12 junio, 2015. Por

Si los ángeles disparan

El umbral de Primavera. Madrid
Si los ángeles disparan: montaje litúrgico sobre la matanza de Puerto Hurraco en El umbral de Primavera
Si los ángeles disparan

"¡Pum pum!" Repite como un mantra Luciana, mientras vaga por la sala, fantasma de una España negra como el carbón. ¡Pum! Disparando palabras entre dientes mientras enciende decenas de velas. Inflamando el dolor de su alma, destilando odio y cocinando la matanza que las escopetas de sus hermanos llevarán la cabo. Esos dos hermanos que disparan como los ángeles. Y es que Si los ángeles disparan es el nombre del montaje dirigido por Iván Ugalde que se puede ver en El umbral de Primavera de Lavapiés. La obra, basada en el texto Garrulos, de Jorge Moreno, es una ceremonia de locura y violencia lóbrega y perturbadora. Los protagonistas son los hermanos culpables de la matanza de Puerto Hurraco y el montaje nos sitúa en un juego temporal previo y posterior a los hechos en cuestión. Más que una narración es casi un estado mental, forzándonos a un descenso al universo de estos hermanos dementes.

Iván Ugalde (conocido como intérprete en Peceras o el Elepé de Carlos Be, por ejemplo) se lanza a la dirección y sorprende con una puesta en escena rica, especial y muy interesante. La nave de entrada de El umbral de Primavera, con su suelo empedrado, altillo y recovecos, es un lugar perfecto para esta historia que la compañia Teatro Hermético ha aprovechado al máximo. La atmósfera engendrada, con esos altares repletos de velas, la música de una guitarra eléctrica en directo, la disposición del público y el movimiento de los actores es única, creando la sensación de estar presenciando una liturgia oscura, casi mística. En la que no se juzga el comportamiento de estos hermanos, no se establecen sus razones ni se les culpa o defiende. Simplemente se les acompaña en su enajenación y ansias de venganza. Y sutilmente se dan pistas sobre los enfermizas lazos que les unen. Son animales escondidos en su guarida, aterrados por el mundo exterior. Y los intérpretes (Manuel Domínguez, Ana Feijoo, Paco Gámez y Elena Tur) consiguen meterse en la piel de estos seres desvalidos y peligrosos, habitantes de una España costumbrista y profunda, dotándoles de un equilibrio perfecto entre fragilidad y locura. Una fantástica y caracterizada labor, particularmente difícil además a causa los acentos y la especial psicología de estos personajes.

Si los ángeles disparan
conjuga poesía y puntos de humor negro (unos puntos que tal vez son lo único que no llegan a funcionar del todo todavía) y sumerge al público en el enrarecido mundo de estos cuatro hermanos obsesionados por la luz (la de las velas, las bombillas, el sol) pero abocados a la oscuridad. El rito de la venganza sigue su curso. La voz de Luciana resuena en la sala y la locura sale a escena: “¡Pum, pum! ¡Dos tiros y se acabó!”

Si los ángeles disparan

+ INFO

Nombre del montaje: Si los ángeles disparan

Disciplina: Teatro independiente

Director: Iván Ugalde

Autor: Jorge Moreno

Reparto: Manuel Domínguez, Ana Feijoo, Paco Gámez y Elena Tur

Música original (en vivo): Rafael Domínguez
Escenografía: Lola García
Iluminación: Jesús Antón
Aydte. de dirección: Paco Celdrán y Georbis Martínez
Asesora de Comunicación Digital: Patricia Romera
Diseño gráfico: IVO
Compañía: Teatro Hermético

D�nde: El umbral de Primavera

Direcci�n: Primavera, 11, Madrid

Hasta: 28.06

Horario: Domingos a las 20h.

Precio: Ant.:12 € / Taq.: 14 €

Venta de entradas: elumbraldeprimavera.com