desde el krautrock al synthpop o la electrónica modular.

Su relación con dicha zona del continente americana se ha formalizado hace unos meses, cuando publicaron el primer capítulo de su Alianza atlántica: cuatro canciones en las que tiran de referentes de la música alternativa latinoamericana contemporánea y que supone su acercamiento formal a las canciones con una estructura pop más convencional, con voz y letra, ampliando y amplificando más su registro, y llevando sus marcas piloteras al terreno de la ‘canción’. Nos sentamos con los granadinos para hablar sobre esta nueva era.

Alianza atlántica hace referencia en general a tender puentes entre dos continentes y mundos que compartimos muchas cosas. Juntos seremos más fuertes que separados”

¿Cómo nace esta “alianza atlántica”, este encuentro con Latinoamérica? ¿Vino motivado por las giras de Los Planetas o parte de otro punto?

Banin: Empieza a raíz de los viajes por Latinoamérica con Los Planetas; pero, en realidad, ya desde el segundo disco nos apetecía llevar algunas de nuestras canciones al pop más clásico, y empezar a introducir voces con una estructura más “tradicional”, que en realidad es diferente a lo que llevábamos hecho con Los Pilotos.

El primer precedente que hubo de ello fue cuando fuimos a Lima a tocar, que nos llevó Jalo de Plastilina Records, y estaban haciendo un Homenaje Iberoamericano a Jeanette. Era una oportunidad para hacer una canción cantada. No tenía hueco, en principio; pero cuando regresamos a España nos escribió y nos dijo que se le había caído un artista y nos pusimos a hacerlo. Se lo propusimos a Ana de La Bien Querida, que le apetecía mucho hacerlo; y nos gustó mucho la experiencia. Fue como una primera toma de contacto, y nos convenció de que teníamos que explorar más ese terreno.

¿Por qué hacerlo con artistas latinos y no explotar más el circuito de aquí?

Florent: Por varios motivos. En primer lugar, porque no nos gusta hacer lo obvio: queríamos darle una vuelta de tuerca. Luego, hemos descubierto un montón de artistas latinos que nos gustan un montón. Y, además, en Latinoamérica hay una variedad increíble y una riqueza tremenda de bandas y artistas, y creíamos que tendríamos facilidad para encontrar a la persona indicada para cada canción: nosotros tocamos muchos palos, y necesitábamos esa “cantera” para que se puedan adecuar a esa versatilidad sonora que queríamos plantear. Cuando hemos estado allí hemos visto muy buena respuesta de Los Pilotos, y nos han dado mucho cariño y calor, y nos dio la sensación de que hay un camino por desarrollar allí.

¿Sentís más feedback en Latinoamérica que en España?

Banin: Con Los Pilotos sí.

“En Latinoamérica Los Pilotos funcionan mejor: la gente tiene los oídos más abiertos y son más receptivos que en España, que somos más conservadores y cuesta introducir géneros nuevos”

¿Por qué creéis que es eso?

Banin: Yo pienso que allí están más abiertos musicalmente, y no se cierran a lo clásico. La electrónica para ellos es muy natural: la cantidad de artistas que ha sabido mezclar música electrónica con música de raíz es impresionante. Eso hace que la gente tenga los oídos más abiertos y sean más receptivos.

¿Creéis que es por eso o porque en España al estar en una banda tan grande como Los Planetas esperan de Los Pilotos algo concreto?

Banin: Puede ser también, sí. Pero, más allá de eso, sí que percibimos que allí son más abiertos musicalmente: aquí somos más fundamentalistas y conservadores, nos guiamos más por lo que se ha hecho anteriormente y cuesta introducir géneros nuevos.

¿Por qué elegisteis a estos artistas en concreto: Javiera Mena, Camilo Lara del IMS, Diosque y Mariana de Dënver? ¿En qué sentido diríais que conectan vuestros universos?

Banin: Camilo era el más evidente, quizá: nos conocemos desde hace tiempo, y en México hemos estado en su casa y tenemos una afinidad bastante grande; es una persona con la que compartimos un montón de cosas y hemos cultivado una amistad desde hace años. El caso de Diosque nos lo descubrió Jalo de Plastilina Records cuando estuvimos en Lima: nos regaló el segundo disco y nos pareció muy genuino y sorprendente, y teníamos claro que queríamos hacer algo con él. El caso de Mariana teníamos esta canción escrita desde hace tiempo, y creíamos que encajaba perfectamente con su estilo suntuoso y elegante. Y con Javiera, nuestro mánager conocía a la mánager de ella, Uxía, y muy rápido tuvimos respuesta y funcionó todo de manera muy directa y natural.

