19 octubre, 2017. Por

In-Edit 2017

La madre de todos los festivales de rockumentales del mundo
In-Edit 2017

Prácticamente crearon una tendencia: la de los documentales musicales, algo que pasó a lo largo de la historia de soslayo como un subgénero de minorías.

Sea por (como diría Javier Cárdenas) casualidad o gracias a que festivales como el In-Edit consiguieron redimensionar el rockumental, la cita anual volverá un año más a ocupar durante más de una semana, entre el jueves 26 de octubre y el domingo 5 de noviembre, los cines Aribau Club de Barcelona; y traerá también un puñado de las decenas de títulos que se proyectarán en la capital catalana a Madrid, concretamente a los Cines Golem, entre el jueves 26 y el domingo 29 de octubre. Puedes consultar la programación de Barcelona o la de Madrid.

En Notodo hemos pasado revista a la programación global del festival y te facilitamos la vida: si quieres ver documentales de nombres propios, de géneros y tendencias musicales o de la escena catalana; te los resumimos por partes, como Jack, el destripador.

DE NOMBRES PROPIOS VA LA COSA

Es el sub-subgénero clásico del subgénero del documental musical: pillar una figura icónica, sea un artista en solitario o un grupo, y retratar, bucear en su vida, material de archivo, llamar a sus familiares y amigos e, incluso, tirar de ellos mismos si es que aún viven y, en tal caso, si quieren plantarse frente a una cámara a narrar su vida y obra.

Este año hay al menos veinte títulos de este perfil. Entre ellos, podremos descubrir el trabajo contemporáneo de proyectos como el de los británicos Sleaford Mods, una suerte de conexión hooligan-rapera (en el film Bunch of Kunst); el trabajo conjunto de Iggy Pop y Josh Homme en el estudio de éste para crear el Post Depression Pop (un homenaje a Bowie del líder de The Stooges) que veremos en American Valhalla; u otro que documentará el proceso creativo (y genético) del debut de Residente tras el fin de Calle 13.

En cuanto a nombres clásicos de diversos géneros, desde el jazz y el pop hasta el trash metal, podremos disfrutar de la revista que se pasará a figuras como John Coltrane (en Chasing Trane), Marianne Faithfull (en Faithfull), Tangerine Dream (en Revolution of Sound), Sepultura (en Sepultura Endurance), Madness (My Life Story, centrada en Suggs, vocalista de los británicos), PiL (The Public Image is Rotten, con el propio John Lydon narrando la historia de su banda después de Sex Pistols), XTC (en This is Pop), Bad Brains (en Finding Joseph I, sobre el vocalista de la banda de hardcore-reggae), la histórica banda brasileña Os Cariocas (en Eu, Meu Pai e Os Cariocas) e incluso nuestros granadinos 091 (en ¿Qué fue del siglo XX?).

Para bucear en nombres propios desconocidos para el gran público, pero de importancia capital para comprender la evolución de la música, podremos ver el retrato sobre Suzanne Ciani pionera de la música electrónica y efectos musicales para publicidad, en A Life in Waves; el documental sobre Bill Frisell, uno de los mejores guitarristas, apología de la libertad entre el jazz, el folk y la música improvisada; un Blue for a moment que buceará por la vida del poeta, percusionista y artista visual sueco Sven-Åke Johansson; uno (The Potential of Noise) sobre Conny Plank, visionario productor de la vanguardia alemana de los ’70; una Completely in the Present que tratará sobre Tony Conrad, uno de los artistas más iconoclastas y versátiles, desde músico a videoartista, pensador, filósofo y pionero de la música drónica y minimalista; y sobre Alain Johannes, uno de los guitarristas que más influyó al rock alternativo, con amigos como Red Hot Chili Peppers, Pearl Jam, Josh Homme, Mark Lanegan o Soundgardem, en la indispensable Unfinished Plan.

Y especialmente curiosa, a medio camino entre todas las otras sub-líneas y ninguna, podremos ver The Allins: una especie de falso reality-documental con la familia de GG Allin como protagonistas, colándose en su día a día y recordando la figura de uno de los chicos malos del punk.

DE GÉNEROS Y ESCENAS MUSICALES VA LA COSA

Personalmente, me parecen los títulos más interesantes y arriesgados de hacer: aquellos que identifican una tendencia, un punto ciego que nadie ha tratado, un circuito, una comunidad… algo que la gente conoce o no, pero que bien merece la pena tratar, tanto desde el punto de vista sociológico-musical como historiográfico.

Especialmente curiosos serán los relatos que se harán sobre un subgénero ochentero casi desconocido como el queercore (un elogio de ‘lo gay’ del que participaron activamente las proto riot grrrls y artistas como Bruce LabRuce o G.B. Jones); el documental Quest que, a lo Boyhood y durante ocho años, pasando de Obama a Trump, se cuela en la intimidad de una familia afroamericana del norte de Filadelfia, tratando tanto la discriminación racial como los cimientos barriales y sociológicos del hip-hop como desahogo expresivo; uno que buceará en I Am Gagarin sobre el ascenso de la música rave en la recién derrocada URSS; o el film inaugural, una Liberation Day que relatará las vicisitudes de los eslovenos Laibach en Corea del Norte y sobre cómo cantar parodias sobre Hitler, Stalin o Tito y versiones de hits pop ante la mirada de Kim Jong-un.

Además se podrá bucear entre las reinas de la música dancehall en Bruk Out!; la experiencia de Eagles of Death Metal tras la tragedia del Bataclan parisino; la historia de las mixtapes grabadas en cintas de cassette; colarse en los cimientos de la música electrónica alemana al margen del circuito clubbing y techno (en If I Think of Germany at Night); el fenómeno japonés de las Tokyo Idols, adolescentes que cantan y bailan para satisfacer las carencias afectivo-sexuales de hombres adultos; la radiografía periodística sobre la situación de la música en España comparada con otros países occidentales de Kids Used to Sing; las grabaciones de Don Letts para revisar las primeras punk-reggae-parties en Two Sevens Clash; o la dramática When God Sleeps, en la que, utilizando la triste historia del cantante iraní exiliado en Alemania Shahin Najafi, cuya cabeza tiene precio acusado por blasfemia, se trata el tema del heroísmo sin épica para alcanzar la libertad de expresión.

DE CATALUÑA VA LA COSA

Momento especialmente delicado para posicionarse (o no), pero también una oportunidad para acercarse a la escena musical catalana, a sus músicos más icónicos, a las tendencias que han aflorado a lo largo de su historia musical.

En esta edición podremos ver desde retratos que se acercarán a iconos de la Barcelona sumergida como Sean Levitt (un guitarrista talentoso y ultradestructivo que marcó el jazz de la Barcelona de los años ’90, alrededor del Taller de Músics), Nando Dixcontrol (pinchadiscos histórico de la escena bakala barcelonesa noventera en Ciudadano FG: Baila o Muere) o Steven Munar (en The Miracle Boy, un retrato del anglomallorquín, icono del underground de los últimos 25 años).

Pero también podremos bucear en Dub It Yourself sobre la escena reggae y dub barcelonesa; sobre la vida de Alicia de Larrocha, una de las pianistas clásicas más importantes de la historia; la tienda de discos del Poble Nou Ultra-Local Records (en MicroClima Sound); la vida de Jesús Moreno Peyrón en L’home orchestra, un conocido pianista barcelonés que trabajó con Nat King Cole, Edith Piaf, Frank Sinatra o Carmen Miranda; la experiencia de la Barcelona Gypsy Klezmer Orchestra girando por los Balcanes.

In-Edit 2017