22 octubre, 2018. Por

Daft BSO

La mitad de Daft Punk, músico de moda para el cine europeo más radical
Daft BSO

El drama letón protagonizado por cuatro mujeres Riga (Take 1), lo último del enigmático cineasta europeo Siegfried, se estrenó hace más de un año, con gran expectación ya que hacía un guiño a su ópera prima (su primer film se tituló Louise (Take 2), con lo que se especulaba una relación narrativa entre ambas). Y a pesar de que ya pasaron varios meses de su estreno en salas de Francia y Letonia, principalmente, el film contenía otro atractivo central: la banda sonora.

La culpa la tienen los nombres propios que forman parte de ella. Concretamente, el de Thomas Bangalter, una de las mitades de Daft Punk, uno de los grupos más revolucionarios de la música moderna de las últimas décadas, y especialmente esquivo y místico en sus movimientos. Pues el productor francés aportó una de las canciones más ambiciosas y libres del repertorio de la película: una pieza electrónica de casi 15 minutos de duración (aunque la única versión que hay en streaming es de poco más de tres minutos) que parece una opereta house en varios movimientos.

La canción, claro está, es la pieza central de la película; y, ahora, de la edición en formato álbum de su BSO. Del mismo modo, hay dos canciones de Bangalter sonando en nuestras carteleras: en Climax, una de las películas más aclamadas por la crítica y reciente ganadora en Sitges.

Daft BSO