14 marzo, 2018. Por

Izal

“Siempre hemos sido muy inquietos. Pero los recursos no estaban en nuestros bolsillos hasta hace poco”
Izal

Tras un año alejados de los escenarios españoles, Izal publicaron el pasado viernes Autoterapia, su cuarto disco de estudio. Uno de los más esperados de la temporada en España y que, por supuesto, viene seguido por una nutrida gira por festivales. Hablamos con los cinco miembros de Izal en las vísperas de la publicación de Autoterapia y esto fue lo que aprendimos sobre el nuevo disco.

Ya hace un par de discos que nadie os va a decir que sois artistas revelación de nada. ¿Ha afectado esto de algún modo a vuestro proceso compositivo?

Mikel: No, nada. Es imposible que haya afectado. La composición, al final, es algo tan personal, tan íntimo, tan onanista que no influye más que aquéllo de lo que me preocupe en el momento en el que hago la canción, aquéllo de lo que quiera hablar. Ni siquiera me fijo en si va a entrar en un disco en el futuro. Porque casi siempre tenemos la suerte de poder dejar fuera bastantes temas de los compuestos. Entonces puede que ese tema ni siquiera vea la luz nunca.

Yo cuando escribo un tema lo que intento es contar algo que quiera contar en ese momento de la mejor forma posible, de la forma más afectiva posible para mi como músico. Y, luego, ponerle una música que me emocione. Y al día siguiente, cuando le dé a ‘play’ y se me haya olvidado lo que compuse el día anterior, que me emocione y me flipe. Ahí acaba todo el proceso de composición. Nunca piensas en que nada lo va a cantar nadie, ni en qué van a pensar de esta letra o de esta frase ni de nada. Con total honestidad te lo digo, es un proceso a puerta cerrada completamente.

“Cuando escribo un tema lo que intento es contar algo que quiera contar en ese momento de la mejor forma posible, de la forma más afectiva posible para mi como músico”

Al comparar Autoterapia conanteriores trabajos de Izal, especialmente con Copacabana (2015), llama la atención la instrumentación. Especialmente en el primer tercio del disco que aparecen violines y cosas muy orquestales que contribuyen a la épica que os ha caracterizado siempre pero le dan una capa extra. ¿De dónde ha salido todo esto?

Mikel: Siempre estamos diciendo que esto ha estado en nuestra cabeza siempre. Siempre hemos sido muy inquietos. Lo que pasa es que los recursos no estaban en nuestros bolsillos hasta hace poco. Ni de tiempo ni de instrumentación. Creemos que en este disco un montón de ideas que otras veces no pudimos grabar por tiempo o por no tener los medios pues, de repente, por fin hemos podido tener la paleta de colores y de herramientas inéditas hasta el momento para nosotros para plasmarlas. Y eso se traduce en que un artista, un creador, pueda llegar a sitios a los que antes no podía llegar por pura logística muchas veces.

Y, bueno, mes y medio encerrados en un campamento musical en Tarragona dan para mucho. Más otra semana en Barcelona, que hacen casi dos meses en total, pues hemos trabajado muy agusto sin tantas limitaciones como antes. Copacabana fue el primer disco en el que ya podíamos tener ciertas herramientas a nuestra disposición. Y creo que también se notó un paso de Agujeros de Gusano (2013) a Copacabana en el sentido de enriquecimiento musical. También tuvimos muchas ganas de probar timbres nuevos y eso sí que comentamos, que nuestros discos habían estado muy ceñidos a los instrumentos habituales del pop-rock: el bajo, la guitarra, la batería, sintes y voz. Y que, quizá, era momento de dar pasos a diferentes timbres. Entonces apareció el tres cubano, el pedal steel, el banjo, el violín…

“Siempre hemos sido muy inquietos. Pero los recursos no estaban en nuestros bolsillos hasta hace poco”

Iván: Técnicas de producción diferentes, gracias a donde hemos estado. Nos hemos podido permitir el lujo de grabar en este sitio que tiene recursos que no encuentras en otros sitios. Como un pozo de reverb natural que hace que muchos pasajes tengan esa épica. El conseguir acercarte al sonido de bandas internacionales que hacen eso pero que su presupuesto es 20 o 30 veces mayor que el tuyo. Y poder medio jugar en esa liga también era un reto, tanto para nosotros como para los productores del disco.

Tal y como lo estáis diciendo en esta ocasión, por fin, lo que teníais en la cabeza, habéis conseguido solidificarlo.

Mikel: Creo, para ser justos, que no es que tuviéramos muchas cosas en la cabeza antes. También hay una evolución musical de ocho años juntos. En Magia y Efectos Especiales (2012) no teníamos tantas ideas.

Iván: Creo que lo que querías decir que los temas que había en Magia y Efectos Especiales nos hubiese encantado grabarlos en estas condiciones.

