5 junio, 2017. Por

Elle Cosplay

Hablamos con una de las cosplayers españolas más conocidas
Elle Cosplay

Los cosplayers: esas personas maravillosas que en cuestión de horas se transforman en un personaje de cómic o videojuego y hacen las delicias de todas las personas aficionadas a los sectores afines. En Twitter e Instragram vemos fotos alucinantes cuyas caracterizaciones del personaje rozan la perfección, nos hacen olvidarnos por momentos de la línea que divide la realidad y la ficción.

Hemos querido saber más sobre los entresijos de este mundo y lo que hay que tener/se debe saber para ser un cosplayer, así que hemos hablado con Elle Cosplay, una de las cosplayers españolas más conocidas y lo que nos ha contado no podría ser más interesante.

Notodo: ¡Hola, Elle! Para empezar cuéntanos algo sobre ti. ¿Quién es Elle Cosplay?

Elle: Soy es una chica madrileña de 23 años que estudia Derecho y en sus ratos libres se dedica a disfrazarse de todos los personajes de ficción habidos y por haber. Bueno, tal vez todos no, pero sí muchos, ¡los suficientes para que haya una cantidad no insignificante de personas a las que les gusta lo que hago y me siguen por ello! Lo cual me llena de orgullo y satisfacción, porque esto en el fondo es un hobby, y hay muchísima gente con un enorme talento en el mundillo.

Notodo: Si no recuerdo mal tu nombre viene del personaje L de Death Note. ¿Por qué lo decidiste así? ¿Tienes una conexión especial con él?

Elle: ¡Así es! Death Note fue mi anime favorito desde hace muchos años, y L un personaje con el que me identificaba muchísimo, sobre todo de adolescente. También fue mi primer cosplay, así que tiene un significado muy importante para mí en ese sentido.

Notodo: ¿Cuándo empezaste en el mundo del cosplay?

Elle: Hace ya… ¿ocho años o nueve? Tendría yo 14 o 15 añitos y había ido alguna vez a alguna feria del manga y admirado a los cosplayers desde lejos. Pero era una chica muy tímida e insegura, así que me limitaba a eso, admirarlos y poco más. Gracias a unos amigos del instituto, con los que fui en mi primer cosplay de L de Death Note, acompañándome de Misa y de Light, descubrí lo muchísimo que me gustaba aquello de convertirme en personaje, y conocí a un montón de gente maravillosa que me animó a seguir haciéndolo.

“En mis comienzos no tenía ni la más mínima idea de coser, de maquillarme, o de peinar una peluca”

 

Notodo: ¿Cómo fueron tus comienzos? Supongo que tanto empezar a coser como hacer todas las manualidades que un buen cosplay requiere llevarán tiempo para pulir la técnica y hacer un cosplay de calidad.

Elle: Pues abruptos y tormentosos, como todo comienzo. No tenía ni la más mínima idea de coser, de maquillarme, o de peinar una peluca. Pero tenía ganas de aprender e imaginación. Y conexión a Internet, claro está, lo cual ayudó mucho para ir informándome. Ensayo y error, mucho ensayo y mucho más error aún, y mucha ilusión por el camino que procuro no perder nunca.

Notodo: ¿Y cómo fuiste abriéndote camino?

Elle: Simplemente haciendo lo que me gustaba, descubriendo personajes nuevos que me gustaría interpretar y haciendo cosplay de ellos, con o sin amigos para acompañarme en grupal.

Notodo: ¿Qué es exactamente el cosplay para ti? ¿Cómo se integra en tu faceta artística?

Elle: Para mí es un hobby que comprende precisamente muchas facetas artísticas distintas. El cosplay tiene su parte de costura y patronaje, su parte de maquillaje, de estilismo, de modelaje, de peluquería, de escultura y de pintura incluso.

“Me encanta mirarme al espejo una vez caracterizada y ver al personaje en vez de a mí misma”

 

Notodo: Has hecho cosplays de personajes de videojuegos, de animes y mangas, de cómics y películas… ¿De qué sector te gusta más elegir los personajes?

Elle: Esta pregunta me la han hecho a menudo y nunca la entiendo muy bien, la verdad. Simplemente son personajes de ficción que me llaman por algún motivo, ya sea el diseño, la personalidad, la historia o varias cosas en una. Depende, por supuesto, de lo que esté jugando, o viendo, o leyendo en un preciso momento, para permitirme conocer a esos personajes.

Notodo: ¿Tienes algún prototipo de personaje o es algo que varía según el punto de tu vida en el que te encuentres?

Elle: No creo que lo tenga. He hecho cosplay de personajes muy distintos; hombres, mujeres, personajes más tiernos, más aguerridos, villanos, héroes… Tal vez, como mucho, intento que se parezcan mínimamente a mí en el aspecto físico, para poder recrearlos con un mínimo de fidelidad (por ejemplo, me sería difícil hacer cosplay de, digamos, Luke Cage).

