23 mayo, 2013. Por

La danza de la muerte

La Puerta Estrecha. Madrid
La Puerta Estrecha baila al son de La danza de la muerte, de Strindberg
La danza de la muerte

Dejad los que aquí entráis toda esperanza…” nos avisa uno de los personajes, bajando por una rampa de madera hasta ese infierno que nos espera en La danza de la muerte, el nuevo montaje de la compañía La pajarita de papel. La ubicación: ese especialísimo rincón de turbia atmósfera dedicada al arte escénico puro que es La puerta Estrecha. La obra de Strindberg se convierte en manos del director Rodolfo Cortizo en un baile angustioso, esperpéntico e intenso que sumerge al reducido público presente en un asfixiante universo conyugal. Colores terrosos, colgantes telas ajadas, flores secas, un candelabro de torcidas velas… Elementos todos que conforman un universo íntimo, íntimo casi hasta el ahogo. El universo de un matrimonio aislado del mundo exterior, extenuado en su convivencia, unidos sin remedio (“soldados”, como dicen en un momento) esperando a la muerte del otro para poder liberarse. Y mientras, la lucha continúa. El rencor por la vida perdida. Los incesantes insultos. La existencia aprehendida y escondida en el subsuelo. Hasta que un llega un tercer personaje. Un elemento con el que jugar al odio y que arrojar a los brazos del otro en este macabro vals nupcial.

Cortizo logra un ambiente asfixiante (con un sencillo pero muy efectivo diseño de iluminación y una definida ambientación sonora) en el cual el delirio de los actores se encuentra a escasos centímetro de los espectadores. Sus caras, blanquecinas. Sus atuendos, casi mortajas. Todo hace de estos personajes seres fantasmales, prácticamente ya muertos en vida. Lo que se nos presenta más parece un recuerdo espectral, una especie de castigo infernal propio de un universo dantesco en el que los personajes están abocados una y otra vez a revivir sus pecados. El expresionismo de la puesta en escena potencia este halo de irrealidad que impregna cada fibra del montaje. Empezando por las actuaciones. En especial la de un exageradísimo Nicolás Fryd (en el papel del marido, Edgar) una especie de Klaus Kinski hispanoamericano, que se retuerce, grita, y convulsiona hasta el histrionismo. El cual se complementa con Victoria Peinado Vergara, que interpreta a una extremadamente intensa esposa. Su interpretación es tremebunda, con la contención como punto de partida. Una contención dramática de gestos y modulación perfecta de la voz. Pero de mirada tan intensa que podría ser una fascinante estrella del cine mudo (si no fuera porque sería una pena perder una voz extraordinaria). El tercer personaje, el primo Kurt, es interpretado por Paco Gámez en un registro adusto y gutural en su voz para compensar interpretativamente los años que distancian al intérprete de su personaje (tal vez resulta demasiado joven, pero lo defiende muy bien). Y por último, la criada, interpretada por Violeta Jara Martín, personaje casi siempre en segundo plano (aunque es la encargada de abrir y cerrar el espectáculo) hasta que se rebela (y revela) en una onírica y pesadillesca intervención con el marido.

Algo más de una hora de infierno no apto para todos los paladares, desde luego. Una hora de delirio, locura, odio y enfrentamiento. Un baile angustioso. Un vals obsesivo (por cierto, magnífico e increíblemente evocador ese momento de escucha atenta a la música de la fiesta, retazo lejano del abandonado mundo exterior) en el que los personajes giran y giran en círculos sin avanzar, sumergiéndonos más y más cada vez en el oscuro mundo de Strindberg y La puerta estrecha. Danzad, danzad, malditos…

La danza de la muerte

+ INFO

Nombre del montaje: La Danza de la Muerte

Disciplina: Teatro independiente

Director: Rodolfo Cortizo

Autor: August Strindberg

Adaptaci�n: Rodolfo Cortizo

Reparto: Nicolás Fryd, Victoria Peinado Vergara, Paco Gámez y Violeta Jara

Música: Johan Halvorsen
Escenografía, Vestuario y Atrezo: La Puerta Estrecha
Diseño de Iluminación y Sonido: Rodolfo Cortizo y Nicolás Fryd
Diseño Gráfico y Fotografía: José Gonçalo Pais
Producción: Peldepa S.L.L.

D�nde: La Puerta Estrecha

Direcci�n: Calle del Amparo, 94. Madrid

Hasta: 30.06

Horario: Viernes, sábado y domingo a las 20.30h.

Precio: 17 €

Venta de entradas: www.teatrolapuertaestrecha.org