Gato: Pero es lo que dice Mikel: que realmente a Izal nos ha pillado en el mejor momento. Porque estas condiciones nos llegan en Magia y luego no las tenemos aquí y, obviamente, se nota. Ahora se ha sumado el hecho de que tuviéramos la experiencia de tantos años y de haber acumulado ideas. Cosas a las que queríamos llegar pero que, a lo mejor ahora, las tenemos claras.

Mikel Izal durante un concierto de la banda

Mikel: En Magia no habríamos exprimido tanto los recursos, seguramente.

Alberto: Todo llega en su debido tiempo.

Iván: Aprendes de tus errores. Te equivocas un montón de veces y ahora enfocas mejor el trabajo.

Mikel: Hay partes burdas. No muchas porque es verdad que de Magia y Efectos Especiales estamos orgullosos también pero, igual, dándole una reescucha, fruncimos el ceño en algún momento.

“Copacabana fue una transición importante. Fue el primer disco en el que quisimos tener un concepto visual”

Toda este avance técnico, ¿cómo se va a traducir en los directos?

Mikel: En varios frentes. Copacabana sí que fue una transición importante. Fue el primer disco en el que quisimos tener un concepto visual. Todo esto te vas dando cuenta de que es importante poco a poco. En Magia bastante que el diseño del disco lo hizo un diseñador y no nosotros con el Paint. Pero, poco a poco, te das cuenta de que todo emociona. También que haya un concepto visual y artístico. Que en Copacabana fue ese neón festivo combinado con los edificios. El neón se suspendía majestuosamente sobre nuestros conciertos y fue un camino que empezó una especie de profesionalización absoluta e intento de emoción en varios frentes, no solo en el musical.

Esa evolución también sigue en Autoterapia. Están Maxi y Diego, que son nuestros escenógrafos junto con nosotros dando forma a ese ojo, que ya habéis visto en la portada. El cómo transferir ese diseño visual del disco de la mejor forma posible a un escenario y hacer que todo tenga una coherencia, una solidez. Que emocione, al fin y al cabo, porque al final lo que estás creando son símbolos con los que la gente se puede sentir identificada. Al final todo contribuye a que alguien llegue a un concierto y se emocione, que es lo que todo músico busca.

Toda esta narrativa visual, ¿la planteasteis antes, después o durante la creación de las canciones?

Mikel: La canción manda.

Alberto: Todo se ha hecho en base a la canción siempre. Y en base a la estética del resultado final, de la contundencia del sonido que va a haber y de cómo funciona en directo.

Mikel: Las canciones surgen y punto. Luego suele llegar el diseño de portada. Esa es la semilla de la que se suele tirar un poco. Ves si hay algún concepto que unifique a las canciones. A partir de ahí se genera una portada, una imagen sobre la que trabajar las escenografías y los visuales de los conciertos. Pero todo esto no nos lo ha explicado nadie.

Gato: Eso ha sido en los dos últimos. En los dos primeros todo fue un poco caos. Luego, poco a poco, aprendes.

Iván: Te vas profesionalizando.

“Al final todo contribuye a que alguien llegue a un concierto y se emocione, que es lo que todo músico busca”

¿Qué tal fue la gira por Hispanoamérica?

Alejandro: Sorprendente, ¿no? Pensábamos que iba a ser, picar piedra, como aquí, desde muy abajo. Y siempre va a ser picar piedra cuando vayamos allí, pero no desde tan abajo. Fuimos a Colombia y a México. Colombia nos sorprendió mucho. México también va muy bien pero Colombia en una visita solo no ha tenido nada que ver con los comienzos de aquí. Pensábamos que quizá algo sí que podía repercutir pero no tanto.

Alberto: En Colombia tuvimos mucha suerte de que una cadena de radio como es aquí Radio 3 nos diera mucha bola. Copacabana fue la canción del año 2016 para Radiónica y en nuestra primera visita tuvimos la oportunidad de tocar en directo en su auditorio para todo el país. Luego nos llevaron a festivales en Bogotá y Cali y el recibimiento de Colombia ha sido brutal.

Emanuel Pérez ‘Gato’ durante un concierto de Izal

¿Qué os ha aportado este viaje?

Mikel: Yo creo que es una nueva vía de ilusión. Que quizá en España hemos llegado a unas cotas muy altas y a pisar unos escenarios que no nos queda mucho por hacer. Ya hemos llenado el Palacio de los Deportes y empiezas a pensar que ya lo has hecho todo. Pero te basta una visita a Bogotá para recordarte que aquí hay espacio para seguir todo el que uno quiera. Para mí uno de los momentos más increíbles de 2017, a pesar de la locura del final de gira de Copacabana, que fueron siete fechas impensables para nosotros, fue el primer concierto de Izal en Bogotá para 400 personas. Yo nunca había salido tan eufórico al final de un concierto.

Iván: Llegamos al camerino comentando que era uno de nuestros cinco mejores conciertos. Y veníamos de llenar el Palacio de los Deportes.

Así que vais a volver seguro, ¿no?