Notodo: ¿Qué debe de terner un personaje para que decidas hacer un cosplay de él? Tal vez necesites sentir cierta conexión o afinidad.

Elle: La verdad es que varía mucho de un personaje a otro. Hay cosplays que los he hecho única y exclusivamente porque me gustaba el diseño exterior, y otros que los he hecho porque la personalidad me resultaba cercana, pero cuando se unen las dos cosas es maravilloso.

“No me parece un trabajo muy distinto del que haría una azafata o modelo de marca en una feria de muestras, solo que con un traje más incómodo de llevar”

 

Notodo: De los cosplays que has hecho hasta ahora, ¿con cuál te quedas?

Elle: Imposible responder esto. Todos son parte de mí, no podría elegir uno solo. Es como preguntarle a una madre con cuál de sus hijas se quedaría, o a una autora con cuál de sus libros.

Notodo: Las pelucas son una parte muy importante del proceso. ¿Cuáles son tus marcas favoritas? ¿Sueles dejarlas de fábrica o las customizas a tu gusto?

Elle: No conozco marcas de pelucas, la verdad. Las compro en tiendas online, intento que la fibra sea de buena calidad y que se adapten a las necesidades del personaje; por ejemplo, si es un personaje con el pelo hacia atrás, intento que sea una peluca “lace front”, con cuero cabelludo realista en la línea de la frente. Hay que modificarlas bastante según vienen de fábrica para que se asemejen lo más posible al personaje, ya sea tiñéndolas para alcanzar el tono exacto, peinándolas, cortándolas…

Notodo: Otro factor importante son telas y materiales para el traje en sí. ¿Cuáles prefieres por calidad o facilidad para manejarlas?

Elle: Esta es la parte que peor se me da, ¡la costura! Intento sobre todo que sean lo más parecidas a cómo serían las del personaje si fueran reales, tener en cuenta tonos, brillos, caída, peso, textura… Pero nunca he tenido una educación formal en costura, así que me limito a ir a las tiendas de telas e ir tanteando, tocando, mirando hasta que encuentro la tela que mejor se adecue a las necesidades.

Notodo: En cuanto a los accesorios y armas, cosa que parece complicada, ¿cómo lo llevas? ¿Es la parte que más cuesta?

Elle: Es una de mis partes favoritas, el construir armaduras, armas y demás “props” o utillaje. Requiere unos determinados conocimientos visuales y artísticos, como pueden ser de pintura o escultura, para por ejemplo poder tallar y pintar una espada para que resulte realista. También hace falta conocer los distintos materiales y para qué sirve cada uno: para tallar objetos grandes pero que resulten ligeros y se puedan llevar sin peligro, o para que sean resistentes y no se abollen, por ejemplo.

“No necesito hacer cosplay para vivir, tengo otras prioridades económicamente hablando: lo hago por placer, como hobby”

 

Notodo: Y, por supuesto, el maquillaje, imprescindible en la caracterización del personaje. ¿Empiezas con esto como prueba para testear el posible resultado o es algo que dejas para el final?

Elle: Esta también es una de mis cosas favoritas en el cosplay, el tema del maquillaje y la caracterización. Me encanta mirarme al espejo una vez caracterizada y ver al personaje en vez de a mí misma, en mayor o menor medida. Hay muchos personajes de los que sólo he hecho pruebas de maquillaje y no el cosplay entero, y muchos otros que he llevado a varios eventos y he ido mejorando su maquillaje un poquito cada vez que lo he llevado. Me resulta muy entretenido.

Notodo: Tus resultados en cuanto a esto son muy finos y estéticos. ¿Te ha sido difícil llegar a este resultado?

Elle: ¡Gracias, mujer! Pues no voy a decir que haya sido un campo de rosas, pero al final todo me parece una cuestión de práctica. Mis primeros maquillajes y cosplays eran bastante cutrecillos, pero a mí me gustaban y seguía intentando mejorar. La cosa es seguir adelante, y sobre todo hacerlo porque te gusta, creo yo.

Notodo: Después de hacer el cosplay, la cosa no se queda ahí, vienen las sesiones de fotos. ¿Cómo es tu experiencia como modelo?

Elle: Pues también es sobre todo a base de ensayo y error y de mucha práctica. Mi primera sesión de fotos fue con un fotógrafo aficionado que decidió darme la oportunidad de hacer un intercambio (se llama así a una sesión de fotos en la que ninguna parte paga a la otra, sino que se intercambia el servicio de modelo por el de fotógrafo y ambas pueden usarlo para ganar experiencia y añadirlo a su portfolio). Tuve esa suerte, y también la de conocer a más fotógrafos en redes sociales que les gustaba el cosplay y eran lo suficientemente pacientes conmigo para que fuera aprendiendo, e ir haciendo intercambios, mejorando poco a poco.

