3 octubre, 2017. Por

Isasa

Hablamos con Conrado Isasa sobre su gira americana, y comparte con nosotros (y nosotros con vosotros) fotos y vídeos
Isasa

Si crees que un músico que practica un género prácticamente marginal incluso en el circuito de música alternativa no tiene puertas internacionales que abrir, estás muy equivocado. Isasa, otrora ex guitarrista de un grupo fundamental del rock alternativo de los años ’90 como A Room With a View, y reconvertido hace unos años en uno de los grandes exponentes del American Primitive en la península, acaba de regresar de gira por los Estados Unidos.

No sólo no tuvo problemas con Trump en la frontera, sino que se ha pasado diez días tocando en hasta siete ciudades, grabando vídeos para canales especializados, contestando entrevistas en radios y difundiendo su particular toque, a la vez que poniendo en común los repertorios de Las cosas y Los días, sus dos primeras referencias, publicadas ambas por La Castanya.

Hablamos con Conrado Isasa sobre su experiencia americana a la vez que nos resuelve dudas de ser un guitarrista instrumental en la exigente vorágine de sobrevivir en el circuito musical, tanto en España como fuera de aquí. Él no sólo nos contesta, sino que estrena en exclusiva un par de vídeos grabados en USA por Jesse Sheppard (realizador que va registrando a los mejores músicos de american primitive: ¡suscribíos a su canal!) y comparte algunas fotografías tomadas en su gira por los states antes de reiniciar su gira por escenarios estatales.

“Para un americano, que yo tenga influencias de John Fahey no deja de resultar exótico: es como los japoneses que vienen a estudiar flamenco a España”

 

Tendemos a pensar que los artistas que consiguen girar por Estados Unidos son los que tienen un alcance casi de masas. Casos como el tuyo confirman que no siempre es así. Cuéntanos cómo surgió la posibilidad de la gira y dónde has estado tocando.

Ha surgido a base de hacer contactos en redes sociales y en conciertos. He tenido la suerte de telonear a varios grandes guitarristas americanos cuando han venido por aquí (como Glenn Jones, Geoff Farina o Micah Blue Smaldone). Hablando con ellos, y viendo la buena acogida que ha tenido mi último disco en la prensa extranjera, pues vi un buen momento para intentarlo. He estado tocando por la costa este, 10 conciertos en dos semanas: Boston, Nueva York, Filadelfia, Washington DC, Durham, Chapel Hill y Asheville.

¿Hasta qué punto es sostenible que un músico que practica el género que tú tocas haga giras internacionales? ¿Es más común de lo que parece o eres una rara avis en el circuito internacional?

Bueno, no es sostenible para nada, por lo menos en mi caso. He tenido suerte y he podido recuperar los gastos de gasolina, alquiler de coche, comidas y alojamiento, que ya es más de lo que jamás me hubiera imaginado. Pero el precio de los billetes de avión ha corrido por mi cuenta. Es una cuestión de querer hacer antes de mirar la sostenibilidad.

Yo creo que es más común de lo que parece, al final del año igual haces cuentas y ni ganas ni pierdes, pero hay momentos en los que sabes que vas a perder dinero y lo asumes. Y así veo que funcionan muchos músicos que conozco. Si piensas siempre en los números, al final te quedas en casa.

“Si piensas siempre en los números, al final te quedas en casa”

 

¿Te sientes más comprendido e integrado en el circuito americano que en el español?

No, para nada. Algo que me llamó mucho la atención de la gira en Estados Unidos, es la similitud del circuito en el que me moví por allí con el de aquí. Me refiero en concreto a los planteamientos de las salas, casa y sitios autogestionados en los que toqué. Lo mismo me programaban a mí, como a un grupo de free jazz, como a un grupo de electrónica. Y al final ves que lo que hay en común es gente interesada por la música. Sin importar el estilo o de dónde vengas. Eso es algo que también veo en España y es algo por lo que alegrarse, porque en los 90 cuando empecé no era algo tan común.

Hay nombres como Negro, Diego Hdez o Pipo Romero que también exploran las cavilaciones de la guitarra y la canción instrumental. ¿Hay compañeros afines en España? ¿Existe un circuito; o alguien que hace “american primitive” es un oasis en un territorio como éste?

