17 mayo, 2013. Por

The Lords of Salem

Rob Zombie
Rob Zombie dirige The Lords of Salem, su primera pelicula de temática demoníaca
The Lords of Salem

Si el demonio, que es avaricioso, perverso, insaciable, infame y caprichoso, pudiera elegir una película que aunara todas las virtudes del cine demoniaco, esa sería The Lords of Salem. Seguramente (y sin pretenderlo) acabo de piropear al músico de heavy metal y director de esta película, Rob Zombie, uno de los cineastas más personales del panorama del cine de terror actual y responsable de películas de culto como La casa de los 1000 cadáveres y su secuela (y seguramente mejor película) Los renegados del diablo, ambas verdaderos homenajes a la violencia por la violencia, el humor negro e hilarante y los ambientes marginales e insanos americanos muy al estilo La Matanza de Texas (Tobe Hopper) o del Wes Craven de Las colinas tienen ojos (1977). Con ellas se metió en el bolsillo la confianza de público e industria y pronto llegó la oportunidad de hacer su propia interpretación de la obra de John Carpenter con Halloween. El Origen y el fracaso en taquilla Halloween II, ambas muy a la altura de su creador aunque con un estilo muy diferente, más lento y elaborado en su violencia.

A pesar de lo que la crítica se ha encargado de perpetuar, su última película no podría jamás considerarse la más personal aunque sí la más personalizada: las referencias son tan abundantes como literales conformando un “popurrí” que, a pesar de lo que se podría pensar en un primer momento, funciona con independencia y estilo propios.

Heidi Hawthorne (Sheri Moon) es una ex-drogadicta “reformada” que vive en Salem (ciudad conocida por su relación con los aquelarres de brujas en el pasado) que trabaja en un programa de radio de rock duro como dj y comentarista. Un día, recibe un vinilo de un grupo llamado The Lords, cuya música, siniestra y turbadora, empieza a afectarle profunda y paulatinamente, provocándole pesadillas y alucinaciones que la convertirán en la víctima perfecta para los planes demoníacos de su ama de llaves y sus dos hermanas, interpretados por Dee Wallace, Patricia Quinn y Michael Berryman, míticos rostros del cine de terror de los ‘70 y ‘80. Como ven, el argumento no es en absoluto sorprendente pero es cierto que la estética de videoclip, el ritmo pausado, la tensa lentitud con la que se desarrolla el filme y la irreverencia de algunas secuencias en las que la paranoia visual y el bizarrismo extremo la convierten en la más representativa de la figura personal del autor (que no de su cine). Por no nombrar a su inseparable Sheri Moon que, a pesar de que sigue actuando más “como puede” que “como debería” está muy acertada en su papel de “desastre humano” pero dulce, atractivo y encantador. Una película que si bien adolece de un pornográfico carácter frankenstein no tiene un ritmo fragmentado; y el resultado final,, aunque provocador y excéntrico, no deja indiferente a nadie, para bien o para mal. Y es que el cine, ya se sabe, es un invento del demonio.

Lista de referencias literales que cazamos al vuelo: [DANGER, SPOILER!]

La semilla del diablo (Roman Polanski, 1968) y/o The house of the devil (Ti West, 2009): las viejas caseras de Heidi tienen el mismo objetivo que Minnie y Roman Castevet: que la protagonista engendre al hijo del demonio. Los planos observando por la mirilla son un claro copy-paste.
El Resplandor (Stanley Kubrick, 1980): Habitación al fondo del pasillo que contiene oscuros secretos. Decadencia de su protagonista. División de la película en capítulos-días de la semana.
Beetlejuice (Tim Burton, 1988). Escena final en la que Sheri Moon se acerca al demonio enano.
Me casé con una bruja (René Clair, 1942): en ambas el demonio quiere vengarse de una saga familiar que antiguamente quemó en la hoguera a numerosas brujas.
– La escena de los curas masturbándose al ritmo de la música es una mezcla entre el desfile de moda del final de Roma (Federico Fellini, 1972 y el imaginario de Saló o los 120 días de Sodoma (Pier Paolo Pasolini, 1975).
Stigmata (Rupert Wainwright, 1999). Las dos protagonistas sufren una progresiva posesión demoniaca.

The Lords of Salem

+ INFO

Nombre exposición: NULL

Director: Rob Zombie

Género: Terror

Reparto: Sheri Moon Zombie, Christopher Knight, Dee Wallace, Clint Howard, Udo Kier, Barbara Crampton, Maria Conchita Alonso, Lisa Marie, Sid Haig, Bruce Davison, Michael Berryman, Meg Foster, Billy Drago y Patricia Queen

NULL

NULL

Guión: Rob Zombie y Steve Niles
Música: Rob Zombie
Fotografía: Brandon Trost

Mira la película en Filmin: aquí

Estreno: 17.05

Dirección: NULL

Cuándo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com