24 octubre, 2018. Por

In-Edit 2018

La vida rockumentada, la vida mejor
In-Edit 2018

Si cada canción y cada artista es (al menos en principio) distinto, y aporta una mirada diferente y consigue abordar la música desde perspectivas nuevas y absolutamente singulares y personales; imaginaos cada una de las miradas que observan esa mirada y luego la proyectan.

No os hagáis la picha un lío, voy al meollo: el In-Edit ha conseguido año tras años, desde su nacimiento en el 2003, proyectar diferentes miradas, en torno al documental, sobre diferentes artistas, escenas, épocas, ambientes, garitos y situaciones alrededor del mundo de la música. Su imparable ascenso, su expansión a ciudades como Madrid, su versatilidad y transversalidad a la hora de armar las programaciones, ha convertido al cartel de cada año de este festival de cine en un cartel envidiado por el grueso de festivales musicales de todo el mundo.

Este año, entre el 25 de octubre y el 4 de noviembre, los cines Aribau de Barcelona acogerán hasta 58 películas; mientras que, en Madrid, se mudan este año, entre el 1 y el 4 de noviembre, a los Cinesa Proyecciones, abrirán una sala más (dos salas en total) para proyectar 14 de esas películas. Te contamos lo que os encontraréis este año en el festival.

LOS QUE MIRAN DESDE AFUERA

Si los nombres propios internacionales que forman parte del In-Edit formasen parte de un cartel de festival musical, ríete tú del Coachella y el Glastonbury. Como siempre, la mirada del In-Edit no entiende de géneros ni de generaciones musicales.

Por allí podremos ver retratos documentales de algunos de los más grandes artistas latinoamericanos, desde el dominicano Rubén Blades a los cariocas Joao Gilberto o Maria Bethania o los chilenos Lucybell; pero también poniendo el ojo en algunas de las artistas más importantes de todos los tiempos: desde mitos del rock and roll como Joan Jett al punk alternativo como L7 o The Slits, la new wave como la diosa Grace Jones, la música urbana con perspectiva de género como las neoyorquinas Yo Majesty (recomendamos encarecidamente que veáis esta película) o una de las últimas grandes revolucionarias de la música, la británica-hindú M.I.A., con el documental que, sin lugar a dudas, se ha convertido en el principal atractivo del festival: recorriendo su vida desde que era una refugiada en Londres hasta que se convirtió en un icono global.

También habrá curiosas miradas sobre Elvis Presley (analizando su figura como un paradigma sociopolítico del sueño americano) o Kiss (en un film de animación en el que se encuentran con Scooby-Doo); pero también habrá hueco para el hardcore (un documental sobre Agnostic Front), la música de vanguardia (desde el icono de la no wave Von LMO al pianista Ryuichi Sakamoto), el primer indie británico (miradas sobre The Wedding Present y The Go-Betweens), el rock and roll más macarra (llamando a Radio Birdman) o el divismo pop 80s (el mítico George Michael).

LOS QUE MIRAN DESDE ADENTRO

Pero también habrá una mirada, si cabe más íntima y con un carácter incluso de cine social, sobre la escena estatal, especialmente sobre proyectos que guardan alguna relación con Cataluña. Porque, a excepción de la mirada que se coloca sobre la doble vida de Jorge Martí, líder de La Habtiación Roja; la que propone el cineasta de vanguardia Lois Patiño durante el proceso de grabación de la versión de la histórica A Santiago voy, el último single de Novedades Carminha con Esteban & Manuel; el documental sobre la icónica banda de punk vasco Cancer Moon; la que coloca Fernando Colomo sobre el mito rockadnrollero de los Burning; o el especial que se hará sobre La Hora Musa, el regreso de TVE a la producción de formatos musicales; el resto de los títulos guardan relación con Cataluña.

Como principal atractivo, la mirada sobre Peret de un modo absolutamente transversal; el documental sobre la importancia que ha tenido el festival Altaveu (en La gent no s’adone del poder que té); o el cortometraje Negre de merda, sobre un joven de Banyoles de origen gambiano que encontró salida y refugio en la música; pero también acercamientos en clave cáustica a los 75 años de la Sala Apolo; o una alianza con El Bloque, uno de los programas que está cambiando la manera de hacer televisión en internet, y que más está profundizando en el movimiento de la música urbana.

Además, documentales y miradas varias que van desde el flamenco José “Pantanito” a cantautores como Miquel Serra, Ramon Mirabet o El Sobrino del Diablo, el grupo riot Pentina’t Lula, la jazzera Andrea Motis o la dueña de uno de las últimas tiendas de música históricas que colindan con Las Ramblas, el Emporium.

LOS QUE PASAN DE LOS NOMBRES

Pero, en ocasiones, no es necesario siquiera tirar del gancho del nombre propio. Más allá que se profundizará en el universo de sellos históricos como Wax Trax! Records (que revolucionó el underground de los ’80 e impulsó la música industrial), Trojan Records (otro tanto, pero con la música jamaicana desde los años ’60) o Blue Note Records (el sello de jazz más importante de la historia); e incluso espacios como el Ealing Club (icónico garito londinense donde dieron sus primeros pasos The Who, Cream o The Rolling Stones) o el Studio 54 (icono de la movida neoyorquina); o recuperando rockumentales clásicos como el Cocksucker Blues (sobre los Rolling Stones) o el 24 Hour Party People (sobre la escena Madchester); es probable que entre las películas más apetecibles del In-Edit, el grueso salgan de entre las que abordan diferentes temáticas.

Desde la catalana Un crit de cor (sobre una iniciativa nacida de los institutos públicos de Cataluña, Baleares y Valencia para hacer música conjuntamente) hasta The Strange Sound of Happiness (sobre el viaje de un siciliano a Siberia para conocer cuanto pueda sobre el arpa de boca), I Used to Be a Normal (sobre cuatro fans de boybands), High On Hope (sobre la escena rave de finales de los ’90 en Inglaterra), Ethiopiques (sobre la ‘movida etíope’ de finales de los años ’60), Eden (o Mia Hansen-Love retratando la escena electrónica del París de los 90-2000) o Desolation Center (el festival que inspiró el Lollapalooza y el Burning Man).

LO QUE VEREMOS EN MADRID

No es fácil elegir cuando tienes casi sesenta títulos que pueden interesar a prácticamente cualquier cinéfilo y melómano que se precie; pero en la facción madrileña del In-Edit (que, repetimos, este año se celebrará en los Cinesa Proyecciones entre el jueves 1 y el domingo 4 de noviembre) lo han hecho: 14 títulos y 24 pases, teniendo en la mayoría de ellas una segunda oportunidad para verlas.

Entre las seleccionadas podremos ver las miradas sobre la vida y obra de M.I.A., Burning, Elvis Presley, L7, Ryuichi Sakamoto, George Michael, Radio Birdman, The Wedding Present, Rubén Blades o Jorge Martí; pero, también, los relatos que se construyen sobre los sellos Wax Trax! Records o Trojan Records; o el Desolation Center sobre el histórico festival en pleno desierto de Mojave o el que se presenta sobre el Studio 54.

In-Edit 2018