Sí, sí que los hay. Negro es una gran influencia para mí, por ejemplo. Con Diego toqué hace varios años en Tenerife y justo esta semana repito y fue una influencia vital a tener en cuenta. Centrándonos en el “american primitive”, que es como podríamos definir mi estilo, hay varios guitarristas. Borealis, en Asturias, por ejemplo. Poco conocido, pero con un par de discos muy importantes, desde mi punto de vista. En Madrid están Xisco Rojo y Carnisaur. En Barcelona está Haberman, que dentro de poco estrena disco. No hay ni una escena ni un circuito pero sí hay buenos músicos y muchos sitios para ir a tocar.

Suponemos que aquí vivir de un proyecto instrumental de guitarra que no sea flamenco hace difícil que se pueda vivir de ello. ¿En Estados Unidos es posible?

Yo creo que vivir de la música es muy difícil. Admiro mucho a la gente que lo consigue. Yo no lo hago ni entra en mis planes hacerlo, pero reconozco que me gustaría. Y en Estados Unidos no creo que sea más fácil. De los guitarristas que conozco de, no hay muchos que se ganen la vida tocando. Y los que lo hacen tienen que hacer como una media de 200 conciertos al año, incluyendo una gira por Europa cada uno o dos años, para poder vivir muy humildemente. Todavía sigo asombrándome cuando descubro a músicos excepcionales y me entero de que tienen que tener trabajos esporádicos para poder subsistir. Sé que en una sociedad como la que vivimos no debería sorprenderme lo más mínimo, pero a mi lado romántico le sigue pasando.

“Sigo asombrándome cuando descubro a músicos excepcionales y me entero de que tienen que tener trabajos esporádicos para poder subsistir. Sé que en una sociedad como la que vivimos no debería sorprenderme lo más mínimo, pero a mi lado romántico le sigue pasando”

 

Has estado en radios, te han grabado unos vídeos desde un canal que registra a los mejores músicos del género American Primitive… ¿qué es lo que crees que más llama la atención de tu manera de tocar allí, en un sitio que es la cuna del género? ¿Qué es lo que crees que aportas tú al género como elemento diferenciador?

¡Buena pregunta! Yo también me lo pregunto y no lo tengo muy claro (ríe). Por un lado, creo que puede llamar la atención que soy español. Alguien de un país tan lejano que toca la música de uno siempre llama la atención. Es como los japoneses que vienen a estudiar flamenco a España, no sé. Supongo que para un americano, que yo tenga influencias de John Fahey (el padre del American Primitive) no deja de resultar exótico. Por otro lado, creo, o por lo menos me gustaría pensar, humildemente, que he incorporado al género un poco de mi tradición musical, me refiero a la guitarra española y sudamericana. Algo que igual me puede hacer sonar un poco distinto, no sé. La verdad, es que la reacción del público ha sido muy positiva, y me sigo sorprendiendo por ello.

La próxima parada internacional serán Suecia y Dinamarca entre noviembre y diciembre. ¿Ya has ido por ahí; qué esperas de esos conciertos?

Es la primera vez que voy a Suecia y Dinamarca. El año pasado estuve en Reino Unido y también fue muy bien todo. Esperar, lo que se dice esperar, la verdad es que no espero mucho. Lo digo en el buen sentido. Yo, con poder ir a tocar y que haya gente escuchándome, ya me siento satisfecho. Si luego tengo la oportunidad de conocer a gente nueva, tener conversaciones interesantes y que la cosa no sea un desastre económicamente, pues ya es la leche para mí.

¿Volverás pronto a los Estados Unidos, o hay que guardarse estas fotos y estos vídeos como el recuerdo de una cosa puntual?

Espero volver en cuanto sea posible. La puerta para volver está abierta, ya depende de un montón de otros factores que sea posible. Pero sí, me gustaría volver. Volver para tocar y volver para ver otra vez a la gente que he conocido.

Gira
05.10: Santa Cruz de Tenerife. Café Quilombo
06.10: Santa Cruz de Tenerife. Equipo Para
07.10: Las Palmas de Gran Canaria. Asociación Atlas
13.10: Sevilla. Monkey Week (Sala Kafa, 19h.)
13.10: Sevilla. Monkey Week (Sala La Calle, 23.30h.)
19.10: Madrid. La Faena II
04.11: Don Benito. The Rincón Pío Sound
16.11: Estocolmo (Suecia). Larrys Corner
17.11: Linköping (Suecia). Elsas Kulturhus
18.11: Copenhague (Dinamarca). Bar50
23.12: Alicante. Las Cigarreras

Isasa