25 septiembre, 2018. Por

La cultura del juego en España

¿Cuán adherida está la cultura del juego en la literatura, el cine y la sociedad actual?
La cultura del juego en España

En la cultura de nuestro país el juego, en prácticamente todos los significados que pueda incluir esa palabra, siempre ha sido muy importante. Y no solo en la cultura de nuestro tiempo, sino desde siempre. De hecho, hay bastante literatura en ese aspecto que puede explicar el motivo por el que desde que se ha legalizado el juego online en España, su crecimiento ha sido espectacular. Pero para explicarlo bien, quizá haya que analizar todo mucho más profundamente.

El juego en la literatura

La literatura ha sido, hasta prácticamente la llegada del cine, el vehículo para transmitir de generación en generación lo que se hacia y se pensaba en cada época. Los libros escritos en cada año daban una imagen bastante realista de la sociedad de la época y ha sido la base para que los historiadores pudieran seguir el rastro de los juegos y divertimentos que había en cada uno de los siglos que nos han precedido.

Obviamente, no había todavía casinos y si se jugaba dinero era entre amigos por el simple hecho de pasarlo bien un rato. No había ningún ente que hiciera negocio mientras los demás jugaban. Ahora hay casinos, incluso casinos online, en los que se puede jugar a todas horas y desde cualquier lugar del mundo, muchos de ellos con bonos promocionales para poder jugar gratis nada más empezar. Por supuesto, hay una lista de los bonos de los casinos legales completa que se puede consultar siempre que se quiera.

Como hemos dicho, nadie hizo negocio con el casino hasta 1842, cuando los hermanos Blanc modificaron la ruleta tradicional para incluir un 0 y que así fuera rentable para ellos. Hasta esa fecha, todo lo que se apostaba se repartía, ya que había una probabilidad de acertar de 1/36 y si se acertaba se ganaba 36 veces lo apostado. Con el 0 la probabilidad de acertar aumentaba, 1/37, pero se seguía pagando igual, 36 veces lo apostado. Esa diferencia a partir de ese día va para la casa. Así nacieron los casinos modernos, tal y como los conocemos ahora.

Pero estábamos con la literatura, un elemento crucial para conocer la cultura de cada época y que nos ha revelado que el Blackjack comenzó a jugarse en España. O al menos, la primera referencia mundial de este famoso juego la tenemos en nuestro país. No en vano, en Rinconete y Cortadillo, una de las obras de Miguel de Cervantes, dos de sus personajes intentan sobrevivir en la Sevilla de la época jugando a la 21, precursora del Blackjack. Esto ha llevado a los expertos a deducir que, si la historia fue escrita entre 1601 y 1602, ya se jugaba a este juego de cartas en Castilla desde principios del siglo XVII o incluso antes.

Fuente: Free-Photos/Pixabay

El juego en el cine

El cine español ha tenido un verdadero problema para hablar de juegos de cartas o casinos por una sencilla razón. Durante los años en los que el cine español empezó a hacer películas a un ritmo más o menos considerable, lejos de otras potencias, obviamente, se vivía en una época en donde la libertad brillaba por su ausencia. La censura estaba a la orden del día y, si estaban prohibidos los casinos, obviamente no se podía hablar de ellos en las películas. Era bastante complicado.

Sí que había juegos de cartas, y sí que se veían en pantalla, pero eran juegos como el Mus, jugados con baraja española y que simplemente se utilizaban para pasar un buen rato. Es decir, el juego como tal no estaba prohibido, obviamente, pero sí ganar dinero con el, y eso queda reflejado en la invisibilidad de los casinos en el cine y su ilegalidad.

Lo que sí estaba permitido eran los juegos de lotería y la Quiniela. Y por supuesto, eso ha sido reflejado en decenas de películas a lo largo de la historia de la filmografía en España.

La influencia del juego en la sociedad actual

Estas películas reflejan que en España hay una verdadera pasión por las loterías y las apuestas deportivas aunque desde un ámbito muy nacional. Es decir, es realmente particular cómo se juega en España. Por ejemplo, no hay nada parecido a la Lotería de Navidad en otros países y de hecho se venden muchos boletos en el extranjero. La Lotería de Navidad es algo prácticamente único de nuestro país.

Otro elemento diferenciador es La Quiniela. Es una forma de apuesta deportiva pero muy alejada del modelo anglosajón. Aquí siempre se ha seguido un modelo similar, en el que el 1 X 2 ha sido el protagonista, con la inclusión a veces del número de goles pero poco más. Esa simplicidad ha hecho que sea el juego más popular de España y hasta la llegada de las casas de apuestas online, con la nueva regulación, era la única apuesta deportiva que se podía realizar en España.

La cultura del juego en España