29 junio, 2018. Por

Drakson

Drake canta con Michael Jackson una de las canciones de su nuevo disco
Drakson

En el mayor juego de imposibles que podamos imaginar, Drake consiguió el más grande para un artista: cantar con Michael Jackson. No hubo conexiones a través de ouijas, ni desentierros ilegales, ni llamadas a Íker Jiménez para que ejerza como médium.

Don’t Matter to Me es una de las 25 nuevas canciones que Drake ha puesto en circulación en Scorpion, su nuevo álbum doble en el que también colabora JAY-Z (que hoy publica el álbum de The Carters, proyecto que comparte con su esposa Beyoncé), Static Major y Ty Dolla $ign; pero no es una canción cualquiera.

Al parecer, y según recogen fuentes como TMZ, se trata de una canción inédita de Jacko, de la cual había una demo grabada y que, ahora, actualizada y pasada por el filtro r&b y urban de Drake, encuentra una nueva oportunidad, como ya sucedió hace cuatro años con Love Never Felt So Good, una de las canciones inéditas del álbum XSCAPE, y en la que participaba Justin Timberlake, al que se consideró su heredero durante los primeros años del siglo XXI.

Aprovechando esta espectral y fantasmal colaboración, desde Bustle han buceado en el pasado y recogido unas declaraciones que Drake hacía en 2009, cuando no era ni un ápice del artista universal que es hoy, sobre la figura y la obra de Michael Jackson:

“Michael Jackson fue para mí una de las primeras veces que me di cuenta del poder de un artista. Recuerdo escucharlo en cintas de cassette y cómo solía verlo de manera casi religiosa. Cuando era niño, solía sentir que era una de las maneras más emocionantes para escapar. Era ese mundo que él creó. Siento que fue el primer artista que consiguió que me perdiese en él, en su música, sus imágenes, en cada una de las decisiones que tomaba. Ahora que soy mayor puedo echar la vista atrás y decir, wow, fue uno de los artistas más consistentes de todos los tiempos”

Drakson