28 octubre, 2013. Por

Insidious: Capítulo 2

James Wan
James Wan cierra la historia de los Lorraine sacrificando las bondades de la primera entrega
Insidious: Capítulo 2

Matadme si queréis por comenzar diciendo que “segundas partes nunca fueron buenas” pero es que si no estaría mintiéndole, querido lector. Al menos en este caso concreto: las expectativas eran grandes y, por tanto, la decepción se magnifica.

Los Lorraine acaban de mudarse y, tras un desgraciado accidente, uno de sus hijos entra en coma y, al mismo tiempo, empiezan a producirse en la casa extraños sucesos. Insidious: Capítulo 2 empieza exactamente donde acaban los hechos sucedidos en el “primer capítulo”, y tiene los mismos ingredientes que su predecesora: reparto, viajes astrales, apariciones escalofriantes, sonidos y ambiente perfectamente medidos y mucha parapsicología. Pero, a pesar de que los ingredientes son los mismos, el plato es bien diferente: su empeño por dar explicación y cerrar los cabos sueltos de la primera entrega hace flaco favor a la misma -que de golpe y plumazo pierde su carácter enigmático, como ya pasó con Fire Walks With Me o Poltergeist II y III-, y hace que la presente se convierta en una especie de “caricatura” que más que aterrar causa gracia.

De repente, el humor en pequeñas dosis de la primera (protagonizado principalmente por los ayudantes de Elise Reiner, la médium) se exageran y multiplican; los viajes a la otra dimensión parecen tan manipulables y accesibles que resultan poco creíbles e incluso exhibicionistas; la atmósfera teatral de los viajes astrales se exagera y parece copiarse a sí misma burdamente y los sonidos chirriantes de piano y violín terminan resultando irrisorios; finalmente el ambiente doméstico claustrofóbico de la primera se pierden, desplazándose y multiplicándose los escenarios de la trama. Es cierto que era difícil llegar al nivel: además de no poder jugar con la sorpresa de comenzar con una historia de casa encantada para luego desvelar una historia de espíritus y viajes astrales, estaba claro que habría que renunciar en cierta medida al minimalismo y la redonda sencillez de la primera.

Pero no todo son desaciertos: Insidious 2 contiene momentos realmente aterradores, nuevos e interesantes personajes, una vuelta atrás a los orígenes de la historia que es de agradecer -entre otras cosas por el cameo con Jocelin Donahue (The House of the Devil)- y, finalmente, la trama gana en rica complejidad gracias a la posibilidad que tienen sus protagonistas de viajar en el tiempo dentro de esa dimensión paralela. A fin de cuentas esto es como echarle en cara un mediocre “notable” a un alumno de “matrícula de honor”, y mientras yo escribo estas líneas, tanto Insidious como The Conjuring (por no hablar otros géneros en los que el director lo ha petado rotundamente) ya son verdaderos clásicos del cine del terror a la altura de El carnaval de las almas de Herk Harvey, Suspense de Jack Clayton, El sanatorio de la Clepsidra o Las tres caras del miedo de Mario Bava; y, aunque las influencias de Lynch, Bergman o Tobe Hoper -bien traídas en cualquier caso- son evidentes, James Wan ha sabido crear un estilo y un lenguaje personal e intransferible.

Insidious: Capítulo 2

+ INFO

Nombre exposición: NULL

Director: James Wan

Género: Terror sobrenatural

Reparto: Patrick Wilson, Rose Byrne, Lin Shaye, Ty Simpkins, Leigh Whannell, Barbara Hershey, Steve Coulter, Angus Sampson, Andrew Astor, Hank Harris, Jocelin Donahue, Lindsay Seim, Danielle Bisutti, Tyler Griffin, Garrett Ryan y Tom Fitzpatrick

NULL

NULL

Historia: James Wan y Leigh Whannell
Guión: Leigh Whannell
Música: Joseph Bishara
Fotografía: John R. Leonetti

Mira la película en Filmin: aquí

Estreno: 25.10

Dirección: NULL

Cuándo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com