16 abril, 2012. Por

Día del Libro

Madrid y Barcelona
Excusas para consumir libros: La Noche de los Libros, Arts Libris, Libros Mutantes y Sexy Books
Día del Libro

Sugerirte a ti, lector que lees y me estás leyendo, que leas más, que compres libros y que consumas letras como si no estuvieras acostumbrado a ello puede resultar paradójico y, ¿por qué no?, hasta gilipollesco. Inventarse días para regalar cosas a las madres, los padres, los niños, nuestra/ compañera/o sentimental o nuestro carpintero resulta un hecho bastante plástico, pero en ocasiones hay días que bien merecen un esfuerzo. De la misma manera que sucede con el Record Store Day pero con algo más de historia cultural y religiosa, el Sant Jordi, más conocido como el Día del Libro, es un buen momento para poner en común las letras de ayer, hoy y mañana en común, servirlas tanto a un público cult(ivad)o como no tan consumidor de este tipo de producción cultural y generar, al menos durante unas horas, fin de semana o días una suerte de plataforma idealista en donde la gente se acerque y decida engrosar o comenzar a formar una biblioteca molona. Y a buen reducto se apalean: los numerosos sellos editoriales surgidos en los últimos años, el buen número de nuevos liristas joven (dueños de una métrica nueva y enmarcados en una red tecnológica de difusión de sus caracteres que no los restringe a un formato de libro común, sino que los blogs y Twitter son también su mano derecha), el buen momento de los espacios multidisciplinares en los que, por lo general, conectan a las librerías con cafeterías o con tiendas de discos, marcan el pulso tanto creativo como difusor de una herramienta tan universal y pop como necesaria para el desarrollo cultural de las generaciones de, valga la redundancia, ayer, hoy y mañana.

La Noche de los Libros
Probablemente la cita más popular de todas las referentes al mundo del libro. Con sede en Madrid, y poniendo como excusa todo un día en el que se desarrollan actividades que van desde lecturas públicas por parte de caras conocidas del mundo de las letras (o de otras artes, ya que no sólo de libros narrativos, poéticos o ensayísticos vive el hombre: también del arte y la fotografía, por ejemplo) hasta conciertos poéticos, presentaciones en exclusiva de nuevos libros, puesta a punto de nuevos sellos editoriales, adaptación en formato de cuentacuentos o recitales para que los niños no se queden afueras, debates, encuentros y tertulias, exposiciones, tapas literarias (ponerte como el quico por obra y servicio de la compra de algún libro), talleres y visitas guiadas, Madrid pone a disposición del respetable librerías, zonas públicas y privadas (con punto álgido en el Barrio de las Letras: esa zona que colinda Cibeles con Antón Martín, incluyendo buena parte de Huertas y del límite con los Museos del Prado y Reina Sofía) para convertir el próximo lunes 23 de abril en aquella jornada en la que no se te escapó ninguna frase.

Entre las actividades más molonas ubicamos desde el concurso de disfraces para infantes en base a algún personaje literario hasta la propuesta de ser detective por un día (con Getafe Negro, la gran cita de novela negra del año, como anfitriona), la lectura continuada de El Quijote, conexiones de música y poesía, jornadas de poetry slam, programas de promoción de lectura para personas sordas, conciertos de dibujo y hasta la creación de tu propio mini-programa radiofónico promocionando tus libros favoritos. Entre los nombres propios, desde músicos como Sr. Chinarro (quien presenta libro), Loquillo, Pascal Comelade o Francisco Nixon hasta mitos de la lírica como Ricardo Puglia, José Luis Sampedro y Fernando Savater, talentos populares como Rodrigo Fresán, Jorge Volpi, Agustín Fernández Mallo o Elena Medel o artistas que provienen de otros ámbitos como Ouka Leele o Darío Adanti. Festival de las páginas expuestas en carne viva.