“Personas que vivan del cosplay hay muy pocas en el mundo”

 

Notodo: Has aparecido en convenciones y concursos, también has trabajado para marcas. ¿Qué puedes contarnos sobre esto último? ¿Qué percepción tienes sobre patrocinar un producto usando tus cosplays como reclamo?

Elle: No me parece un trabajo muy distinto del que haría una azafata o modelo de marca en una feria de muestras, la verdad, sólo que tal vez más difícil porque por lo general un cosplay es bastante más incómodo de llevar y conlleva más esfuerzo y recursos el prepararlo que un uniforme de azafata. Mientras sea valorado de manera acorde, económicamente hablando, por la empresa que te contrata, ¡todo correcto!

Notodo: ¿Has encontrado alguna diferencia entre ser cosplayer hombre o mujer?

Elle: Pues las mismas que hay entre ser hombre y mujer en la sociedad en general, sólo que exacerbadas en un ambiente en el que el físico juega un papel importante (porque es innegable, ya que el cosplay es un arte visual que usa el cuerpo de las personas como lienzo).

Notodo: ¿Has tenido experiencias desagradables relacionadas con ésto?

Elle: Lógicamente. Pero igual que las he tenido yo y toda mujer, en cualquier contexto que involucre ser una mujer en público. ¡Cosas de vivir en una sociedad patriarcal y eso!

Notodo: Todo esto requiere tiempo, ¿cómo hacer para compaginarlos con tu vida normal, fuera de este mundillo?

Elle: Llorar mucho y hacer las cosas a última hora con mucha frecuencia. La noche antes de estrenar un cosplay no se duerme, lo dice la ley.

“El cosplay es un arte visual que usa el cuerpo de las personas como lienzo”

 

Notodo: Últimamente están en auge las plataformas como Patreon para poder financiar ciertos proyectos artístico. ¿Te ha resultado complicado conseguir patrocinadores? ¿Qué tipo de recompensas ofreces para que éstos se animen a apoyarte?

Elle: Creo que las personas que me apoyan en Patreon lo hacen, más que por las recompensas en sí, porque les gusta mi trabajo y me quieren ayudar a que siga siendo capaz de llevarlo a cabo. Es indudable que el cosplay, como casi cualquier hobby, es caro. Y claro está, al final es un “capricho”: no necesito hacer cosplay para vivir, así que tengo otras prioridades económicamente hablando. ¡Por eso agradezco tanto que haya personas a las que les gusten tanto mis cosplays que quieran contribuir a que sigan existiendo! Ofrezco lo que puedo: tutoriales, consejos individuales, fotografías que no salen a la luz en público, acceso anticipado a X cosas, etc… Pero como digo, no creo que la recompensa en sí sea el motivo de que alguien decida apoyarme, sino el que le guste mi obra o no.

Notodo: Así, en general, ¿se puede llegar a vivir del cosplay?

Elle: En general no. Primero, es una disciplina artística, y ya sabemos lo difícil que es vivir del arte en general. Segundo, es una disciplina MUY nueva: no existe aún una demanda que lo permita a gran escala. Es cierto que es posible conseguir ciertos ingresos puntuales, pero también que éstos son muy esporádicos y suelen irse en más cosplays. Personas que vivan (y digo que vivan dignamente a largo plazo exclusivamente del cosplay, no que sobrevivan a duras penas o que les ayude a llegar a fin de mes) hay muy, muy poquitas en el mundo.

Notodo: ¿Qué consejos darías a futuros cosplayers?

Elle: Que no pierdan nunca la ilusión por lo que les gusta. Para mí, la ilusión es lo más importante a la hora de hacer un nuevo cosplay. Y que, si les da vergüenza o miedo animarse a empezar, que hagan como yo, ¡que vayan con amigos y elijan un cosplay sencillito para empezar!

“El cosplay tiene su parte de costura y patronaje, su parte de maquillaje, de estilismo, de modelaje, de peluquería, de escultura y de pintura incluso”

 

Notodo: Y para terminar… ¿Estás trabajando en nuevos cosplays y proyectos?

Elle: Tengo un montón de proyectos, pero… ¡debería estar trabajando en ellos, sí! Tengo demasiados para el tiempo que puedo dedicarles, la verdad. ¡A ver si termino de una vez la carrera y puedo ponerme más en serio!

 

Créditos de las imágenes:

Lum Youkai (Franziska von Karma)

Jack Raiden (Elizabeth Comstock)

Peck Photography (Mercenary Katarina)

CAF Photo Cosplay (Exiled Morgana)

JLM Fotógrafo (Nurse Akali, Elsa, Riven Conejo de Batalla y Elizabeth de Bioshock)

Miki López Molina, Jesús Clares (Xena)

Jesús Fernández Rayden (Nana Osaki)

Elle Cosplay