23 abril, 2012. Por

De ratones y hombres

Teatro Español. Madrid
De ratones y hombres, de John Steinbeck en montaje de Miguel del Arco, llega al Español
De ratones y hombres

Una oscura masa de individuos bajo un cielo plomizo se abalanza sobre la escena. El humo y la ténebre iluminación impide vislumbrar con exactitud qué sucede en el escenario. Al momento vemos las siluetas de los dos protagonistas corriendo desesperadamente bajo un cielo tormentoso que vaticina una tragedia. Éste es el potente comienzo del último montaje de Miguel del Arco, De ratones y hombres, que se puede ver en el Teatro Español de Madrid. El texto de Steinbeck sigue de actualidad 75 años después de su publicación y nos muestra a dos seres obligados a trabajar como bestias, vagando de lugar a otro con el sueño de poder llegar a establecerse en un terreno de su propiedad y ser por fin felices. Dos personajes increíblemente humanos: Lennie, un hombretón con la mente de un niño de seis años, todo ternura y cariño para George, su compañero de fatigas, que decidió un buen día protegerle y con el cual desde entonces vaga por la California de la Gran Depresión americana. Juntos llegarán a unos terrenos donde comenzarán a trabajar y encontrarán (como tantas veces antes) el producto de una época: hombres llenos de ira, violencia, cansancio y temor.

Miguel del Arco muestra de nuevo (tras obras como Juicio a una zorra o Veraneantes) sus magnífica dotes para la dirección teatral conjugando muy eficazmente comedia y drama. En este caso nos presenta una potentísima puesta en escena, tenebrosa y atmosférica. El decorado, gracias a un elaborado juego escénico, se transforma en un ente vivo (transformado por los propios personajes en los cambios de escena, como si formara parte de su trabajo de jornaleros) y transmite poderosamente la atmósfera sórdida y opresiva de la época y de los personajes, apoyado por un perfecto vestuario y un diseño de iluminación que juega con los claroscuros y asfixia a los personajes. Asimismo un riquísimo diseño de sonido ambienta (en ocasiones muy sutilmente) la acción transmitiendo sensaciones potenciadas por la música original de Arnau Vilá. Pero principalmente Del Arco se apoya en un conjunto de actores magnífico que hacen de la función un espectáculo profundamente conmovedor. Todos son notables, pero destacan por méritos propios los dos protagonistas. Fernando Cayo confecciona un George simplemente espléndido, contenido, matizado, que casa a la perfección con la interpretación de Roberto Álamo como el inocente Lennie, una especie de Frankenstein enternecedor incapaz de contener su fuerza. No hace falta explicar el pasado de estos personajes para percibir desde el primer minuto el inmenso afecto que se profesan el uno al otro. La historia que le pide Lennie a George que le cuente una y otra vez lo dice todo: Los hombres como nosotros no tienen familia. Ganan un poco de dinero y lo gastan. A nadie le importa lo que les pase. Pero nosotros no. Yo te cuido a ti. Y tú me cuidas a mí.

Muy emotiva también es la creación de Antonio Canal como el viejo manco Candy, que se une sin dudar a los sueños y esperanzas de la pareja protagonista. Y destacada también la actuación de Irene Escolar como la mujer del hijo del capataz (magnífico el íntimo momento con Lennie, apoyado por unas proyecciones de tono naïf que se utilizan en un par de instantes de la función y son un verdadero acierto). Bajo una fachada provocativa y peligrosa que desencadenará la tragedia esconde algo tan sencillo como la necesidad imperiosa de ser querida y poder conversar con alguien. Simplemente. Porque éste es el motor de los personajes. La necesidad de compartir. Avistar el cariño y la compasión en medio de la tragedia. George y Lennie han puesto remedio a esto aliándose. El viejo Candy desea salir del brutal mundo en el que se encuentra para unirse a esta pura pareja. Crooks (interpretado por Emilio Buale), el negro apartado de todos que ataca para defenderse lamenta verse obligado a sufrir su soledad noche tras noche mientras los demás ríen en el barracón. Éstos y el resto de los personajes de De ratones y hombres nos descubren al hombre y el animal, los sueños y esperanzas enfrentados al cansancio vital y la crisis de un mundo que se cae a pedazos. Un universo que recuerda de forma escalofriante al mundo en el que nos movemos hoy en día. Contra el que hay que luchar para no perder la esperanza. Mira Lennie, allá a lo lejos, al otro lado del río…

De ratones y hombres

+ INFO

Nombre del montaje: De ratones y hombres

Disciplina: Teatro contemporáneo

Director: Miguel del Arco

Autor: John Steinbeck

Adaptaci�n: Juan Caño Arecha y Miguel del Arco

Reparto: Fernando Cayo, Roberto Álamo, Antonio Canal, Rafael Martín, Josean Bengoetxea, Irene Escolar, Eduardo Velasco, Diego Toucedo, Alberto iglesias, Emilio Buale

Espacio escénico: Eduardo Moreno
Iluminación
: Juanjo Llorens
Música original
: Arnau Vilá
Coreografía
: Chevi Muraday
Diseño de sonido:
Sandra Vicente - Estudio 340
Figurinista:
Ana López
Producción: Concha Busto Producción y Distribución

D�nde: Teatro Español

Direcci�n: Principe, 25. Madrid

Hasta: 27.05

Horario: De martes a sábado 20h. Domingos 18h.

Precio: De 4 a 22 €. Martes y miércoles 25% descuento

Venta de entradas: www.telentrada.com