7 febrero, 2017. Por

Sin fecha de estreno

Películas que no llegaron a estrenarse (o que lo hicieron tarde, mal y rápido)
Sin fecha de estreno

A veces, ya sea por problemas de distribución, porque el film viene de un país de escasa tradición cinematográfica o, simplemente, porque no alcanzan un mínimo de calidad, ciertas películas llegan con mucho tiempo de retraso a las carteleras, se estrenan en pocas salas y de tapadillo o, directamente, no llegan a proyectarse en cines y pasan directamente al mercado doméstico.

Una desalentadora situación que se repite más veces de lo que parece y que los siguientes títulos han padecido en primera persona.

Los títulos nunca estrenados

John Wick

Es posible que Keanu Reeves no esté en el mejor momento de su carrera y que los distribuidores no las tuviesen todas consigo con la película, pero lo cierto es que este film de acción, convertido en obra de culto, obtuvo un más que notable éxito comercial que debería haberle abierto las puertas de los multicines.

La historia de un antiguo miembro de una banda mafiosa que inicia una sangrienta venganza contra aquellos que destrozaron su casa y mataron a su perro, contaba con una puesta en escena y unas coreografías de acción más que logradas, que la llevaron a ser considerada como una de las mejores películas de acción de 2014. Sin embargo, en España su estreno quedó relegado a la televisión.

Sin City 2: A Damme to Kill for

En 2005, Robert Rodriguez y Frank Miller dieron la campanada con Sin City, una película que contaba con un reparto de lujo y en la que se entrelazaban varias historias de venganza, amor y traición. Su estética, dominada por un blanco y negro directamente sacada de las viñetas de un cómic, cautivó a crítica y público.

Lamentablemente, la tan ansiada segunda parte se demoró demasiado en el tiempo y para cuando llegó la secuela, los espectadores no mostraron el más mínimo interés hacia una propuesta que vio cómo su recaudación mundial no daba ni para cubrir gastos. Ante una situación tan complicada, las distribuidoras españolas prefirieron mirar hacia otro lado, cerrando la puerta a su presencia en las carteleras.

Expertos en crisis

Una película protagonizada por una gran estrella como Sandra Bullock, un secundario de lujo como Billy Bob Thornton y un productor como George Clooney que, en principio, iba a ser el protagonista del film, no fueron suficientes elementos para que la gente mostrase interés por esta ácida comedia, centrada en un equipo de expertos en campañas políticas estadounidenses que aplican sus fórmulas para que un candidato a la presidencia de Bolivia suba en las encuestas.

La paupérrima recaudación obtenida por el film en su estreno en Estados Unidos hizo que buena parte del mercado internacional tuviese que esperar a que la película saliese en DVD para conocer el desenlace.

Yakuza Apocalypse

El cine asiático no suele encontrar mucho espacio en las carteleras occidentales y, a veces, se pasan por alto películas tremendamente peculiares que bien podrían encontrar su público. Este es el caso de Yakuza Apocalypse, un film de Takeshi Miike que mezcla con descaro el vampirismo y la mafia japonesa.

La cinta cuenta la historia de Kagayama, un débil subalterno del jefe la familia mafiosa Kamiura, quien resulta ser un vampiro. Pero todo cambia cuando un asesino de un sindicato internacional  matar al líder justo después de morder a Kagayama, que se convierte en un vampiro en busca de venganza.

Passion

Los tiempos de gloria quedaron muy atrás para el realizador Brian de Palma, pero aun así, su nombre mantiene un cierto prestigio como para poder ver sus propuestas en salas comerciales.

Este no fue el caso que nos toca, un thriller protagonizado por Rachel McAdams y Noomi Rapace, basado en la película francesa Crime d´amour, que gira en torno a la relación de dos mujeres que pasan de amarse a odiarse de una forma insospechada.

Top Five

Chris Rock pasa por ser un humorista directo y sin contemplaciones. Un artista al que se ama o se odia y que ha dejado buena muestra de su estilo en las dos ceremonias de los Oscar que ha presentado.

Su segundo film como director, Top Five, era una comedia romántica en la que se reflexionaba sobre algunas de las obsesiones de su autor, como son el racismo, la situación política y social y el mundo del espectáculo. Sin embargo, las buenas críticas cosechadas no fueron suficientes como para que se llegase a estrenar comercialmente en España.

Playground

El debut en la dirección del polaco Bartosz M. Kowalski fue presentado en la sección oficial de Festival de Cine de San Sebastián de 2016, causando una gran controversia por la dureza de sus imágenes.

