17 abril, 2018. Por

Delaporte

Hablamos con Sandra Delaporte, el futuro de la electrónica en España
Delaporte

Hace dos años y medio que Sandra Delaporte y Sergio Salvi se conocieron y comenzaron su andadura como dúo. En busca de un sonido personal, DELAPORTE componen juntos, inspirándose en todo tipo de géneros y sonidos, desde el pop, el trap y el soul hasta las referencias más latinas, tropicales y brasileñas.

Después de que su ‘hit’, Un Jardín, se convirtiera en el tema principal del programa de televisión Fama, a Bailar, la canción ha liderado la lista de los más virales en Spotify durante varias semanas consecutivas. Y es que parece que después de plantar cuidadosamente su jardín, el dúo italo-español está al fin recolectando sus frutos.

Sandra Delaporte venía de la música negra y del soul, pero a los veinte años se dio cuenta de que quería aportar un granito de arena en la música electrónica española. Y así es como surgió el grupo con sonido propio. La solista ha compartido con nosotros sus influencias musicales, el proceso de elaboración de ONE (del que os hablamos cuando salió) y UNO y sus futuros proyectos.

“Siempre vamos atrasados con respecto al resto del mundo [en España]. En el resto del mundo la electrónica lleva mucho tiempo petándolo, incluso la electrónica experimental”

De vuestra música se ha dicho que es electrónica, trap, soul, pop, urban… ¿En qué género la identificas tú o en qué género te gustaría que os identificaran los fans?

La base es electrónica, pero sí es cierto que tiene influencias de lo que Sergio y yo escuchamos y de lo que nos inspira. Pueden ser algunos géneros como el pop, el trap, algunos ritmos latinos, brasileños, etc. Creo que se identifica principalmente con la música electrónica, pero tiene otras tendencias también.

¿Crees que hay suficiente representación de la música electrónica en España?

Creo que está empezando. Siempre ha habido algo de electrónica, pero no como un género que se impone al resto. Está surgiendo. Nos estamos haciendo camino. Creo que siempre vamos atrasados con respecto al resto del mundo. En el resto del mundo la electrónica lleva mucho tiempo petándolo, incluso la electrónica experimental.

Aquí está costando un poco más. Tampoco hay muchas bandas de electrónica que hagan esto en España. De hecho, la mayoría nos conocemos entre nosotros. Dentro del mundo indie, no tan mainstream, hay electrónica, pero la mayoría viene de fuera. No es nacional y creo que estamos abriendo camino.

De hecho, os han comparado mucho con NajwaJean o con Raúl Santos. ¿Crees que os asemejáis a ellos? ¿Qué músicos o artistas te han inspirado a ti en tu carrera musical?

Creo que se nos ha asemejado a Najwa y Carlos Jean porque tampoco hay mucha variedad de música electrónica en España. Los que la hacen, se juntan todos. Quiero hacer piña y hacer música electrónica entre todos más allá del trap y del reggaetón.

Tengo referencias importantes como Bjork que siempre crea nuevos sonidos, al igual que James Blake y Arca. A nivel de producción e inspiración, sigo a Cashmere Cat o Nicola Cruz. Hay muchos referentes. Lo que hacemos es coger de todo y nos inspiramos para producir nuestro sonido personal.

“Siempre ha habido algo de electrónica [en España], pero no como un género que se impone al resto”

¿Sergio y tú componéis juntos?

Sí, componemos juntos. Por ejemplo, si tengo una idea o una base se la mando a Sergio, él la retoca y me la vuelve a enviar. Y así todo el rato, como si se tratara de un partido de tenis. Cuando tenemos tiempo, quedamos en la home studio de Sergio que es donde lo grabamos todo y ahí es donde también nos ponemos a componer.

Siempre que componemos, estamos acompañados de dos gatos de Sergio. Intentamos encontrar un sonido, en plan venga un maullido o dime un ruido, y así. En realidad, se trata de un cuarto enano que está lleno de sintetizadores y de cacharritos. Tiene un armario lleno de abrigos de su ex y eso ayuda a aislar el sonido y le da incluso color. Suena raro, pero es así.

Lanzasteis vuestro primer EP, ONE, en inglés a excepción de Pájaro Salvaje y hace poco el segundo EP, que es UNO, completo en español. ¿Se ha tratado de una especie de evolución para cantar en castellano?

Lo que teníamos claro es que en nuestra primera fase como DELAPORTE queríamos separar lo que estaba cantado en inglés y lo que estaba cantado en castellano. Queríamos grabar todo en inglés, pero durante el proceso creativo de ONE se nos coló Pájaro Salvaje. No me pegaba cantarla en inglés. Sentí que era algo muy propio, muy sincero dentro de nuestro sonido. Se nota que cantando en castellano me siento muy cómoda, por eso creo que Pájaro Salvaje funcionó tanto.

Exacto, Pájaro Salvaje fue una de las canciones más escuchadas antes de Un Jardín. ¿Crees que habéis tenido una mejor acogida en España con los temas en castellano?

