9 diciembre, 2013. Por

Carrie

Kimberly Peirce
Kimberly Peirce hace un remake de Carrie sin saber que antes de la película hubo un libro
Carrie

Hay muchos motivos por los que este excesivamente prudente remake resulta deslavazado e innecesario. Para empezar, la elección tremendamente equivocada de Chloë Grace Moretz -alias “morritos”- que resulta totalmente inverosímil como perturbada y marginada adolescente, el patito feo sometido a la voluntad de su posesiva y temerosa madre. Por poner un ejemplo, Moretz recuerda más a la niña del anuncio de Evax que una desinformada y trastornada adolescente cuando se enfrenta a su inesperada primera menstruación. Imagínense el desastre.

En segundo lugar está ese empeño fallido por parte de Kimberly Peirce por dar una visión más cercana y compleja de la relación entre madre-hija, que finalmente se queda en la superficie y confunde al espectador: ¿es odio lo que sienten la una por la otra o una especie de dependencia enfermiza? ¿Son amigas o enemigas? ¿Comparten creencias religiosas o morales? Son preguntas que quedan flotando en el aire sin respuesta.

El film, una reconstrucción fiel pero actualizada de las distintas y paradigmáticas escenas de la versión de Brian de Palma con un afán más exhibicionista en cuanto a violencia (como en el caso del nacimiento de Carrie) pero menos en lo que “mostrar carnaza” se refiere (¿soy yo o en los ’70 los nenes eran menos mojigatos en este sentido?), parece avanzar apresurado por ir al grano, como si los preliminares fueran un obligado paso antes de llegar a ese baile de fin de curso fatal, y recrearse en él, alargando su duración, “esmerándose” algo más en su elaboración añadiendo algo más de sangre y vísceras a cámara lenta, olvidando que no siempre la suma de las partes dan un todo y que el ritmo de la narración de una historia tan repentinamente trágica como ésta puede ser tanto o más importante que cualquier otra cuestión, incluso la estética.

Y es que, a pesar de lo bien que le sentaba el mundo estético de los ’70 y ’80 a las adaptaciones de las novelas de Stephen King (El Resplandor, Creepshow, Cementerio de mascotas, La zona muerta, Christine…), Carrie no decepciona por la carestía del satén, los trajes con chorreras o las melenas moldeadas. El desencanto viene por la falta de audacia a la hora de reinterpretar el clásico, el abuso y confianza ciega en las fórmulas más comerciales y la elección de una actriz protagonista y un reparto poco o nada oportuno a excepción de Julianne Moore, que vuelve a demostrar su versatilidad y su especial talento para la interpretación de personajes con gran cantidad de matices. Quizá me equivoque, pero la sensación final es que Peirce no sólo ha sucumbido a las tentaciones del taquillazo sino que ni siquiera se ha leído la novela original, aunque solo sea por pura y dura vergüenza.

Carrie

+ INFO

Nombre exposici�n: NULL

Director: Kimberly Peirce

G�nero: Terror

Reparto: Chloë Grace Moretz, Julianne Moore, Gabriella Wilde, Portia Doubleday, Judy Greer, Alex Russell, Zoë Belkin, Ansel Elgort, Samantha Weinstein, Karissa Strain, Barry Shabaka Henley, Demetrius Joyette y Cynthia Preston

NULL

NULL

Novela original: Stephen King
Guión: Roberto Aguirre-Sacasa y Lawrence D. Cohen
Música: Marco Beltrami
Fotografía: Steve Yedlin

Estreno: 05.12

Direcci�n: NULL

Cu�ndo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com