27 julio, 2018. Por

Censura bajo demanda

Cerca de 150.000 personas firman para que cancelen una nueva serie de Netflix
Censura bajo demanda

Los caminos de la poscensura en internet son inescrutables. Todo está mal hasta que se demuestre lo contrario. Y si no, que se lo digan a Netflix, a quienes incluso a un par de semanas de que se estrene Insatiable, la nueva serie en la que una adolescente con sobrepeso aguanta cada día las ofensas de sus compañeros hasta que, tras sufrir un accidente, pierde sus kilos de más y consigue una figura esbelta, consiguiendo ser la nueva reina de la fiesta del instituto, lo que hará que se empiece a vengar de sus compañeros; ya le están pidiendo que la cancelen.

Y es que en torno a 150.000 cibernautas han hecho una petición formal a través de Change.org (¿dónde, si no?) para que cancelen esta serie, cuyos 13 capítulos de la primera temporada se estrenarán el próximo 10 de agosto, porque “el argumento normaliza el bodyshaming (burlarse del aspecto físico)”.

El escrito de la usuaria Florence Given reza así:

“Durante mucho tiempo, la narración les ha dicho a mujeres y jóvenes impresionables que para ser populares, tener amigos, ser deseables para la mirada masculina y hasta cierto punto ser un humano digno, debemos ser delgados. La toxicidad de esta serie es más grande que sólo esta serie en particular.

Este no es un caso aislado, sino parte de un problema mucho más grande que puedo prometer que todas las mujeres han enfrentado en su vida, situándose en la escala de valorar lo que son en base a sus cuerpos, para ser objetos deseables para la mirada masculina. Esta serie perpetúa no sólo la toxicidad de la cultura de la dieta, sino la objetivación de los cuerpos de las mujeres.

Esta serie necesita ser cancelada. El control de daños de la publicación será mucho peor, insidioso y siniestro para las adolescentes, que perjudicará a Netflix en su pérdida de beneficios”

En respuesta a esto, la actriz Debby Ryan, que interpreta el rol de la protagonista, Patty, ha contestado con un extenso comunicado a través de sus redes sociales en el que dice cosas como:

“Como alguien que se preocupa profundamente por la forma en que nuestros cuerpos, especialmente el de las mujeres, son avergonzados y fiscalizados en nuestra sociedad, estaba muy emocionada por trabajar en Insatiable porque es un show que trata y confronta estas ideas a través de la sátira. La sátira es una forma de dar toques de diversión a temas difíciles.

Tengo que reírme de mi dolor, si no me perderé, lloraré y me quedaré atascado en vez de trabajar en ello.  Es un mecanismo de defensa, y para muchas personas que cuentan estas historias, una forma de sanarme. […] El humor no es la burla hacia la gordura. La redención está en identificar a los abusadores y decir: ‘esto no está bien’”.

@insatiable 🖤

Una publicación compartida de 🖤 (@debbyryan) el

Censura bajo demanda