20 septiembre, 2017. Por

El Imperio del Perro

Perro que ladra, sí muerde: hablamos con una de las revelaciones del rock sevillano
El Imperio del Perro

Nos advirtieron que «cuidado con el perro», y no sólo no se equivocaron, sino que hicieron un imperio de sus canciones. El Imperio del Perro llegó para quedarse y cada vez son más los que se dejan el Músculo, la Piel y el Hueso en cada directo junto a los sevillanos. Y como buenos caninos, nada de dueños, nada de ataduras: estos perros sólo obedecen ante el arrojo y la personalidad de sus canciones, auténtica marca que define su atrevimiento musical.

Aunque aseguren que mantienen la rutina de los comienzos, hoy su musculatura evidencia cuántas horas dedican a cada entrenamiento. Estos perros andaluces salen a correr todos los días y ladran más alto que nunca, prueba de ello es el material discográfico con el que no paran de sumar escenarios.

Su flamante y último EP, Músculo, Piel y Huesos, recoge lo mejor del camino y promete un futuro inquieto y repleto de paradas. Hablamos con Juanma García, batería del combo.

“Somos conscientes de que tenemos algo por lo que merece la pena pelear”

 

¿Cómo os sentís siendo una de las bandas más prolíficas del momento? Nacer, crecer, la fiebre, pegar el estirón, entrar en el circuito. ¿Ha sido un poco así?

Todo ha sido un proceso natural basado en el trabajo y el esfuerzo, unido al aprendizaje que también conlleva ese camino. Es gratificante y motivador ver cómo se avanza y se consiguen pequeñas metas paso a paso.

Estar ahí, moverse por el terreno nacional, dar conciertos, subir a festivales… Alcanzar esta rutina y mantenerla parece complicado, mucho sudor y mucha paciencia ¿lo es, lo ha sido o lo está siendo para vosotros?

Como te comentaba en la pregunta anterior, gran parte de todo se basa en el trabajo y el esfuerzo, a lo que hay que sumar la paciencia, que en muchas ocasiones es lo que más cuesta (risas). Pero bueno, somos muy conscientes de que tenemos algo bonito entre manos. Algo por lo que merece la pena pelear.

Está claro que las canciones tienen su parte de culpa, ¿no? Hacer canciones que lleguen es primordial. Las vuestras despiertan pasiones entre un público cada más entregado. ¿Seguiréis generando mensajes tan directos y contundentes? 

Nos alegra ese reconocimiento por parte del público. Siempre hemos puesto mucho mimo en las letras de las canciones, nos parece algo fundamental para conectar con la gente. Con respecto al mensaje, no creas que somos muy conscientes de ser directos o contundentes. Es algo que nos llega más de fuera hacia dentro que al revés. Nos flipa que el público tenga esa percepción de nuestras canciones, no te vamos a engañar (risas).

Siempre os gusta llevar canciones de sobra al estudio para tener más donde elegir, pero, ¿qué hacéis con las que no entran? ¿Tenéis guardado por ahí algún temazo del mañana para partirlo todo?

La mayoría de descartes de las sesiones de grabación suelen ser olvidados porque en cuanto sabemos que esos bocetos o ideas no tienen cabida, no llegamos a desarrollarlos ni a arreglarlos demasiado. Aun así, como excepción, es posible que para el siguiente trabajo retomemos algún tema que no entró en Músculo, piel y huesos, un tema que nos molaba bastante y que creíamos que no tenía cabida argumental en el EP.

“Solemos minimizar todo el proceso extramusical que conlleva la carrera de un grupo: al final, sólo se trata de canciones”

 

Y hablando de canciones. Cortes como Os Odio a Todos (Humano) caen fuerte en el público, está comprobado. Bonito REMIX de este tema que se ha marcado David Kano.

Os odio a todos es una de las primeras canciones que compusimos juntos y le tenemos un cariño especial. Es una canción que, como bien dices, suele encajar bastante bien entre el público, sobre todo en el cuerpo a cuerpo. Cuando surgió la posibilidad de hacer la remezcla tuvimos bastante claro que era el tema ideal. Además, estábamos en buenas manos. David Kano le ha pillado el rollo enseguida y estamos encantados con el resultado.

No sé si estaréis de acuerdo. No sólo del esfuerzo, la creatividad y trabajo depende la carrera de un músico, también tienen que darse y alinearse otros factores.