Todos ellos tienen puntos comunes entre sus proyectos y el vuestro: hacen pop con sintetizadores, al fin y al cabo. ¿No os apetecía explorar uniones con artistas que manejen otros registros?

Banin: Nosotros veíamos esto como tránsito, como una puerta de entrada. Sí que nos apetece trabajar con gente que esté más metida en el rollo de música de raíz, e incluso nosotros meternos en ese rollo y no tanto que ellos se acoplen a nuestro sonido. Queremos hacer ese gesto de jugar con las raíces de ellos. Es algo que tenemos previsto.

Decís que admiráis mucho la escena latina y que la veis muy viva. ¿En qué diríais que la escena alternativa latina está más por delante que la española?

Florent: Más que diferencias, lo que nos interesa es el momento que se está viviendo allí: una explosión de nuevas bandas, movimientos, escenas… y nos interesa aprovechar ese momento y ese bullir de talento que hay ahora. El objetivo de este proyecto es tanto de reconocer a la escena latina como también aprovechar las sinergias que hay, pero partiendo de nosotros.

“No nos hemos leído el libro de Éric, pero no hablará mucho sobre nosotros, seguro que casi todo va sobre él: es muy egocéntrico y le interesa contar lo suyo”

De momento, como bien decís, vuestros discos habían sido instrumentales. ¿Fue muy complicado dar ese paso a hacer canciones con voz?

Banin: No nos fue complicado, en realidad. Es un registro que manejamos desde hace años porque nuestra banda madre, Los Planetas, tiene ese sentido y esa estructura clásica: es de dónde venimos y lo que hemos trabajado siempre.

Florent: Bien es cierto que el sentido y el origen de Los Pilotos era hacer algo diferente a lo que hacemos con Los Planetas. Cuando este proyecto empezó a andar queríamos hacer algo radicalmente diferente: canciones con ausencia de canta y de letra, y usar esas ideas con otro lenguaje más electrónico, sin batería ni bajista y afrontar otros retos. Eso es algo que nos apetecía cuando nacimos, pero los años pasan y nos apetece seguir experimentando y abriendo otras vías. Ahora hemos incorporado voz y letra, pero no creo que hayamos renunciado a lo que veníamos haciendo. Todo suma y todo te enriquece. Me gustan muchos tipos de música: desde electrónica hasta clásica o bandas sonoras, muchos de ellos géneros en donde no es necesario que haya un cantante.

Y este giro hacia una estructura más pop, ¿no creéis que, aunque manejéis sonidos diferentes, la gente puede compararos de una manera más directa con la manera de crear canciones que tenéis con Los Planetas?

Florent: No mucho. Cuando en Los Planetas tenemos oportunidad de componer y que se queden en el repertorio siempre lo hemos hecho: yo tengo muchas canciones escritas, Banin ha participado en muchísimas, y eso no lo podemos ni queremos esconder. Venimos de dónde venimos, y eso está adherido a Los Pilotos, también. Pero sí que con este proyecto nuestra intención es abrir otras puertas, otros mundos. Asumimos la realidad, y si la gente quiere entenderlo así, pues es lo que hay; pero nosotros partimos desde otros parámetros en Los Pilotos.

En los discos anteriores había muchas referencias y guiños a la cultura pop: a películas de ciencia ficción, cómics… ¿Seguís manteniendo esa idea de cara a esta trilogía de EPs que tenéis planeada?

Banin: Por supuesto que esa influencia sigue así: es algo que forma parte de nuestro acervo y tanto las películas como los comics, los libros o los discos son una fuente de inspiración constante, y lo tenemos ahí desde siempre, y son sitios a los que acudes con frecuencia para divertirte o pasar el tiempo, pero también para abrir tu mente. Y luego, en lo que refiere al directo, estamos perfilándolo aún.

“Nos encanta poder utilizar a Los Pilotos para desarrollar un lenguaje que está por hacer, cuando el de Los Planetas está más definido”

El título, si bien tiene un mensaje directo que es el de la unión de vosotros con artistas latinos, puede tener una lectura política, transoceánica, sin fronteras… ¿Os gusta que pueda tener una interpretación política?

