Libros No Ficción

Los mejores libros de no-ficción


La mentira os puede, pero la verdad os atenaza. Por eso estáis aquí: para saber cuál es nuestra selección de Mejores Libros de No Ficción de 2012: ensayos, ideas, biografías, recuperación de textos, palabrerío útil. Lo que os mola.


15. El XIX en el XXI
, de Christopher Domínguez Michael (Sexto Piso)
Una colección de treinta y cuatro reseñas ensayísticas que recuperan parte del trabajo (no sólo) periodístico del mexicano y que han sido publicadas en diversos ámbitos editoriales para convertirse, hoy, y en una estupenda edición, en su pequeño altar de santos literatos decimonónicos. Su santoral, pues cabrían siempre otros (y otras, no por hortera acento de género, sino por justicia poética severa) homo dixneuviemis. Y una excusa perfecta para volver a refrendar eso que a mí siempre me gusta referir, por evidente, pero también por eso mismo transparente e inapercibido a muchos ojos y lentes, en ese recreo de lo nuevo en lo viejo que, más allá de lo literario, tiene también un contagio sistémico en las estéticas revisitadas, tan dúctiles, de las distintas artes. También, siempre, en la literatura. LEE LA CRÍTICA


14. Emociónese así, de Eloy Fernández Porta (Anagrama)
Beeeeee. O meeeeee. Eres una oveja y te mola que te digan por dónde ir. Que te guíen. Por eso Eloy Fernández Porta firma este ensayo con tanto de sociológico como de antropológico, de crítico cultural como de visionador del entorno: arte, filosofía, objetos, capitalismo, estética, emociones, amores y consumismo en la misma chaqueta sin abrochar, para que sigas ingiriendo un poquito de esto y otro de aquello y lo ubiques en ese caleidoscópico tan descompensado que es tu espacio social.


13. FUSE 1-20 (Taschen)
Taschen aprovecha la coyuntura y decide editar FUSE 1-20, una caja recopilatoria que visita las dos décadas de la publicación, abogando por el formato caja marca de la casa e incluyendo diez posters exclusivos que conectan la parte más abigarrada del nuevo diseño con las últimas concepciones tipográficas. Pero, sin duda, el potencial de esta mítica recopilación reside en, claro, la vista hacia atrás: volver a recordar (o conocer, si no lo habías hecho) números con auténticos informes proféticos que abordaban diversas patologías de la evolución técnica. LEE LA CRÍTICA


12. Barcelona 1957
, de Leopoldo Pomés (Fundació Foto Colectania / La Fábrica)
El rechazo de hace más de cinco décadas por “lúgubre y gris” que nunca vio la luz es hoy carne para la picadora. Y para la Fundació Foto Colectania, que recupera el histórico encargo fotográfico-documental que Carlos Barral encargó a un jovencísimo Pomés en Barcelona 1957, un recopilatorio de hasta ochenta instantáneas captadas durante aquel año que conecta automáticamente con el imaginario colectivo de la población urbanita-media de la ciudad condal en los límites del extrarradio ya entrada en la segunda mitad del siglo pasado que se pueden ver, por un lado, en la exposición que Foto Colectania acogerá hasta el 26 de enero, y en el libro-catálogo que La Fábrica co-edita con Colectania y que incluye textos de Juan Manuel Bonet y una conversación entre Pomés y Eduardo Mendoza. LEE LA CRÍTICA


11. Cuaderno Blackie
, de Daniel López Valle y Cristóbal Fortúnez (Blackie Books)
Este cuadernillo de pasatiempos es un monstruo que no sólo ahora mismo huele a arena de playa y a sudor de calcetines de la mochila, sino a una saga con la que Blackie Books mantendrá valores seguros durante muchos años. Se divide en ocho bloques temáticos: música, cine, nostalgia, ciencia, corazón, deporte, literatura y España. En ellos, se disponen a sacar nuestra vena más freak y alardear de conocimiento pureta de cualquiera de esas áreas a base de, por ejemplo, remontarnos a la época de Farmacia de Guardia, obligarnos a completar canciones como Pican pican los mosquitos, practicar el Milikituli, crear una especie de Buscando a Wally para hipsters festivaleros, inventarte la canción del verano en base a postulados cerrados, reconocer a Woody Guthrie, rearmar a los New Kids on the Block o la Bel-Air Academy o estudiar la historia de la Cicciolina, entre otros ejercicios para que tu ocio no recaiga en la masturbación o el chateo ligón. LEE LA CRÍTICA


