17 octubre, 2014. Por

El Principio de Arquímedes

Teatro de la Abadía
Josep Maria Miró estrena El principio de Arquímedes en el Teatro de la Abadía
El Principio de Arquímedes

Profundidad y reflexión en un envoltorio de aparente sencillez. Gestos aparentemente inocentes que, sumados a una impenetrable capa de prejuicios, se transforman en miedo y violencia. Impactante en su simplicidad, capaz de remover valores y principios, El Principio de Arquímedes aterriza en el Teatro de la Abadía de Madrid dos años después de haber pasado por el festival Grec Barcelona en 2012. Es también la consagración de Josep Maria Miró i Coromina, co-autor de la sorprendente La gran nit de Lurdes G. y autor y director de la polémica Gang-Bang, vista hace dos temporadas en el proyecto T-6 del TNC.

El argumento gira alrededor de la sospecha: un entrenador de natación abraza y da un beso a un niño miedoso con la piscina. A partir de aquí se genera muy rápidamente una tormenta de suposiciones, malentendidos y desconfianzas que aturden al protagonista, a sus amigos y al espectador. El punto de partida de la propuesta es tan simple, en apariencia tan visto, que la primera reacción es de rechazo: ¿es necesaria otra obra sobre pedofilia? ¿No es un recurso demasiado fácil buscar la provocación y la polémica con este tema? Pero si uno se deja arrastrar por la trama, construida hábilmente como un puzle en el que poco a poco van encajando las piezas, pronto se da cuenta que la propuesta no busca ni moralizar ni dar respuesta, sino más bien todo lo contrario. El Principio de Arquímedes enfrenta al espectador con sus inseguridades, sus miedos, y lejos de dar lecciones, deja un montón de preguntas al aire, que siguen removiendo la conciencia días después de la función.

Para resaltar la tensión y la multitud de puntos de vista desde los que puede verse la historia, Josep Maria Miró crea además una original y sorprendente puesta en escena, en la que el vestuario parece girar y que permite al espectador enlazar y completar las escenas viéndolas desde uno y otro lado. El efecto, mágico, funciona muy bien como metáfora visual de la importancia de ponerse en otro lugar y de mirar los hechos de lejos y desde otros ángulos.

El grupo de actores, fantásticos todos ellos, está encabezado por Rubén de Eguía (el gran descubrimiento de Josep Maria Pou y que compartió protagonismo con Concha Velasco en La vida por delante) y cumple a la perfección con una función milimetrada, un juego de simetrías en el que la tensión, las dudas y el terror van calando, poco a poco. ¡Muy recomendable!

El Principio de Arquímedes

+ INFO

Nombre del montaje: El Principi d'Arquímedes

Disciplina: Teatro Independiente

Director: Josep Maria Miró i Coromina

Autor: Josep Maria Miró i Coromina

Reparto: Albert Ausellé, Roser Batalla, Rubén de Eguia i Santi Ricart

Escenografía: Enric Planas
Vestuario: Albert Pascual
Iluminación: David Bofarull (aai)
Disseny de so: Damien Bazin
Construcción de escenografía: Pablo Paz i Guille Góngora
Fotografía: David Ruano
Ayudante de dirección: Xavier Pujolràs

D�nde: Teatro de la Abadía

Direcci�n: Fernández de los Rios, 42. Madrid

Hasta: Hasta el 02.11

Horario: De martes a sábado a las 20.30h.; domingos a las 19.30

Venta de entradas: es.patronbase.com