Evidentemente, hay un curro muy importante que nosotros solemos llamar extramusical: relacionarse, hacer contactos, estar donde hay que estar… También está la suerte, claro. Dar con la canción acertada en el momento justo, conectar con una determinada corriente… No sé. Nosotros solemos minimizar todo eso y pensar que, al final, sólo se trata de canciones. Hacer buenas canciones, que la peña se las ponga en casa y que luego venga a cantarlas. Ya está.

Y ahora que estáis en un momento cojonudo, clave para seguir adelante, ¿cuáles son vuestras pretensiones?

Currar, currar y currar. Hacer kilómetros y tocar en todas partes. La historia del grupo sigue siendo avanzar, mejorar y conseguir que nuestra música llegue a todas partes.

“Le hemos dado importancia a intentar ser fieles a nuestros gustos y a nosotros mismos. Y a no caer en tendencias”

 

Hace tiempo nos sentábamos en vuestro local de ensayo y hablábamos de todo un poco. Ahora que han pasado algunos años, ¿cómo recordáis el nacimiento de la banda?

Pues seguimos con una rutina y dinámica más o menos parecida, así que es difícil verlo con claridad. Seguimos sintiéndonos muy cerca del principio, la verdad. Sí que recordamos bien el feeling inmediato y la motivación de los comienzos. Teníamos muchas ganas de hacer cosas, de hacerlas bien, con los sentidos agudizados como buenos perros que somos (risas).

Entonces, ¿sigue todo en el mismo sitio o el paso del tiempo ha hecho de las suyas?

No podemos obviar el paso del tiempo. Hemos engrasado la máquina, y seguimos haciéndolo, a lo largo de este tiempo. A base de ensayo-error intentamos que todo vaya cada vez mejor, meditando cada decisión y aprendiendo los unos de los otros, sobre todo, en el siempre difícil tema de la convivencia.

Y, por otro lado, ahora hay un equipo de trabajo alrededor nuestra que nos facilita mucho la vida: desde Javier, nuestro técnico de sonido, a Jose Luis, nuesro mánager. Toda la gente de Global Music 360, de Lunar, Universal… Un equipazo del que nos sentimos muy orgullosos.

A lo largo de todo este tiempo, ¿a qué le habéis dado más importancia?

A la integridad, a la elegancia, a intentar ser fieles a nuestros gustos y a nosotros mismos. Y a no caer en tendencias.

¿Formar parte con Nuevo Harlem del disco Inercia (El párpado del puercoespín), el homenaje a Lagartija Nick que publicó hace unos meses Lunar Discos, ¿qué supone para vosotros? Antonio Arias habló de vuestro trabajo, ¡Y CÓMO HABLÓ! 

Para nosotros fue un auténtico reto versionar Nuevo Harlem porque, aunque suene a topicazo, ya era un temazo cojonudo cuando se compuso hace veinticinco años. Hicimos lo que pudimos, intentando poner nuestro sello y acabamos bastante contentos con el resultado. Encima, unos meses más tarde nos llega el mensaje de Antonio Arias, un tío con una de las trayectorias más interesantes del rock nacional… Sin duda, de lo mejor que nos ha regalado este 2017.

Músculo, Piel y Huesos suena a continuación de vuestro primer trabajo. Un EP con el que no olvidáis de dónde venís y con el que miráis hacia el futuro. El puente entre el pasado y el que será vuestro segundo largo.

Efectivamente, lo vemos como una continuación o evolución de nuestro primer LP, en la que hemos experimentado y profundizado en diferentes aspectos de nuestras composiciones como la crudeza o el sonido directo, también con vistas a lo que será el próximo largo. Podría considerarse un paso de madurez en el proceso creativo de la banda. Nos ha servido para no estancarnos, para seguir componiendo y para seguir mostrando material nuevo, algo que en los tiempos que corren, donde el consumo de música cada vez es más rápido y urgente, consideramos importante.

“Los elogios que recibimos de Antonio Arias de Lagrtija Nick es, sin duda, de lo mejor que nos ha regalado este 2017”

 

Antes de hablar de los temas por separado, ¡qué videoclip tan guapo habéis hecho de Lo he dejado fuera!

