13 junio, 2017. Por

Download Festival

Las cinco razones por las que debes reconciliarte con el metal (aunque tal vez no lo sepas)
Download Festival

Yo, como casi todo el mundo, tengo un amigo heavy. Es ese compañero de trabajo bonachón y discreto cuya auténtica voz no descubres hasta que consigue que le acompañes a un concierto de Alter Bridge, o algún grupo similar. Seguro que tú también tienes alguien  parecido en tu vida. Y crees que vuestros gustos musicales son profundamente diferentes: a ti te gusta el indie intensito y a él los alaridos guturales. Y, por el mismo motivo, crees que el Download Festival no es para ti. Meeeeec, error.

Lo cierto es que la sucursal madrileña que el festival británico inaugura este mes de junio, concretamente los próximos jueves 22, viernes 23 y sábado 24 de junio en La Caja Mágica, está llena de reclamos para los amantes de la música, con una oferta de decenas de bandas que abarcan desde las facetas alternativas hasta las más duras del metal, pasando por el rock instrumental y el punk.

Una auténtica celebración del rock en casi todas sus vertientes en la que muchos amantes de la música podemos encontrar no pocos focos de interés. Si te pones a repasar el cartel del Download a lo mejor descubres que eras un poco heavy y no te habías dado cuenta.

Los grandes monolitos del metal

Para empezar a hablar, el cartel del Download Festival impresiona a propios y ajenos por el altísimo nivel de las bandas de heavy metal que lo encabezan. Los franceses Gojira vienen, por ejemplo, de arrasar en el último Primavera Sound. Los suecos Opeth tienen casi treinta años de carrera a sus espaldas en los que han explorado los límites y las conexiones entre el death metal, el rock progresivo, el blues, folk e incluso el jazz. O los estadounidenses Mastodon, que hacen gala de un sonido inmenso, épico y que trasciende mucho más allá de la etiqueta “stoner”. Por no mencionar a Apocalyptica y la exploración neoclásica del metal que efectúan con sus violonchelos.

Todas ellas bandas no solo de una calidad aplastante: también accesibles a cualquier oído interesado por el rock, sin extravagancias guturales ni insistencia en las disonancias. Al contrario, ofrecen deleites guitarreros y elaboradas armonías vocales tremendamente disfrutables.

Rock clásico y popular

Probablemente uno de los principales reclamos de esta edición del festival sean los británicos The Cult, mucho más cercanos al rock gótico que al metal con, a pesar de los parones, casi 35 años de carrera. También, aunque se les suele etiquetar dentro del género del metal, los madrileños Hamlet practican, en realidad, un rock de corte clásico, pero con una instrumentación contundente, muy intensos. Son el nombre nacional más importante del cartel de Download y arrastrarán a una buena cantidad de público al escenario principal en la segunda jornada de éste.

Tampoco cabe duda que la inmensa popularidad de Linkin Park y System of a Down trasciende más allá de las etiquetas del metal y son, sin más, bandas de rock alternativo con sendas dilatadas trayectorias bien conocidas por cualquier aficionado a la música. Algo similar a lo que ocurrirá con uno de los directos más esperados, el del supergrupo Prophets of Rage que, aun sin álbum publicado, despiertan una devoción suma de sus procedencias: Rage Against the Machine, Cypress Hill y Public Enemy. Ahí es nada.

Rock progresivo y melódico

Quienes exploramos las facetas más progresivas del rock sabemos que muchas veces, quienes mejor las dominan, son grupos que proceden de las disciplinas más duras y oscuras del metal. Tal vez del cartel del Download la banda que mejor representa este tipo de giros es son los islandeses Sólstafir, que poco a poco han viajado desde el metal vikingo hasta convertirse en uno de los grupos de metal progresivo referentes en nuestros días. Publicaron uno de los discos más inolvidables del 2014, Ótta, y ahora vienen a presentar Berdreyminn, una continuación todavía más profunda e impresionante. Son, sin ningún lugar a dudas, uno de los nombres más atractivos del Download.

Pero otras formaciones del cartel, como Dark Tranquility, Avatar o Dawn of the Maya (qué casualidad que todos estos grupos salvo el último procedan de los países nórdicos), hacen gala de una sensibilidad melódica y progresiva en su forma de implementar el rock y el metal. Producen un sonido accesible, intenso y atractivo para el aficionado que no está en contacto con el metal de corte más duro.

Pop-punk y ramalazos juveniles

También es por todos conocido que el hardcore ha conectado con el público más juvenil en las últimas décadas a través de diversos revivals del punk: amenos, melódicos, épicos, un poquito emo y muy sencillos de escuchar.

El cartel del Download no se olvida de este tipo de formaciones y trae como los estadounidenses A Day To Remember, Touché Amoré o zebrahead, que añaden pinceladas de rap a la fórmula. Propuestas, de nuevo, muy atractivas para los espectadores y aficionados al rock que anden buscando nuevas facetas en éste pero que no quieran caer en sonidos complejos y oscurantistas.

Instrumental, math y post rock

Para quienes quieran dar un par de pasitos más allá en la exploración más introspectiva, áspera y tormentosa del rock, el Download no se olvida de los aficionados al rock instrumental. Con Sólstafir como principal exponente del género post-rockero en el cartel, pero también los nacionales Syberia, con su post-rock enigmático, detallista y emocional; o los británicos Arcane Roots, a medio camino entre el math, el rock progresivo y el electrónico.

También entre el math y el post rock, los locales Jardín de la Croix presentan una propuesta ruidosa y enérgica. Y, para quien quiera algo más duro, la banda estadounidense de post-metal Deafheaven promete imparable tormenta guitarrera y gutural.

Download Festival