20 enero, 2017. Por

Los del túnel

Arturo Valls y compañía, de vacaciones en el subsuelo
Los del túnel

Ponte en situación: imagina que te invitan a una fiesta en la casa de alguien. ¿Fácil, no? Estáis todos frescos, ningún borracho ha ido todavía a contarte su vida, las conversaciones son aún potables, y hay un chico o chica que acaban de presentarte y con quien mantienes un alto nivel de expectativa. Pero poco a poco todo eso va derrumbándose y transformándose es un desastre. Esa fiesta, esa casa, ese salón, se ha convertido en un zulo del que quieres fugarte cual Logan. Ya no puedes soportar ni un segundo más junto a esa gente. Pues imagínate una situación que te obligue a permanecer encerrado o encerrada con todos ellos durante quince días; como por ejemplo, quedarse atrapados en las profundidades de un túnel sin ningún tipo de contacto con el exterior.

Algo por el estilo plantea Pepón Montero, guionista de series como Plutón B.R.B Nero o Camera Café, si os acordáis, protagonizada por Arturo Valls, quien también protagoniza y además produce est Los del túnel, primer largometraje de Montero. El personaje de Valls aquí es Toni, que recuerda mucho al Jesús Quesada de Camera Café, aunque con algo menos de caricatura y algo más de enjundia. Podemos entonces prever cuál es el tono de esta comedia que juega y se divierte con las miserias y clichés del español medio y aporta inesperados juegos de guión que, en un par de ocasiones, rozan la genialidad; difícil olvidar el largo e intermitente sketch de Los Pecos: en mi opinión, lo mejor de la película.

¿Qué pasa cuando termina una película de catástrofes? ¿Qué ocurre con esos personajes después del “Fin”? Pues que quedan a cenar todos los viernes. Así podría presentarse la sinopsis de este entertainment coral cuyo reparto completan Raúl Cimas, Neus Asensi, Manolo Solo y otros actores y actrices de primera que dan forma a una trama y unos gags tan irregulares como desternillantes, cuya misión es la de divertir a toda costa, con más o menos fortuna y con más o menos chispa. Hay entrega, astucia, ritmo, descaro. También hay errores, por supuesto, pero hay mucho amor a la comedia.

Los del túnel