¡Gracias! Tuvimos la suerte de contar con un equipazo que se volcó muchísimo en el proyecto. Emilio Morales, que es un maestro a la dirección, José Prada en la fotografía o Valentín Donarie con el arte. Todos se marcaron un trabajazo: eléctricos, maquillaje, producción, interpretación…. Quisimos reflejar esa ruptura con el pasado, ese exorcismo visceral al que hace referencia la letra. Creíamos que para eso era clave que la atmósfera rodease a la acción, que el espectador se sintiera, literalmente, envuelto entre tinieblas. La escenografía, el vestuario, la iluminación… todo debía responder a esa claustrofobia vital del personaje.

¿Fue complicado el proceso para elegir el repertorio (tan breve: cuatro canciones, una de ellas versión de Radio Futura) del EP?

Esta vez quisimos que las canciones representaran un todo más o menos unitario. Quizás ese fue el punto decisivo a la hora de incluir unas y no otras. A la hora de decidirnos, solemos enseñar bocetos de temas a gente del equipo y a los productores con los que vamos a trabajar. Intentamos tener una visión un poco más objetiva de las canciones en las que estamos trabajando porque a menudo cuando estás dentro se pierde la perspectiva.

Con respecto a Cierra la boca, la colaboración con Juan Alberto es un crack. A raíz de nuestra participación en Mutanciones para Niños Mutantes, hicimos muy buenas migas con todos ellos y cuando le propusimos participar, Juan se prestó encantado. Creemos que la colaboración es un puntazo y nos pone mucho que se produzcan este tipo de intercambios artísticos. Muchas veces parece que el corte, en estos asuntos, se establece en función de lo novel o consagrado que sea un grupo. En este caso, afortunadamente, no es así, y eso nos alegra un montón.

Incluir una versión fue una propuesta de José Luis, aunque nosotros ya lo veníamos rondando algún tiempo. Consideramos a Radio Futura como una banda estandarte dentro de nuestras referencias, tanto a nivel musical como lírico. Reinterpretar un tema de la dimensión de No tocarte, además de ser nuestro particular homenaje a un grupo tan mítico, fue un ejercicio muy enriquecedor para la banda. Un proceso largo y complicado del que aprendimos muchísimo.

El EP se ha hecho realidad después de juntar a dos productores de matrícula: Raúl Pérez (La Mina) y Jesús Chávez (que ya os produjo vuestro primer trabajo). La experiencia ha tenido que ser una bomba, como poco.

Son dos productores que nos gustan muchísimo y creemos que se complementan a la perfección. Durante la grabación hemos hecho un gran equipo donde todo el mundo aporta y opina, independientemente de que cada uno se encargue de forma más específica de un aspecto u otro de la producción. Tanto a nivel personal como profesional, ha sido una experiencia cojonuda. Para el próximo disco repetimos alineación (risas).

“Consideramos a Radio Futura como una banda estandarte dentro de nuestras referencias”

 

Un EP después de un disco es la fórmula perfecta para no arriesgar demasiado y pisar sobre seguro. Aparte de esta, ¿qué otra ventaja le veis?

Nos apetecía sacar canciones nuevas y teníamos ganas de meternos en todo ese lío. Además, creíamos necesario sacar material nuevo para que el grupo siguiera rodando. Que fuera un EP de cuatro canciones y no otra cosa ha sido más por una cuestión de tiempo que una intención premeditada.

Habéis pasado por grandes citas como Sonorama, Arenal Sound, Festival Gigante, Contempopranea, entre muchos otros. Parece que esto sube como la espuma, ¿a qué creéis que se debe?

Somos muy pesados, pero estamos muy seguros de que casi todo es trabajo y esfuerzo. Si además le añades el empeño de toda la gente que tenemos detrás, dejándose el culo para que la cosa marche… Las cosas suelen funcionar cuando se aprieta.

“Tenemos la mente fija en hacer las mejores canciones que hayamos hecho nunca”

 

¿Qué planes tenéis? ¿Qué liga os gustaría jugar?

Pues ahora mismo estamos a caballo entre la gira veraniega y la composición del nuevo trabajo que, si no se tuerce mucho la cosa, tendremos listo para 2018. Sobre las canciones no te podemos decir mucho. Tienen buena pinta, nos gusta lo que va saliendo del local. Es pronto para valorar nada, pero los cuatro tenemos la mente fija en hacer las mejores canciones que hayamos hecho nunca. Y con ellas, seguir subiendo. Esperemos no equivocarnos (risas).

Gira
22.09: Granada. Granada Sound
01.10: Sevilla. Picnic Interestelar
03.11: Madrid. Costello Club

El Imperio del Perro