12 enero, 2016. Por

La mala puta

Miguel Dalmau y Román Piña
Miguel Dalmau y Román Piña ponen patas arriba el mundo literario español con La mala puta
La mala puta

‘La mala puta’ era como se refería Ernst Hemingway a la literatura española. La anécdota, grabada para la historia durante el encuentro entre el estadounidense y el poeta Carlos Barral en Madrid, sirve para abrir un melón al que hacía falta hincar el diente desde hacía tiempo. Por saber si está bueno, sobre todo, y dejar a un lado de una vez especulaciones. Porque opiniones sobre el asunto hay muchas, pero libros como éste, valientes y a bocajarro, ya no tantos.

La mala puta. Réquiem por la literatura española es una obra de urgencia por las circunstancias que llevaron a su escritura, y que tienen que ver con la imposibilidad de unos de sus autores de publicar una biografía de Julio Cortázar alejada de caminos trillados. Un libro de urgencia, decimos, sin embargo no exento de profundas reflexiones y el criterio que dan años de inmersión en ese mundo de escritores, editores y editoriales, ‘negros’, suplementos culturales, agencias literarias y todas las ramas derivadas de esa Hidra de Lerna que atiende hoy por el nombre de ‘mundo literario’. Un texto con conocimiento, nada de hablar de oídas.

Hay un enorme valor en este La mala puta, un texto que descarga por igual el cargador con el editor cerril que con el público que exhibe la lectura de un obtuso y aburrido best-seller como inequívoca muestra de una supuesta elevación intelectual. Y ese valor está en que en estas 250 páginas se citan nombres y se ponen fechas. Eso, en una casa pequeña y con las puertas y ventanas cerradas desde hace tanto tiempo como es la literatura nacional, hace algo más que levantar ampollas. O debería, y si no lo hace revela aún más síntomas de paciente grave.

La tarea de La mala puta se reparte entre un Miguel Dalmau dedicado a, por ejemplo, explicar lo que él llama ‘el Caso Etxebarría’, en referencia al ex crítico estrella de El País, y Román Piña, que presenta un panorama desolador cimentado en las opiniones de Hernán Migoya, Ismael Grasa, Marta Sanz, David Torres, Alberto Olmos, Llucia Ramis, Agustín Fernández Mallo o Pablo Gonz. Dalmau dedica un capítulo a Pere Gimferrer en el que éste no sale, precisamente, bien parado. Retrata a Espido Freire y a Enrique Vila-Matas. Piña recupera lo que tiene que decir un elenco de autores que, lástima, apenas puede vivir de su talento. Y ambas partes encajan, se comunican y se explican.

La mala puta

+ INFO

Autor: Miguel Dalmau y Román Piña Valls

T�tulo: La mala puta

G�nero: Ensayo crítico

Editorial: Sloper

A�o: 2015

P�ginas: 264

Precio: 17 €