El largometraje cuenta en imágenes la historia real de dos niños británicos que secuestraron, torturaron y mataron a un pequeño de tan solo dos años. Y lo hace con una visión tan dura de la violencia que nadie hasta ahora se ha atrevido a estrenar el polémico título en cines.

Under the skin

Unos alienígenas son enviados a la Tierra con la misión de captar y abducir autoestopistas para devorarlos en su planeta. Para ello, cuentan con una atractiva mujer que es usada como cebo para seducir y atraer a las incautas presas humanas.

Un auténtico delirio argumental envuelto en una estética preciosista que dividió a la crítica y que, ni con la presencia de la sensual Scarlett Johansson, consiguió abrirse un hueco en la cartelera.

Equilibrium

Kurt Wimmer escribió y dirigió este thriller que presentaba un futuro en el que las emociones habían sido eliminadas y los sentimientos se convirtieron en crímenes castigados con la muerte. Christian Bale daba vida a un agente del Gobierno encargado de eliminar a aquellos que vulneren esas normas, pero que termina por cuestionar una existencia sin emociones ni sentimientos.

Con referencias filosóficas más propias de Blade Runner y una estética deudora de Matrix, Equilibrium fue un proyecto vapuleado por la crítica y ninguneado por el público estadounidense, lo que anuló sus posibilidades de tener una vida comercial en cines.

Más vale tarde que nunca

En ocasiones, algunas películas llegan tarde, muy tarde, pero encuentran un hueco por donde colarse y dejarse ver por aquellos pacientes espectadores que aguardaban su llegada. Este es el caso de los siguientes títulos:

Manolete

La apasionada historia de amor entre Manolete y Antoñita “Lupe” Sino, debía convertirse en uno de los platos fuertes del cine español del año 2006, año en la que se rodó. Sin embargo los continuos problemas de la productora hicieron que su estreno se fuese postergando sin contar con una fecha aproximada. Primero se habló de 2008. Luego, de 2009. Finalmente, se estrenó en Francia en 2010, donde recibió unas críticas durísimas, lo que hizo que en España se retrasase aún dos años más, sin apenas hacer ruido y en un número muy limitado de salas.

Lo que debería haber sido un gran espectáculo digno de los grandes romances del cine, quedó convertido en una oscura mancha en la filmografía  tanto de Adrien Brody como de Penélope Cruz.

La mala verdad

La historia de este film casi podría definirse como de milagro. Dirigida por Miguel Ángel Rocca y protagonizada por Alberto de Mendoza, quien recibió el premio al mejor actor en el Festival de Cine de Málaga en 2011, la cinta trataba el duro tema del maltrato infantil desde el punto de vista de una niña que lo padecía en silencio.

Lamentablemente, el estreno no llegó a producirse porque un incendio en el teatro Alcázar, donde estaban las oficinas de la distribuidora Film Buró, se llevó por delante las copias existentes del largometraje. Pero, cosas del cine, una semana antes de la tragedia, la distribuidora donó cien copias en 35mm a la Filmoteca Española, lo que posibilitó que, cinco años después, pudiese ser estrenada.

Blue Valantine

El drama romántico dirigido por  Derek Cianfrance y protagonizado por los, en aquel entonces, emergentes Ryan Gosling y Michelle Williams, no encontró un hueco en la cartelera española hasta 2013, tres años después de haberse estrenado en Estados Unidos.

Ni las excelentes críticas recibidas ni la nominación al Oscar lograda por Williams fueron suficientes razones para que alguna distribuidora se animara a estrenarla en un mejor momento.

I´m not there

El reputado Todd Haynes presentó en 2007 este peculiar retrato de Bob Dylan en el que seis diferentes personajes se ven influenciados por las composiciones del mítico artista. La cinta recibió, en general, unas críticas muy positivas y Cate Blanchett, una de sus intérpretes, consiguió una candidatura al Oscar en la categoría de mejor actriz de reparto.

Siendo sinceros, la propuesta de Haynes no puede catalogarse como una película comercial ni apta para todos los públicos, lo que generó ciertas dudas respecto a su éxito. Sin embargo, ese temor tampoco justifica que su proyección en España se realizara tres años después de su estreno mundial.

Southpaw

El todopoderoso Harvey Weinstein aseguró, tras la presentación oficial del film, que Jake Gyllenhaal, el protagonista de la película, conseguiría una candidatura al Oscar gracias a su promoción. Sin embargo, el productor equivocó su pronóstico y su discreta recepción hizo que este drama pugilístico haya tardado dos años en poder verse en salas comerciales.

Y es que, tras la larga demora, Redención, como se conocerá en España, por fin tiene previsto su estreno para marzo de 2017.

Sin fecha de estreno