11 septiembre, 2018. Por

Guerra de Pigmentos

El pigmento más negro del mundo contra el pigmento más rosa del mundo, esa es la cuestión
Guerra de Pigmentos

Érase una vez un cuento… Y es que esta historia parece más un cuento surrealista que otra cosa, más propio de la ciencia ficción que algo que haya pasado en el mundo real. ¿Quién dijo que no había salseos dentro del artisteo? Este es un cuento lleno de color rosa y negro, de cómo han surgido y la polémica que se esconde detrás de ellos. Acompañadme a través de esta colorida (u oscura) historia.

El pigmento más negro del mundo

Anish Kapoor, conocido por su trabajo como escultor, un día decidió usar el pigmento más negro del mundo, al cual llamó Vantablack. Para ello consiguió la ayuda de la compañía británica NanoSystem. En teoría éste se creó con fines materiales y científicos pero a Kapoor se le metió entre ceja y ceja conseguir los derechos para poder pintar con él.

Este pigmento no es un pigmento normal, está creado a través de nanotubos de carbono que son capaces de absorber el 99.96% de la luz, lo que hace a este pigmento tan especial, ya que sobre un fondo negro ni siquiera se pueden distinguir los bordes sobre el material alque se haya aplicado dicho pigmento.

Hete aquí el vantablack

El pigmento más rosa del mundo

Ante esto, Stuart Semple decidió crear el pigmento más rosa del mundo, llamado PINK, él es conocido por buscar y utilizar colores de gran viveza, y la creación de este pigmento tiene total sentido dentro de su mundo artístico. PINK, sin embargo, está disponible para todo el mundo que lo quiera comprar excepto para una persona.

Hete aquí el PINK

La guerra de los pigmentos

Y la guerra empieza aquí. A Semple no le pareció bien que Kapoor tuviera los derechos exclusivos de utilizar el Vantablack en su trabajo, éste ponía como defensa que la producción del pigmento Vantablack es costosa, ya que para producirlo se necesitan grandes cantidades del producto debido a su densidad. A mucha gente y, especialmente a Semple, esto le pareció una simple excusa para ser un copito de nieve entre los artistas y el único en poder utilizarlo.

Como he dicho antes, Semple creó PINK, que está a disposición de todo el mundo menos para Kapoor y toda persona relacionada con él que esté dispuesta a dárselo o vendérselo. Pero como era de esperar, Kapoor utilizó sus mañas y consiguió obtener un bote del pigmento PINK saltándose la prohibición a la que se le tenía impuesto y burlándose de esta forma de Semple.

Hete aquí el PINK robado

Ante esta provocación Semple respondió con una foto en la que sus dedos hacián el símbolo de la victoria pintados supuestamente con Vantablack, aunque ésto es algo dudoso ya que la mecánica que se esconde detrás del oscuro pigmento es capaz de quemar la piel.

Hete aquí el Vantablack robado

Pero Semple no se quedó a gusto con esta semi-venganza y dijo que, por suerte, Kapoor no tenía el brillo más brillamente del mundo, llamado Diamond Dust, que sacó a la venta al mismo tiempo que PINK. Diamond Dust también cuenta con la prohibición de que Kapoor lo pueda adquirir.

Hete aquí el Diamond Dust

¿Cómo evolucionará esta guerra tan estrambótica y colorida?

Guerra de Pigmentos