4 marzo, 2015. Por

Buena gente

Teatro Rialto. Madrid
Verónica Forqué es Buena Gente en el Teatro Rialto de las Gran Vía madrileña
Buena gente

Margarita es despedida. Su búsqueda en pos de un nuevo trabajo con el que mantenerse ella y su hija discapacitada le conducirá a encontrarse con Raúl, un ex de adolescencia al que no veía desde hace más de 30 años… Y a quien la vida ha tratado bastante mejor que a ella. Esto es Buena gente, un texto de David-Lindsay Abaire que David Serrano (que del cine se ha pasado al teatro con bastante fortuna, su último montaje fue Lluvia constante) ha adaptado y llevado al Teatro Rialto de la Gran Vía con Verónica Forqué como protagonista y gran reclamo.

Y es que uno no se puede imaginar mejor actriz que ésta (bueno, tal vez Frances McDormand, que protagonizó el alabado no, alabadísimo montaje de Broadway, Premio Tony incluído) para encarnar esta mujer a la que la vida no le ha podido pegar más palos, pero que se mantiene en pie con una sonrisa en la boca y una broma siempre preparada. Y es que lo bueno de Buena gente (valga la redundancia) es que no se trata de una comedia estúpida, de las de me río sin saber muy bien de qué, sino que la comedia viene de situaciones bastante jodidas, que el autor consigue presentar de forma sencilla y absolutamente comprensibles. Siempre desde su vertiente humorística, pero sin restar un ápice de dureza a las mismas. Muy acertado y creíble es el texto de David-Lindsay Abaires (autor también de Rabbit Hole) y también la adaptación de Serrano, que consigue ubicar la narración en un contexto typical spanish sin que cante ni un solo detalle (y mira que es difícil eso).

Pero son las interpretaciones las que consiguen que esa humanidad de todos los personajes (otro punto positivo, no hay malos ni buenos, todos tienen sus razones y a todos se les entiende) estalle en forma de carcajada en numerosas ocasiones. Muy bueno el elenco masculino, Diego Paris como ese jefe aficionado al bingo (y por ello todos creen que homosexual) ("si el bingo estuviera todo lleno de tíos buenos lo entendería", dice con toda la razón) que se ve obligado a despedir a Margarita, amiga de su madre de la infancia. Y por supuesto Juan Fernández como Raúl, ese oftalmólogo de éxito que consiguió salir del barrio y al que la protagonista quiere hacer ver la suerte que ha tenido. Pero son las actrices las que se llevan la palma de la función. Por ejemplo una Susi Sánchez en un registro muchísimo menos dramático en el que estamos acostumbrados a verla. Y que se merece un sobresaliente interpretando a una de las amigas de la protagonista. Y su otra amiga a la par que casera, interpretada por una Pilar Castro excepcional que además se desdobla como la esposa de Raúl (había gente que se dio cuenta al final de la función de que eran la misma actriz, no digo más).

Y qué vamos a decir de Verónica Forqué a estas alturas de la película… Pues que su naturalidad y humanidad la hacen sencillamente perfecta para un personaje de estas características. Y se come el escenario con su Margarita. Pero recalquemos de nuevo que no sólo por la Forqué merece la pena el espectáculo. Sino por todo el elenco, la afinada dirección de David Serrano (con un ritmo perfecto que hace que la función se pase en un suspiro) y un texto realista. Un texto rebosante de humor ácido que además de ser un entretenimiento ejemplar consigue dar una colleja y que nos demos cuenta de que hay mucha Buena gente por ahí pasándolo mal pero intentando mantener la sonrisa.

Buena gente

+ INFO

Nombre del montaje: Buena Gente

Disciplina: teatro clásico

Director: David Serrano

Autor: David-Lindsay Abaire

Adaptaci�n: David Serrano

Reparto: Verónica Forqué, Juan Fernández, Pilar Castro, Susi Sánchez, Diego Paris

D�nde: Teatro Rialto

Direcci�n: Gran Vía, 54. Madrid

Hasta: 26.04

Horario: Miércoles y jueves a las 20:30h. Viernes a las 21:00h. Sábados a las 18:00 y 21:00h. Domingos a las 18:00h

Precio: De 19 a 26 €. Miércoles día del espectador

Venta de entradas: www.teatrorialto.es