28 junio, 2018. Por

Florence, confesora

Florence + The Machine confiesa sus problemas pasados con el alcohol
Florence, confesora

Tres años han pasado desde el magnífico How Big, How Blue, How Beautiful que trajo a Florence + The Machine varias veces a nuestro país, primero al FIB y más tarde en una gira por grandes pabellones. Y la espera se acabará este viernes 29 de junio, cuando vea la luz High as Hope, diez nuevas canciones, entre las que ya hemos podido escuchar Hunger, Sky Full of Song y Big God.

Y claro, Florence Welch ya ha comenzado a dar entrevistas promocionales. En una de ellas, la que ofreció a The Guardian, ha confesado algunos conflictos de su pasado relacionados con el alcohol y los desórdenes alimenticios, entre otras cosas:

“Estaba borracha la mayor parte del tiempo, con Martinis extra secos: tomaba tres chupitos de una sola vez. Nunca estaba interesada en una buena copa de vino. Mi manera de beber era otra. Estar de fiesta tenía que ver con no querer lidiar con el hecho de que mi vida había cambiado: no quería venirme abajo. Cuando me di cuenta que podía actuar sin alcohol fue una revelación. Hay disconformidad e ira, y en el momento en el que se encuentran es cuando te abres de par en par. Eres libre”

Florence, confesora