Banin: Claro. Alianza atlántica hace referencia en general a tender puentes entre dos continentes y mundos que compartimos muchas cosas. Consideramos que aquí en España debería prestársele mucha más atención a toda esa música y esa explosión.

Florent: Juntos seremos más fuertes que separados, y es importante que la gente tome conciencia de eso.

Supongo que no queréis hacer mucho spóiler, pero, ¿qué podéis avanzar de esta trilogía de EPs?

Banin: La idea es seguir desarrollando alianzas atlánticas a muchos niveles: abrir más el campo de artistas y el perfil y registro que manejan, pero también buscar sorprendernos más, hacer un rastreo en artistas que no conocemos, y también sacarnos la espinita de hacer algo con gente que creemos que puede fluir algo muy bueno.

Florent: Queremos expandirnos desde la Cordillera de Los Andes hasta Tijuana (risas).

 “Queremos expandirnos desde la Cordillera de Los Andes hasta Tijuana”

¿Hasta qué punto es un objetivo central en la agenda de Los Pilotos ser una banda instalada en el circuito latinoamericano y desarrollar el producto allí?

Florent: Es un objetivo total y absoluto que nos conozcan allí. También nos gustaría a nosotros servir como mediadores para que los artistas de allí que colaboren con nosotros tengan unos aliados en España, y también puedan integrarse en el circuito de aquí. Creo que ambas cosas son interesantes.

Banin: Ojalá la gente cruce ese puente a través de nosotros, y que en España los artistas latinos sean programados de manera más regular en festivales, y los sellos editen cada vez a más artistas de allí.

¿Os gusta esa figura de “padrinos”? Con Los Planetas lo fuisteis de bandas como Él mató a un policía motorizado o Lori Meyers

Banin: Sí, ¿por qué no? Si podemos ayudar a ello, no nos molesta ser embajadores y mediadores: todo lo contrario.

¿Diríais que tenéis más margen de libertad con Los Pilotos que con Los Planetas?

Florent: Está claro que Los Pilotos nos permite desarrollar ideas que en Los Planetas es más difícil llevar a cabo. Al haber ese punto de ausencia del resto de la banda de Los Planetas, te permite que uno desarrolle otros roles y vayas supliendo cosas e inventándote otras, investigar y disfrutar de lo que haces en otro campo. Ese tipo de historias nos encanta, y nos permite desarrollar un lenguaje que está por hacer, cuando el de Los Planetas está más definido.

“Hemos incorporado voz y letra, pero no creo que hayamos renunciado a lo que veníamos haciendo”

Es la primera referencia de un sello que creasteis ad hoc. ¿Es solo para sacar vuestras cosas o la idea es acoger a otros artistas y referencias?

Florent: Nos encantaría tener pasta para sacar cosas que nos resulten interesantes tanto de España como de América Latina; pero, de momento, lo estamos utilizando como nuestra plataforma solamente.

Hace unos meses salió el libro de Éric [Jiménez], vuestro compañero batería en Los Planetas; y saca a la luz bastante de la intimidad, de la política interna de la banda. ¿Os molesta que haya expuesto algunas cosas que, aunque formen parte del común, también lo son de vuestra intimidad?

Florent: Yo no me lo he leído todavía, no puedo opinar (risas).

Banin: Yo tampoco.

¿Pero os lo queréis leer?

Banin: Si me lo regala igual me lo leo (risas).

“Nos apetece trabajar con artistas latinos que estén metidos en la música de raíz, y adaptarnos nosotros a su terreno”

¿No pagarías por él?

Banin: No, no voy a ir a comprarlo (risas). Me conozco su vida al dedillo y todo lo que cuenta en el libro, por lo que sé que me han contado, me lo ha contado a mí ya quinientas mil veces. Pero bueno, él quería exponer su vida ahí: yo no tengo pensado exponer la mía y recelo y guardo mi intimidad con empeño y ahínco porque creo que es lo más importante que tenemos. No voy a compartirla gratuitamente, y no creo que mi vida tenga cosas tan frikis como las que ha vivido él (risas). Quizás cuando sea más viejo dé para hacer algo, pero ahora mismo no lo veo…

Pero no habla solo de él en algunos tramos.

Banin: Ya, pero tampoco hablará mucho sobre nosotros, seguro que casi todo va sobre él: es muy egocéntrico y le interesa contar lo suyo (risas).

Los Pilotos