Alejandro: Sí, en un mes vamos a México. Vamos a hacer un Lunario que es lo más grande que hemos hecho allí por nuestra cuenta, y un festival.

“Uno de los momentos más increíbles de 2017, a pesar de la locura del final de gira de Copacabana, fue el primer concierto de Izal en Bogotá para 400 personas”

¿Cuáles son vuestros temas favoritos de Autoterapia?

Alberto: Para mi Pausa. Yo luché mucho por que saliera como primer single. Aunque no me arrepiento nada de que haya salido El Pozo. Me parecían los dos temas muy diferentes pero los dos muy buenos para salir.

Alejandro: Yo como di también mucho el coñazo con Variables voy a decirla. Y Santa Paz.

Gato: Yo voy a coger El Pozo que, como single, lo vais a despreciar, pero a mi me encanta el bajo. Y me voy a quedar La Increíble Historia del Hombre Que Podía Volar Pero No Sabía Cómo.

Mikel: Pues a mí Bill Murray por lo que creció en el estudio. No era un tema que yo llevara muy claro de casa y, de repente, no sé, a mi me flipa todo lo que ocurre en ese tema. Y Autoterapia. Me suelen gustar mucho los temas que no me explico cómo he podido componerlos. Que me veo incapaz de hacerlos, una vez los he hecho. Y con Autoterapia me pasa eso.

Iván: Yo no podría elegir, la verdad. Te voy a decir dos que no hayan dicho ellos, pero estoy tan contento con todo lo que hay… Pero te voy a decir Canción Para Nadie y Ruido Blanco.

¿Cuántas demos se han quedado en el tintero?

Mikel: Había 19 temas elegibles, aunque ya hay otras cosas que se quedaron fuera.

Alberto: No tenemos descartes reales. Siempre van quedando las canciones dando vueltas. Y siempre nos ha pasado que en todos los discos ha entrado alguna canción que había sido descarte del anterior.

¿En Autoterapia también?

Iván: Variables es un descarte de Agujeros de Gusano. Lleva dando vueltas tres discos.

Alberto: De hecho, en este disco hay un remake de una canción de la época de cantautor de Mikel. Canción Para Nadie, que la ha rehecho y la hemos arreglado de manera diferente. Nada se pierde.

Mikel: Una cosa curiosa es que se ha quedado fuera un tema que prometimos meter en el disco anterior y que se ha vuelto a quedar fuera.

“No tenemos descartes reales. Siempre van quedando las canciones dando vueltas”

Al igual que Vetusta, Love Of Lesbian o Sidonie, vuestro nombre es una constante en ciertos años para los festivales nacionales. ¿Creéis que esto puede llegar a ser un arma de doble filo? ¿Que el público se puede llegar a saturar?

Mikel: Nos benefició enormemente. Fue nuestro escaparate al mundo. Nos enorgullece bastante pensar que hemos ganado mucha gente viéndonos en directo. Eso para un músico es muy enriquecedor, que vengan sin conocerte mucho y que se vayan con tu nombre apuntado en el brazo. ¿Puede perjudicar? Todo en exceso puede ser perjudicial. Ahí tenemos que estar atentos. Pero, por ejemplo, este verano venimos de año y medio sin tocar. Tenemos unas ganas de comer escenario que no podemos con ellas. Y, encima, hemos tenido la suerte de que la demanda ha sido altísima. No hemos hecho todo lo que nos han pedido. Pero necesitábamos girar en verano, volver a la carretera todos los fines de semana a poder ser.

Iván: Aparte que es nuestro trabajo. Si te llaman para ir a trabajar porque quieren que vayas tú y no otra persona, ¿vas a decir que no?

Mikel: Al final vamos a ir a unos 20 festivales pero vamos a cubrir toda España en verano. No nos parece tan incoherente. La movida es que tenemos mucha presencia en el cartel. Y eso es algo que antes no nos ocurría.

GIRA:

19.04: México D.F., Auditorio Lunario
21.04: Monterrey, Festival Pa’l Norte
04-05.05: Murcia, WAM Festival
11-12.05: Calviá (Mallorca), Mallorca Live Festival
18-19.05: Granada, Bull Music Festival
15-16.06: La Roda (Albacete), Festival de los Sentidos
04.07: Valencia
04-07.07: Torre del Mar (Málaga), Weekend Beach Festival
05-07.07: Caldas de Reis (Pontevedra), Festival Portamérica
13-14.07: Barcelona, Festival Crüilla
19-21.07: Cádiz, Festival No Sin Música
19-22.07: Benicàssim (Castellón), FIB
20-21.07: Alburquerque (Badajoz), ContemPOPranea
27-29.07: Benidorm (Alicante), Low Festival
02-04.08: Santander, Santander Music
08-12.08: Aranda de Duero (Burgos), Sonorama Ribera
17-19.08: Almería, Cooltural Fest
29.09: Gran Canaria, Sum Festival

Izal