30 enero, 2013. Por

La rendición

Teatro María Guerrero. Madrid
La rendición, un monólogo sobre la sodomía (o el sexo anal) en el Teatro María Guerrero
La rendición

Según la RAE: Sodomía (de Sodoma, antigua ciudad de Palestina donde se cometían todo tipo de actos deshonestos): 1. f. Práctica del coito anal. Aunque muchos no serían tan finos a la hora de nombrar esta práctica, seremos elegantes. El caso, que éste es el tema central de La rendición. Como lo oís: el sexo anal. Un monólogo sobre las experiencias reales de la autora australiana Toni Bentley, dirigido por Sigfrid Monleón y adaptado y protagonizado por la actriz suiza Isabelle Stoffel, que ya pasó por el Microteatro y ahora recala en la Sala de la Princesa del Teatro María Guerrero. La primera línea de estas memorias sexuales ya nos avisa: "Una vez amé tanto a un hombre que dejé de existir". La rendición es un espectáculo sobre la obsesión, el sometimiento voluntario, la libertad sexual y el sentimiento de dependencia. Sobre la búsqueda de la espiritualidad a través de la experiencia física. O cómo alcanzar el nirvana cuando te dan por culo (en el sentido literal de la palabra). El relato, una curiosa mezcla de lo espiritual y lo terreno, es el hijo literario que tendrían el Marqués de Sade y Santa Teresa de Jesús (cuyas visiones divinas mucho tenían en común con este monólogo, no hay más que ver cómo hablaba sobre cierto dardo de oro largo de un hermoso ángel que la traspasa: "Este me parecía meter por el corazón algunas veces y que me llegaba a las entrañas… Era tan grande el dolor que me hacía dar aquellos quejidos, y tan excesiva la suavidad que me pone este grandísimo dolor que no hay desear que se quite…". Vamos, que algunas de estas frases podrían formar parte del monólogo de Bentley). Y la verdad es que puede parecer tanto blasfemo a algunos como iluminador a otros.

El espectáculo, a pesar de que su tema pueda parecer escandaloso a los más puritanos, posee una tremenda y singular elegancia. Principalmente gracias a la labor de su protagonista, una Isabelle Stoffel que maneja seductoramente los elementos del texto original y los lanza mirando pícaramente a los ojos de un público situado a poca distancia de ella. Con sus sensuales movimientos, extrema elegancia y su recitado de acento extranjero engatusa a los presentes y les conduce durante una hora a través de un erótico paisaje de experiencias sexuales. Hay que decir también que todo está salpicado con un fino humor e ironía para evitar resultar pretencioso o, lo que podría ser peor, ridículo.

La puesta en escena, un maravilloso y cálido juego de luces y una sencilla pero curiosa escenografía formada por elementos construidos con libros, acompaña las frases de estas particulares memorias. Y ayuda a que Stoffel defienda con buen ritmo pero paladeando sin prisas su texto, ante un público que se siente casi más como un voyeur que espía a través del ojo de una cerradura las eróticas prácticas mal llamadas prohibidas de esta mujer… En otros ámbitos, tabú, lo que es tabú, como que ya no se considera esta práctica (qué os vamos a contar). La protagonista lo que pretende es compartir un universo de experiencias a las féminas heterosexuales que puedan tener sus reparos. Y con un poco de suerte que consigan abrirse, al igual que ella, a la trascendencia a través de la puerta de atrás. Así que ya sabéis, como dice la protagonista: "Entrad por la salida: os espera el Paraíso".

La rendición

+ INFO

Nombre del montaje: La rendición

Disciplina: Teatro contemporáneo

Director: Sigfrid Monleón

Autor: Toni Bentley

Adaptaci�n: Isabelle Stoffel

Reparto: Isabelle Stoffel

Escenografía: Alicia Blas Brunel
Vestuario: Cristina Rodríguez
Iluminación: Pilar Velasco
Maquillaje: Shai Bercovich
Producción de Traspasada: David G. Ricondo

D�nde: Teatro María Guerrero. Sala de la Princesa

Direcci�n: Tamayo y Baus, 4. Madrid

Hasta: 17.02

Horario: De martes a sábados a las 19h. Domingos a las 18h.

Precio: 16 €

Venta de entradas: www.entradasinaem.es