28 junio, 2017. Por

Pura frivolidad

De La Puríssima nos deja escuchar ‘Santa Frívola’, primer adelanto de ‘Sonora’, su segundo LP
Pura frivolidad

Hace unas semanas vimos uno de los espectáculos más revolucionarios de los últimos años: un auténtico ejercicio de reinicio, redención y violación de la tradición, para hacer con ello un nuevo artefacto. Nos referimos al imponente ¿concierto? ¿performance? ¿puesta en escena? de De La Puríssima en el icónico Teatro de la Zarzuela: un show del que te hablamos aquí y en el que el cuplé se fundía con el trip-hop, el espectáculo de variedades o la música fronteriza y que nos iba introduciendo en su siguiente movimiento.

Y es que han pasado dos años desde la publicación del dilatado Virgen, un debut que reseñamos en su momento y que llevó con el proyecto liderado por Julia de Castro bien rodado, siendo un secreto a voces en todo el circuito de música en directo de la capital, sobre todo. Ahora, da un paso más en la introducción del universo de Sonora, un segundo ejercicio discográfico grabado íntegramente en Tucson (Arizona) y que contó con la producción de Camilo Lara (del Instituto Mexicano del Sonido) y Sergio Mendoza (colaborador de Calexico y Devotchka, entre otros).

El disco, como se adelantó en el show ofrecido hace unas semanas en el madrileño Teatro de la Zarzuela, sigue apostando por la contemporaneización de la música tradicional; pero dotándolo de guiños fronterizos propios de una de las agrupaciones que acompañó a Julia de Castro sobre el escenario: la Orkesta Mendoza. Saldremos de dudas acerca del sonido global del álbum el próximo 22 de septiembre, cuando vea la luz oficialmente.

Si el jazz llegó a nuestra tierra a través del cuplé, ¿por qué no la cumbia mexicana o el funk brasileño? Visionarios y arriesgados, valientes, temerarios”, se pregunta Diego Bagnera en la nota de prensa que nos adelante Santa Frívola, primer aperitivo de lo que será un esperado segundo disco que ya tiene dos primeras fechas de presentación para el próximo otoño: el martes 24 de octubre en la Sala Bikini de Barcelona y el miércoles 25 en el Teatro Barceló de Madrid.

Pura frivolidad