Francamente, creo que sí. Supongo que cuando canto en castellano soy más yo. Canto tal y como hablo. Las letras son fieles expresiones de cómo hablo. Al ser más sincero, la gente lo ha recibido más fácilmente y se ha sentido más identificada con lo que dice la letra, así que creo que puede ser.

De vuestro nuevo EP, UNO, ¿qué canción es la que más te representa personalmente o la que refleja el espíritu del dúo? Además vuestras canciones son autobiográficas, ¿no es así?

UNO representa lo que somos. Si te dijera que somos Me encanta, te mentiría porque también somos Otomanique con un sonido más house. Ahí se reflejan todas nuestras influencias, todo lo que hacemos. Es difícil decir que sonido es DELAPORTE. Todos, en general, guardan un punto común de sonido.

En cuanto a las letras, todas son autobiográficas. De mí, de mis experiencias, de lo que he sentido, de lo que está por sentir…

“Cuando canto en castellano soy más yo. Canto tal y como hablo. Al ser más sincero, la gente lo ha recibido más fácilmente y se ha sentido más identificada”

¿Algunas son metafóricas?

Hay algunas letras que son bastante directas, como la de Me encanta. Es tan sencillo de que te gusta una persona y lo dice tal cual. Es muy directa y me gusta que lo sea. La de Un Jardín es algo metafórica, la de un jardín creciendo, explotando, dejándose llevar por su propia naturaleza. La de Tú y Yo también es muy directa, es amor, es estar tranquilo con alguien junto al mar, una sensación muy dulce de amor y tranquilidad.

Creo que tienen doble cara. Algunos temas son muy directos, lo que ayuda a la gente a identificarse con las letras, y otros te dan que pensar y te dan la libertad de interpretación.

¿Por qué dos EPs y no un álbum? ¿Tiene que ver con vuestra decisión de grabar un videoclip para cada canción y contar la historia de cada una?

Sacar un disco de golpe a veces es perjudicial, no se escucha el disco entero o pasa desapercibido. En el punto que estamos ahora, de crecimiento, es importante producir en pequeñas dosis. Con ONE ya fue como, ¿qué es esto? Con UNO la gente está siendo más receptiva. A día de hoy, que todo es tan millennial y de consumo rápido, es importante hacerlo de este modo. A lo mejor, más adelante, sacaremos un disco, pero de momento vamos poco a poco.

Habéis colaborado con Alex Guerrero y Ed is Dead para ONE.

Alex Guerrero contactó con nosotros y nos encantó lo que hizo con nuestro tema. Y con Ed is Dead estábamos en contacto en Instagram. Siempre decía que le gustaba nuestra música y le dije que si hacíamos algo juntos. Me encanta unirme y hacer cosas juntos porque como decía antes, no hay mucha electrónica en España. Si nos juntáramos todos y creáramos tendencia, sería la clave para consolidar el género aquí. Habrá nuevos remixes también que iremos descubriendo poco a poco.

“Nuestro objetivo es que todo el mundo disfrute de nuestra música, que canten nuestras letras en conciertos. ‘Fama, a bailar’ ha sido una ventana”

Es inevitable preguntar por Fama, a Bailar. Sé que eres fan del programa.  

Yo soy fan del programa. Ya era fan de la primera edición y me apunté a bailar hip-hop con 12-13 años. Cuando salió la oportunidad de utilizar uno de nuestros temas para sonar como el tema principal de Fama fue como, ‘¡Alá, qué guay!’ Y más para un programa tan verdadero. Encaja totalmente con nosotros.

Además, os ha dado un empujón…

¡Claro! Antes nos estaba costando más llegar a la gente y ahora está siendo más sencillo. Al final, nuestro objetivo es que todo el mundo disfrute de nuestra música, que canten nuestras letras en conciertos. Fama, a Bailar ha sido una ventana.

¿Qué habéis sentido al saber que Un jardín fue la número 1 de la lista Los 50 más virales de España de Spotify?

Yo no sabía que Un Jardín iba a ser tan tsunami, aunque uno de los colaboradores de Movistar nos advirtió de que lo sería. Yo pensaba que sería algo así como una ola, una tendencia, que iba a molar. Pero lo cierto es que la gente se está enamorando de DELAPORTE gracias a Un Jardín y está escuchando el resto de nuestros temas. No me esperaba tanta acogida. Tan de golpe y de repente. Esto significa que gusta y que emociona. Al final, quiero que lo que yo siento funcione para el resto. Hemos tenido una acogida tremenda.

“Sacar un disco de golpe a veces es perjudicial, no se escucha el disco entero o pasa desapercibido. En el punto que estamos ahora, de crecimiento, es importante producir en pequeñas dosis. A día de hoy, que todo es tan millennial y de consumo rápido, es importante hacerlo de este modo”

¿Qué es lo siguiente? ¿Os vamos a ver en conciertos y festivales?          

Sí, en Sónar, Hidrosfera Festival, A Summer Story… Vamos a estar en muchos festivales y en muchos sitios de España. Lo siguiente que haremos es sacar un single que no tiene nada que ver con UNO, más bien es un extra. Saldrá el día de la música con su respectivo videoclip, fresquito para el verano. Queda mucho por venir y estamos muy contentos.

Delaporte