10. Prodigiosos mirmidones, de Varios autores (Capitán Swing)
Dandi no hay uno solo. Y, muchísimo menos, un estereotipo que se reproduzca como una bola de detergente en una bañera llena: por eso esta Antología y apología del dandismo que vuelca en un mismo tinglado a Charles Baudelaire, Francisco Umbral, Albert Camus, Virginia Woolf u Honoré de Balzac, entre otros, intenta prodigar a través de los textos de nenes (y nena) como esos (repetimos: entre otros) una concepción del ser dandi al margen de conceptos maniqueos, trillados y simplistas como excéntrico o raro. LEE SOBRE EL LIBRO


9. El triunfo de la música
, de Tim Blanning (Acantilado)
Allí donde la gente se reía a carcajada limpia, donde el músico poco más era que un sirviente a merced de la nobleza o la burguesía más aspiracional y pretenciosa e incluso donde grandes nombres de la música universal (véase un Mozart, por ejemplo) eran expulsados a puntapiés de la corte, hoy son estirados y prejuiciosos chistidos (a veces más molestos incluso que el propio alboroto) los que hacen acallar los ánimos más distendidos en cualquier auditorio (como el Nacional), que se precie; o precios tan prohibitivos como risibles los que se llegan a pagar por determinadas localidades no sólo en el Teatro Real. Y es que desde el XVIII y hasta nuestros días mucho han cambiado las cosas para la música, algo que Tim Blanning se encarga en repasar en este brillante ensayo histórico del melómano y para el melómano. LEE LA CRÍTICA


8. Ser madre hoy
, de Miguel Noguera (Blackie Books)
Las más de 300 ideas de su Ultraviolencia y su monólogo de patologías imparables e inercias verbales sin freno tiene continuidad: Ser madre hoy es la excusa que, apenas un año después, nos muestra la continuista meca que todo moderno playero debe llevar en su bolsa del Rough Trade o que todo ermitaño debe tener como lectura obligartoria en el revistero del cuarto de baño; entre la Cuore y el Mongolia. LEE LA CRÍTICA


7. ExtraBold. Serial Cut
(IndexBook / Page One)
ExtraBold es el recopilatorio físico-visual (cómo, si no) de los proyectos que han ido realizando en estos más de diez años, editado en esta ocasión por IndexBook no sólo en nuestro país sino en el resto de continentes (con excepción de Asia, que allí es editado por Page One). Allí cohabitan como si de un “integral” se tratase no sólo las decenas de proyectos finalizados, sino también los procesos creativos (los making of, vaya) sino también una explicación seriada y ordenada a modo de resumen introductorio de sus influencias (Vida y cultura), las claves de su método (Proceso) y la puntualización en sus trabajos tanto tipológicos como dígito-táctiles a la vez que nos invitan a sacarnos del libro desde el libro y conjugando uno de los deportes más practicados por casi cualquier viandante occidental medio y, sobre todo, un estudio como ellos tan eruditos a la hora de iniciar y producir proyectos de tamiz digital y/o táctil: leer un libro (o ver sus imágenes) con una mano y un ojo y coger el smartphone con la otra. LEE LA CRÍTICA


6. Retromanía, de Simon Reynolds (Caja Negra Editora)
Porque llevamos años pensando, mirando, vistiendo y sintiendo pretéritamente y porque ya era hora de entender cómo hemos llegado a tal devenir, Simon Reynolds cierra el círculo para volverlo a abrir con Retromanía. La adicción del pop a su propio pasado, o lo que es lo mismo, cómo entender la e o involución de la música popular (y/o underground) desde el que cita, compara y construye pensando en el pasado. Que siempre fue mejor.

Bookmark and Share

¿lo has leído?
escribe aquí tu opinión


código de seguridad
(introduce el código que aparece a la izquierda):
nombre (obligatorio):
e-mail (obligatorio, no aparecerá publicado):
comentario:
por qué

Porque suponemos que no creeríais que os ibais a librar de nuestras listas. Listas vais...