16 junio, 2015. Por

Fortune Cookie

Teatro Valle-Inclán. Madrid
Fortune Cookie, o un experimento metateatral acerca del arte y el amor
Fortune Cookie

Un manto de plumón blanco recubre el escenario. Blanco nieve. Blanco sal. Blanco arroz. Decenas de maneki nekos pintados de blanco mueven sus patitas atrás y adelante colgando desde las alturas, tentando a la suerte. Unos juncos cercan una esquina y un mini bar blanco preside la otra. En este lírico y diáfano escenario se presenta Fortune Cookie, la nueva aventura teatral del tándem José Manuel Mora – Carlota Ferrer después del éxito de sus Los nadadares nocturnos (Premio Max al mejor espectáculo revelación de este año). Fortune Cookie se enmarca, además, junto al Hard Candy de próximo estreno dirigido por Julián Fuentes Reta, dentro de los laboratorios de creación puestos en marcha por LaZonaKubik y el laboratorio Rivas Cherif del CDN. Un muy interesante proyecto en el que los procesos de ensayo se han visto abiertos al público para acabar siendo estrenado en el Teatro Valle-Inclán.

Mora, Ferrer y todos los profesionales participantes, desde los intérpretes (Alba Celma, Joaquín Hinojosa, Alberto Jo Lee, Esther Ortega, David Picazo) hasta los responsables del diseño de luminación (José Espigares), escenografía (Mónica Boromello y Alessio Meloni), vestuario (Ana López Cobos)… han concebido un espectáculo especial, que pivota en torno al hecho creativo y al amor. Al amor real y al proyectado, al paternofilial (por venir) y al de pareja. Y, sobre todo, el amor al Arte. Dos historias sostienen la dramaturgia: la de una distribuidora teatral, Rosalba (personaje por lo visto basado en la distribuidora real, e interpretada aquí por Esther Ortega), enamorada del espectáculo de Los nadadores nocturnos  y que quiere mover una función llamada Fortune Cookie. Rosalba, además, transfunde un amor frustrado de juventud al teatro, historia bastante fascinante y tal vez lo más potente del montaje. Por otro lado encontramos la historia del Autor (Joaquín Hinojosa), que pretende ir a China para adoptar una niña. Y cómo va integrando elementos de su día a día en su próxima (y presente) obra, Fortune Cookie. El fantasma del ex-novio carnicero de la distribuidora teatral, un maestro taoísta que trafica con antirretrovirales o una mujer oriental que va a dar a luz a una niña en China (con los problemas que conlleva) son los otros personajes que se cruzarán en este batido metateatral.

Fortune Cookie es una reflexión acerca del poder sanador del arte. Del teatro en particular. Casi un homenaje a la propia pieza que se está representando. Un experimento híbrido a medio camino entre el esteticismo orientalizado (aunque en este caso la referencia viene dada por algo tan obvio que empieza desde el título) de un Bob Wilson (salvando las distancias) y la bilis surrealista de una Angélica Liddell (aunque en un tono bastante más amable y luminoso). Fortune cookie, aunque tenga algunos detalles que, particularmente, me convencen menos (ciertas referencias, casi loas a los propios hacedores del espectáculo, que pueden echar un poco para atrás al resultar algo prepotentes), tiene sin duda una potencia innegable.

Y si bien, como he dicho, dentro del texto no me convencen, las loas a la directora Carlota Ferrer y a todo el equipo fuera de él son completamente merecidas. Ya que han conseguido una puesta en escena singular, onírica y hermosísima con momentos fantásticos. Un viaje (no apto para todos los paladares, eso sí) a través de las universos de la creación. Para acabar bailando como niños entre plumas a ritmo de The XX y la Historia de un amor de Gardel (maravilla) como en sueños. Y es que al final Fortune Cookie consigue sumergirnos en este periplo vital y fantástico de deseos y búsquedas, de ilusión y realidad entrelazadas, y acaba convenciéndonos de que, como dicen al final de la función, los sueños no se mueren.

Fortune Cookie

+ INFO

Nombre del montaje: Fortune Cookie

Disciplina: Teatro contemporáneo

Director: Carlota Ferrer

Autor: José Manuel Mora

Reparto: Alba Celma, Joaquín Hinojosa, Alberto Jo Lee, Esther Ortega y David Picazo

Escenografía: Mónica Boromello y Alessio Meloni
Vestuario: Ana López
Iluminación: José Espigares
Espacio Sonoro: raro
Coreografía: Carlota Ferrer
Maestro Artes Marciales: Alberto Jo lee
Ayte de Dirección: Rafaella Marques
Colaboración Especial: José Luis Torrijos
Dramaturgia: Carlota Ferrer y José Manuel Mora
Texto: José Manuel Mora en colaboración con Carlota Ferrer, Álvaro de Vicente, Carlos Glez y Nieves Rodríguez (alumnos del Taller de Escritura impartido por José Manuel Mora en LAZONAKUBIK)

Dónde: Teatro Valle-Inclán. Sala Francisco Nieva

Dirección: Pza. de Lavapiés, s/n. Madrid

Hasta: 21.06

Horario: De martes a sábados, a las 19 h. Domingos, a las 18 h

Precio: 24 €. Miércoles 50% de dto.

Venta de entradas: cdn.mcu.es