24 Noviembre, 2015. Por

Alberto García-Alix

MOTO
Alberto García-Alix publica MOTO, una antología de toda una vida fotografiando sobre dos ruedas
Alberto García-Alix

Cuarenta y siete años desde que subí por vez primera a una moto… ¡Cuántos kilómetros habré hecho! ¿Setecientos mil? Quizá más. A mi edad se hacen cuentas. Se suma y se divide. Si por cada diez mosquitos que comí en carretera me devolviesen un segundo de mi pasada vida, la suma daría lo suficiente para recomponerme de arriba abajo. Volvería a quemas las naves…

De todos los aliados que ha tenido Alberto García-Alix a lo largo de su vida, hay dos que no sólo son inseparables a su obra, sino también a su vida, en constante movimiento, deteniéndose sólo por y para el placer de observar, haciendo de lo suyo, nuestro. Hablamos de la cámara de fotos, sí, pero también de las motos, probablemente una pasión que descubriese antes que la que acabaría convirtiéndose en su profesión. Tanto una como otra, de nombre femenino y perpetuas y constantes compañeras, han sido y siguen siendo extensiones en las extremidades del fotógrafo leonés, que durante décadas ha ido fotografiando todo lo que el universo de su motor ha ido inspirándole.

Haciendo su particular En el camino, Alix se transforma en un Kerouac de carretera macarra en MOTO, un monumental libro editado por Cabeza de Chorlito que aparece cuando el Premio Nacional de Fotografía cuelga esta serie fotográfica sobre las paredes del MUSAC de su provincia natal como parte de la exposición Sombras del viento, y que tanto como alegórico poema visual al mundo del motor desde su propio ojo avizor (y el de su objetivo) como también una suerte de diario de un largo viaje que fue, es y seguirá siendo su vida en carretera, en constante diálogo tanto con los protagonistas de algunas de sus instantáneas más antológicas como con la impulsiva inspiración que impone el movimiento, la velocidad, el viento en la cara, el olor a ricino, la goma quemada, el tubo caído, el casco empañado.

Dividido en dos partes, la primera de ellas, en papel mate, recorre más de treinta años de la relación que García-Alix mantuvo con las motos, desde una carrera de motocross en 1975, cuando aún no tenía ni veinte años, en la que participó su hermano (Alfredo, su gemelo), hasta entrados en el siglo XXI, en el año 2007, y en la que nos encontramos a un Alix disparando desde los aledaños de la M-30 hasta a su propia Harley-Davidson, a sus excursiones a convenciones de motoristas hasta algunos de sus más clásicos retratos a compañeros que siguen o ya no están; y la segunda, en papel brillo, descubriéndonos instantáneas inéditas del artista, acercándose a la abstracción evocativa que gobierna la temática, estética e inspiración del último tramo artístico del fotógrafo, encontrando en los detalles de algunos compañeros motoristas o de las propias motos, contrapicados y alegorías del movimiento que encuentran en las sombras pura poesía. En medio de ambas partes, un texto en el que Alix suelta párrafos de sus recuerdos sobre las dos ruedas, repasando su vida y la de su principal, y nunca mejor dicho, motor inspirador.

Alberto García-Alix

+ INFO

Autor: Alberto García-Alix

Título: Alberto García-Alix

Género: Fotografía

Editorial: Cabeza de Chorlito

Año: 2015

Páginas: 192

Precio: 50 €