3 julio, 2015. Por

Cuestión de actitud

Panos H. Koutras
Dos hermanos emprenden una odisea por la Grecia actual en la tragicomedia queer Cuestión de actitud
Cuestión de actitud

El cuarto largometraje de Panos H. Koutras no es lo que parece. A priori, se presenta como una nueva odisea homérica trasladada a la deprmida Grecia actual: el viaje iniciático de dos hermanos adolescentes de origen albanés (Dany y Ody, que, ejem, es el diminutivo de Odysseas). Tras el fallecimiento de su madre, los chicos recorren el país desde Creta a Tesalónica a la búsqueda de su padre biológico, un personaje a quien llaman “el innombrable”, para pedirles que les reconozca y, al tiempo, obtener la nacionalidad griega y evitar la deportación.

Pero, tras esta road movie de apariencia tan previsible, se oculta una complejidad mucho mayor. Se supone que los dos protagonistas representan arquetipos. Ody, de 18 años, se ha ido a trabajar en Atenas, es el mayor y, aparentemente, más responsable. Dany tiene 16, es gay y su comportamiento parece más infantil y caprichoso. Además, viaja con una mascota, un conejo blanco que se convierte en símbolo del hilo que le une con una infancia que está a punto de morir. Por momentos, confunde realidad y fantasía, pero sus ensoñaciones son como escudos que le protegen de la sordidez y el drama de su vida diaria. Los dos personajes, maravillosos, vivirán la consabida transformación pero no del modo en que se podría esperar. Por otro lado, la historia central, la de la búsqueda, convive con otras subtramas igualmente fascinantes. Percibimos así la relación de los dos hermanos con su madre fallecida (una cantante fracasada) a través de las coreografías y canciones de Patty Pravo y Raffaella Carrá. Ody, además, ha heredado la voz de su progenitora y, como modo de cumplir una promesa y un sueño, quiere presentarse a Greek Star, un concurso de talentos tipo Operación Triunfo.

Esa dualidad entre un mundo escapista de fantasía, bailes, canciones y el pasado idealizado, convive con la más deprimente realidad de los protagonistas y su país en un intrincado juego de colisiones. Por en medio, vemos a personajes como Tassos, una vieja locaza venida a menos que regenta un club en medio de la nada y les acoge; o María, una inmigrante ucraniana también protegida por él. Y lugares como el simbólico Xenia (traducción de “hospitalidad”), un hotel abandonado en el que los dos hermanos se refugiarán en medio de su periplo. La película tampoco es simplista en lo que se refiere a su análisis social. En ella aparece el neo fascismo de Amanecer Dorado, la crisis económica, la extrema estratificación de clases, la xenofobia y el sexismo, pero de un modo complejo (es sintomática la secuencia en que Dany sufre una agresión homófoba, pero quienes lo hacen son otros albaneses). Xenia nos ofrece, de este modo, una visión sobre la Grecia actual diferente a la que estamos viendo en los medios, más cercana a las películas de Xavier Dolan que a las de Almodóvar –con quien Koutras es comparado recurrentemente-, inteligente y emotiva en su constante convulsión y desequilibrio. Sin duda, una de las revelaciones de este año, aunque ya en 2014 fue recompensada con el Premio del Jurado en el Festival de Gijón.

Cuestión de actitud

+ INFO

Nombre exposici�n: NULL

Director: Panos H. Koutras

G�nero: Road movie

Reparto: Kostas Nikouli, Nikos Gelia, Aggelos Papadimitrou, Romanna Lobach, Marissa Triandafyllidou, Yannis Stankoglou y Patty Pravo.

NULL

NULL

Guión: Panos H. Koutras y Panagiotis Evangelidis
Fotografía: Helene Louvart y Simos Sarketzis
Música: Delaney Blue

Estreno: 03.07

Direcci�n: NULL

Cu�ndo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com