27 junio, 2018. Por

Libros de verano

Te recomendamos cinco libros para superar el bochorno
Libros de verano

Llegan las vacaciones, cierran los colegios, abren las piscinas… y nuestros hábitos saltan por los aires. También los relacionados con la cultura. Los días más largos favorecen los conciertos al aire libre y el teatro en la calle. El terraceo se convierte en religión a la que honrar. Está tan claro que hasta que llegue septiembre no se piensa quedar nadie en casa que ni disimulamos; es el tiempo de los festivales de verano, de las películas de verano, del teatro de verano… los géneros se revierten y el cerebro también busca la horizontalidad con la que nos tumbamos en la hamaca o en la toalla de playa. Porque… ¿existe una literatura de verano?

A duras penas. Salvo por la literatura juvenil, que vive un repunte vinculado al trimestre de vacaciones escolares, lo que tenemos todos es mucho más tiempo para abordar lecturas pendientes y retomar libros empezados. Incluso para atrevernos con nuevos autores y/o géneros. ¿Por qué no hacerlo con alguna recomendación de ejemplares perfectos para los tiempos de bochorno?

1. En defensa de la Ilustración (Steven Pinker, 2018)

Para azote de apocalípticos y populistas, Pinker ha vuelto. Que se preparen los amigos del fin del mundo, porque el psicólogo cognitivo regresa con un ensayo que ahonda en su visión del mundo de hoy como el mejor posible. El catedrático de Harvard se ganó tantas enemigos con su gran obra magna, La tabla rasa (2002), que muchos le esperan con la escopeta cargada cada vez que anuncia nueva obra.

Pinker, sin embargo, cuenta con infinidad de adeptos a su dialéctica incómoda e incansable (Bill Gates es uno de sus incondicionales). La ciencia, el humanismo y la razón, no por fuerza por ese orden, constituyen para Pinker el fundamento del progreso. La salud, la libertad o la abundancia son sus consecuencias. Defensor del mercado como garante de la libertad, y al mismo tiempo del estado y sus instituciones, garantiza una buena dosis de refrescante estrujamiento de materia gris.

Portada de ‘En defensa de la ilustración’

2. Cine y navegación. Los siete mares en setenta películas (Fernando De Cea Velasco, 2018)

El acorazado Potemkim (1925), Capitanes intrépidos (1937), Master and Commander (2003)… El cine vive desde sus primeros balbuceos un idilio con el mundo del mar. Las hazañas marítimas han copado la gran pantalla durante décadas, y faltaba un libro en castellano que las recopilara y analizara tan bien como lo hace éste. Parece el volumen idóneo para estas fechas, en las que hay más tiempo para volver a ver clásicos casi olvidados o abalanzarse sobre largometrajes que pudieron pasar desapercibidos en las sucesivas marabuntas de estrenos.

De Cea, marino y crítico de cine, reseña cada cinta acompañándola de numerosas curiosidades sobre los rodajes y sus circunstancias, incluyendo las de directores y actores. El límite se establece en 70 títulos, aunque las referencias alcanzan hasta las 500 menciones a películas con el mar como protagonista. Eso sí, excluyendo largometrajes sobre submarinos y ciñéndose a historias que se desarrollen sobre la superficie acuática. Aún así, estamos ante un colosal despliegue de cine e historia. Para chuparse los dedos.

Portada de ‘Cine y navegación’

3. Solenoide (Mircea Cărtărescu, 2017)

En las antípodas de un ensayo y un libro de divulgación sobre el cine se encuentra la obra de Mircea Cărtărescu, reciente protagonista de la Feria del Libro de Madrid y un escritor al que en España ya se lee con verdadera devoción. Poco importa a los muchos seguidores del autor de El ojo castaño de nuestro amor (2016) que Solenoide alcance las 800 páginas. Como en Notodo le somos fieles, no solo lo leemos, sino que lo recomendamos fervientemente.

Solenoide es, al menos de momento, la obra cumbre de un autor que nos tiene acostumbrados a la excelencia. Sobre ella pivotan el resto de sus obsesiones personales y literarias, si es que en él se pueden distinguir las unas de las otras. Le han comparado con Borges y Kafka, incluso hay quien le atribuye un realismo mágico pasado por el cedazo de la literatura centroeuropea. Este abisal diario de un profesor de rumano que es al mismo tiempo un escritor frustrado derrocha tanta inteligencia como melancolía. Idóneo para aquellos que en verano no pueden abandonar la ciudad pero sí están dispuestos a verla de otra forma.

Portada de ‘Solenoide’

4. Hotel Harbour View (Jiro Tniguchi y Natsuo Sekikawa, 2017)

Un minúsculo hotel de Hong Kong es el escenario en el que se desarrollan las múltiples historias que Tniguchi y Sekikawa presentan en este fantástico volumen ilustrado. Hablamos de una reedición, pero de esas con brillo y sonido de trompetas, como corresponde a una obra de culto. El noir siempre se ha llevado bien con el género del cómic, pero aquí la profundidad de los personajes y las tramas supera, con mucho, a la media.

En el punto improbable en el que se entrelazarían los caminos de Wong Kar-wai y John Woo es donde se sitúa este atajo de narraciones marcadas por la fatalidad, la venganza y otras reglas no escritas, pero cumplidas a rajatabla, de los bajos fondos. La conocida destreza de Tniguchi para el dibujo realista es ya en sí misma suficiente reclamo para disfrutar de Hotel Harbour View. Por añadidura, este volumen servirá para entender como se forjó el talento del posterior creador de Crónicas de la Era Glacial o Enemigo.

Portada de ‘Hotel Harbour View’

5. Festival Celsius 232 (Avilés, Asturias)

¿Quién dijo que en España no se celebran festivales literarios de verano, y además, de género? Un buen ejemplo de ello es el Festival Celsius 232, centrado en narrativa fantástica, de ciencia ficción y de terror, y asentado como una cita de referencia gracias a un progresivo crecimiento desde 2014.

Del 11 al 14 de julio reúnen en Avilés a más de 60 autores nacionales e internacionales para participar en presentaciones de libros, conferencias, talleres de libros, mesas redondas y muchos otros eventos alrededor del género. Una de sus últimas confirmaciones ha sido la de Elia Barceló, considerada desde hace años una de las voces top del fantástico. El festival está concebido como una fiesta familiar, con actividades matinales para los más pequeños y otras pensadas para que los adultos ocupen las noches. Una excelente forma de combinar letras con buen tiempo.

Libros de verano