14 julio, 2015. Por

1992 / Wayward Pines

Un verano de series
Dos grandes opciones para pasar un verano en serie: 1992 y Wayward Pines
1992 / Wayward Pines

M. Night Shyamalan lleva una larga y, tal vez, injusta mala racha. Por eso existía interés, y cierto morbo, por ver qué tal vez se adaptaba el cineasta indio a las exigencias de la pequeña pantalla cuando se anunció esta Wayward Pines, producida por la Fox y cuyos derechos para emitirse en España han sido adquiridos por Cuatro.

Hemos de adelantar que la impresión es positiva: Wayward Pines no es una serie al nivel de series que cuentan una historia cerrada en una sola temporada como True Detective o Fargo, pero ofrece un estupendo entretenimiento. Ethan Burke, un agente del Servicio Secreto, llega a Wayward Pines, una apacible localidad rural de Idaho, donde parece que han desaparecido en circunstancias no aclaradas otros dos agentes. Sufre un accidente. Despierta en el hospital y, pronto, descubre que los habitantes de ese pueblo tan tranquilo y perfecto tienen un extraño interés en vigilarlo, en mantenerlo aislado, en impedir que se comunique con el exterior… Empiezan a surgir personajes inquietantes. Un cadáver. ¿Pero qué es lo que ocurre exactamente en Wayward Pines?

Night Shyamalan y el cocreador de la serie, Chad Hodge, han contado con un reparto de lujo: un convincente Matt Dillon, como protagonista, una recuperada Juliette Lewis como camarera de la taberna local, la siempre guapa Carla Gugino como una antigua compañera de Burke y una pareja de antagonistas de altura, Tobey Jones como el líder de una misteriosa organización que controla, en apariencia, todo lo que ocurre en Wayward Pines, y una aterradora, espeluznante Melissa Leo en un rol difícilmente olvidable. Wayward Pines tiene reminiscencias evidentes a la clásica serie británica, El prisionero, al Twin Peaks de David Lynch y a los enigmas de la primera temporada de Lost. No sabemos aún si la resolución a todos sus misterios será satisfactoria. En cualquier caso, el desarrollo es lo bastante adictivo para hacerla recomendable.

Para los españoles, 1992 fue el año de la Exposición Universal de Sevilla y de las Olimpíadas de Barcelona. Para Italia fue el año en el que el sistema político que había funcionado desde la II Guerra Mundial se derrumbó: los dos grandes partidos que se habían repartido el poder, el socialista y el democristiano, fueron aniquilados por un inmenso caso de corrupción, Tangentópolis, donde estaban implicados los principales líderes políticos y económicos del país. En el sur del país, tras años de tolerancia, el estado se enfrentó a la todopoderosa mafia siciliana que reaccionó con una serie de salvajes atentados en los que murieron los jueces Falcone y Borselino, elevados inmediatamente a la altura de héroes civiles, mientras que surgían nuevas fuerzas políticas de la derecha nacionalista como la Liga Norte, y se iniciaba el ascenso político de Berlusconi.

1992, la serie de Sky, la productora de series magníficas como Gomorra y Roma Criminal, capaces de competir con lo mejor que nos llega de la televisión norteamericana, es la serie que haremos –con suerte- dentro de una o dos décadas sobre esta época de crisis y escándalos de corrupción. 1992 nos presenta a diversos personajes: un exsoldado sin oficio ni beneficio, un publicista ambicioso con una hija adolesccente, una chica que aspira a triunfar en la tele sea como sea, un policía con un oscuro secreto que es reclutado. Progresivamente, las tramas se irán hilando para ofrecer un amplio fresco de una Italia que se debatía entre las promesas de un futuro mejor (o no) y un tenebroso pasado que iba saliedo a la luz. Por así decirlo, una combinación de The Wire y de Crematorio. Como todas las producciones de Sky, el trabajo de los actores es excelente. Una serie que, además de entretener, hace pensar y que ofrece en español Canal +.

1992 / Wayward Pines

+ INFO

Nombre exposici�n: 1992 / Wayward Pines

Director: NULL

G�nero: Policíaco / Política-Intriga

Reparto: NULL

NULL

NULL

Direcci�n: NULL

Cu�ndo: NULL

Venta de entradas: NULL