26 febrero, 2018. Por

Juguetes rotos

Cómo ser una mujer en el cuerpo de un hombre durante el franquismo
Juguetes rotos

Jaulas de palomas. Jaulas que son muros. Jaulas que encierran bombillas. Que encierran la luz. Que encierran la vida del protagonista de estos Juguetes rotos estrenados en la Sala Margarita Xirgu del Teatro Español. Una escenografía que ilustra a la perfección la historia escrita por Carolina Román (dramaturga y directora) sobre este Mario que siempre ha soñado con llamarse María y que escapa de la cerrazón de su pueblo para descubrir en Barcelona una nueva vida.

Juguetes rotos es una pieza que habla sobre una época jodida para el colectivo LGBT, la del franquismo, reflejada en la figura de este tierno personaje y su recorrido vital en un flashback que abarca varios años, desde su juventud hasta los años ochenta con la aparición del SIDA. Desde las burlas en su pueblo y el enamoramiento de un primo suyo hasta su amistad con una pizpireta artista de variedades que le servirá de mentora, el espectador acompañará a este personaje en su tortuoso camino.

«Una pieza que habla sobre una época jodida para el colectivo LGBT, la del franquismo (…): desde las burlas en su pueblo y el enamoramiento de un primo suyo hasta su amistad con una pizpireta artista, el espectador acompaña a este personaje en su tortuoso camino»

Román trata el (muy) dramático tema con delicadeza, apoyada principalmente en un espléndido trabajo de sus dos protagonistas. Un Kike Guaza que se multiplica en numerosos personajes desbordantes de energía (algo que, como ya demostró en Absolutamente comprometidos, se le da divinamente, como diría su personaje) y un Nacho Guerreros tierno hasta decir basta, que consigue los favores del público desde el minuto cero con su Mario. Prodigio de sensibilidad y hermosísima composición la suya.

Juguetes rotos es una función pequeña y dolorosa. Una función que intenta mostrar el traumático interior de una jaula (mental y social) de una época no demasiado lejana. Abramos las jaulas que queden, por favor. Obras así siguen siendo necesarias.

Juguetes rotos