Arts Libris
En el caso de Arts Libris, la Feria del Libro de Arte y Diseño de Barcelona, la cuestión se tematiza más y profundiza algo más en sus contenidos, aunque haya, claro, menos cantidad que en la cita madrileña. Del 20 al 23 de abril el Arts Santa Mònica barcelonés utiliza el día de Sant Jordi para promocionar el libro de arte o experimentación gráfica como un elemento tan museístico como contenido, culto y necesario para comprender el cambio de paradigma tanto en las artes gráficas como el objeto de consumo en formato libro. Allí se creará una plataforma en forma de feria en la que no sólo el comercio de los mismos es importante, sino conectar al editor y/o al ideólogo del producto con el consumidor por vías diversas: desde el interés por la encuadernación o la creación de dichos libros hasta la potenciación de los mismos a través de exposiciones, mesas redondas, conferencias, talleres y presentaciones de libros. El libro de artista parece que, por fin, encuentra plataforma, razones y elucubraciones de su propio concepto que se salen de la mera ocupación de una zona de la estantería y de las librerías de turno y logra transgredir cuestiones de diseño, consumo y difusión del producto. Que así sea, ¿no?

Libros Mutantes

La Casa Encendida acogerá la tercera edición de este, un proyecto de difusión e investigación en torno a la autoedición, que incluye, sí, fanzines, revistas, publicaciones de arte y libros de artista, todo ello girando en torno a un entramado de difusión de perfil independiente, pero también conecta con vertientes que no se restringen en el formato físico, sino que entiende las nuevas perspectivas actuales del método de la autoedición. Se trata de una suerte de gran taller con micro-talleres y actividades alrededor en las cuales los protagonistas son auténticos eruditos en esto de la autoedición: los más potentes serán el de Fanzine para llevar, donde artistas plásticos y/o colectivos como La familia Plómez, Alfredo Rodríguez, La Eriza, Ritxi Ostáriz y SuTurno se encargarán de mostrar cinco perspectivas diferentes de técnicas de producción de fanzines que van desde lo tipográfico a la estampación o nuevos formatos de diseño.

El taller de creación artesana que Lidia G impartirá, llamado Contenidos textiles, utilizará el ganchillo como medio de expresión escrita; el Photozine Express, por su parte, nos introducirá en el mundo de las publicaciones-zines únicamente compuestas por contenido fotográfico; Eduardo Scala impartirá una suerte de guía poética con el fin de que la palabra y las experiencias escritas revelen al lector y tome uso propio del mismo objeto lingüístico; e incluso habrá conciertos de artistas como Félicia Atkinson o el sello checo AMDISCS, pinchando música tras sus últimas y recientes dos visitas en nuestro país.

Sexy Books for All Ages

El Matadero de Madrid también aprovecha la coyuntura literaria popular para promover un seminario en torno a la edición independiente vinculada al arte contemporáneo. Para ello se sacan de la manga Sexy Books for All Ages. Jornadas sobre edición y arte contemporáneo, proponiendo una reflexión popular que conecta nuestra concepción más clásica del formato libro con las nuevas tendencias de la edición independiente y el carácter múltiple y cuasi mutante que un objeto como el libro puede tener. Entre el jueves 19 y el sábado 21 de abril se desarrollarán ocho conferencias y cuatro diálogos, intentando generar no sólo una plataforma de diálogo para poner en común el papel actual del autor, el editor, el distribuidor y el librero, sinola visión del espectador-consumidor como ente a la postre, decisor del funcionamiento y/o aceptación de nuevas políticas de edición. Editores de sellos como la mexicana Alias Editorial, la chilena vaticanochico o la milanesa KALEIDOSCOPE conectarán con artistas como Javier Peñafiel, Dora García o Javier Codesal o personalidades como Maria Fusco o Glòria Picazo, directoras del programa Art of Writing de la Universidad de Londres y del Centre d’Art La Panera de Lleida, respectivamente. Eruditos encontrando puntos comunes para un desarrollo menos caótico y más simbiótico. Es bien, como mínimo.

Día del Libro