Urgencia

Sala Triángulo. Madrid

Una puede encariñarse del dolor ajeno. Aunque sólo sea por unos minutos”, expone una enfermera al presentar este peculiar hospital público. Una cruz blanca como suelo. Un inquietante fondo de radiografías como imagen perenne de la desnudez y la aflicción más recóndita del ser humano. Cinco pacientes, tres enfermeras y una sala de espera. Dolor. Mentiras. Absurdo. Embarazadas de plumas negras. Tímidos travestis. Niños mayores y madres totalitarias con inciertos fines. Una cantante lírica y un violín. Nessun Dorma. The House of the Rising Sun. Humor negro. Un pájaro herido. Danza. Deseo. Violencia... Todo cabe en Urgencia, un montaje de la compañía Teatro Atómico, con texto del chileno Alejandro Moreno Jashés adaptado y dirigido por Iván Rojas que ha vuelto a la Sala Triángulo de Madrid. Un espectáculo que viene avalado por sus buenas críticas, finalista en Talent Madrid 2013 y además financiado por el tan socorrido y recurrente (en los tiempos que vivimos) crowdfunding.

Urgencia es un montaje de personajes extremos y una atmósfera enrarecida, casi lynchiana. Los cinco personajes coinciden en la sala de espera de este peculiar hospital regentado por las tres glaciales enfermeras. Tres maestras de ceremonias de una particular y oscura celebración, que bien podrían ser tres Parcas de blancas vestimentas tejiendo y destejiendo el hilo del destino de aquellos que caen por sus oníricos territorios. No se puede contar mucho más, ya que tampoco nos encontramos ante un espectáculo narrativo al uso, sino que convergen múltiples disciplinas para enriquecer visual y poéticamente la propuesta, ofreciendo un espectáculo tremendamente sugerente y que, sin duda, merece la pena. Pocos elementos pero bien dispuestos conforman la escenografía, acompañada por un fantástico vestuario y unos interesantes y muy pensados diseños de sonido e iluminación. Iván Rojas y la compañía consiguen una experiencia profundamente estética, perturbadora y poética, sobre la experiencia humana como representación, el dolor (propio y ajeno), el dominio y la sumisión, las carencias afectivas en definitiva, y un largo etcétera de múltiples elementos más que cada espectador debe descubrir después de la intervención. Los actores desgranan sus interpretaciones con una precisión de cirujanos, cortando y cortando hasta hacer sangrar. Consiguen además defender perfectamente, con un espléndido trabajo corporal, las coreografías (sencillas pero tremendamente efectivas) que jalonan la propuesta. Es un elenco compacto que realiza una impresionante labor con estos personajes tan extremos, metáforas y símbolos de necesidades de una sociedad a la espera de atención. Una operación a corazón abierto en el terreno de lo onírico. Experiencia original y muy recomendable para los amantes de espectáculos diferentes y arriesgados. En la que la que el delirio se confunde con la realidad y la desorientación se entremezcla con la fascinación. “Y ahora, ¿qué?” “Ahora, el desenlace”. Y, tras una hora especial y turbadora, de risas incómodas y potentes imágenes (y después de un monólogo que deja huella y cicatriz) llega el fin: “La función termina ya”.

"URGENCIA" from Teatro Atomico on Vimeo.


¿lo has visto?
escribe aquí tu opinión


código de seguridad
(introduce el código que aparece a la izquierda):
nombre (obligatorio):
e-mail (obligatorio, no aparecerá publicado):
comentario: