14 diciembre, 2018. Por

Helium Horse Fly

La música clásica que suena a noise-punk necroso viene de Bélgica
Helium Horse Fly

No os esperéis arcoíris de colores, ni tonos pastel, ni melodías pop perfectamente armonizadas, ni sonrisas. La propuesta de Helium Horse Fly va directo y a la encía: sonoridades que se mueven en una amplia gama de tonos oscuros, haciendo gala de arte de lo grotesco, en un ambiguo y polifónico registro con trazas de noise, post-punk, rock industrial, dark-wave, música clásica, jazz-punk y hasta de performance negra, su inminente nuevo disco, que verá la luz el próximo 18 de enero a través de Dipole Experiment Records.

Lo nuevo del cuarteto belga, que ha grabado Xavier Dromard, producido él mismo junto a Stéphane Dupont y masterizado por Brian Lucey (que ha hecho el máster de discos de artistas como Marilyn Manson, David Lynch o Ghost, para que os vayáis haciendo una idea del registro que manejan) se titulará Hollowed, dicen que hay escucharlo “como una pieza única, como un políptico, como una serie de ventanas abiertas a un mundo que no tenemos pero que nos permiten vislumbrar frescos fascinantes de colores desconocidos”.

De las seis canciones que conforman este nuevo repertorio, estrenamos en exclusiva Happiness, una pieza de seis minutos que servirá para abrir el álbum.

Helium Horse Fly