3 marzo, 2016. Por

El amor es más fuerte que las bombas

Joachim Trier
'El amor es más fuerte que las bombas', una reflexión humana pero asimétrica hasta el sinsentido
El amor es más fuerte que las bombas

La última edición del festival de Cannes vio convivir en la misma jornada a dos películas que nada tenían que ver entre ellas pero que se esperaban con gran expectación: la última propuesta de Pixar, Del revés (Inside Out) y el último trabajo de Joachim Trier, director de gran sensibilidad que ya se hizo con el reconocimiento del festival un año antes. No obstante, su película, El amor es más fuerte que las bombas (Louder than bombs, como el disco de los Smiths), contra todo pronóstico, supuso una gran decepción frente a la de dibujos animados, que maravilló a prácticamente toda la crítica. Ahora, El amor es más fuerte que las bombas se estrena por fin en España, quizá con una expectación que aún no ha llegado a consumirse del todo, pero que estamos seguros se vendrá probablemente abajo, tal vez no de una manera tan consistente como en Cannes, pero sí en cierta medida. Con todo, merece la pena verla.

Un hombre (Gabriel Byrne) y sus dos hijos (Jesse Eisenberg y Devin Druid) tratan de reconstruir sus vidas tras el suicidio de su madre y esposa, quien les dejó cuatro años atrás. La fotógrafa de guerra Isabelle Huppert (Isabelle Reed) puso fin a una vida intensa de viajes a países sumidos en la violencia, de muertes, de riesgo y, sobre todo, de pasión. Todos estos eran los elementos que daban sentido a su existencia. Al dejar de cubrir conflictos bélicos para permanecer más tiempo junto a su familia, su vida comenzó a carecer de sentido hasta el punto de no merecer la pena. Pero los tres hombres a los que dejó en el mundo tienen que seguir adelante. Y es ahí donde afloran las consecuencias de un hecho tan traumático como es su suicidio.

El amor es más fuerte que las bombas es una declaración de intenciones decidida y consciente, si bien resulta cas fallida en su resultado final. Se desarrolla como una reflexión de los personajes que la componen, en unos momentos en forma de diario, en otros con un carácter onírico, y en otros de una manera menos íntima y más tradicional. En consecuencia, la película se articula como un mosaico formal que parece no decidirse en qué contar ni de parte de quién contarlo. Recurre a numerosísimos flashbacks que reconstruyen el pasado de los tres personajes masculinos y relatan su relación con esa madre y mujer ausente pero de tremenda presencia. Los tres tienen que convivir con sus fantasmas y sus miedos, y quizá al que más afecta todo esto, el hijo menor de 12 años, sea el que mejor lo asimile en el fondo. Este dibujo de los personajes, de comprenderlos a todos pero odiarles en momentos puntuales es el mayor acierto de la película.

Un retrato interesantísimo de la mente y los sentimientos humanos frente a una desgracia como ésta. Y a pesar de que todas las interpretaciones son brillantes, como ya es usual ver en Eisenberg (La red social, The end of the tour…) y acompañado de un jovencísimo Devun Druid y un genial Gabriel Byrne (El capital, El tiempo de los amantes…), la película no llega a constituirse en una obra excelente. Resulta cargante y demasiado trágica en algunos momentos, pero, como hemos adelantado, merece la pena verla. Refleja envidiablemente las contradicciones de la mente, lo que nos lleva a errar y lo que nos hace, a veces de una forma terrible, humanos.

El amor es más fuerte que las bombas

+ INFO

Director: Joachim Trier

G�nero: Drama familiar

Reparto: Jesse Eisenberg, Gabriel Byrne, Isabelle Huppert, David Strathairn, Rachel Brosnahan, Devin Druid, Amy Ryan y Ruby Jerins

Guión: Joachim Trier y Eskil Vogt
Música: Ola Fløttum
Fotografía: Jakob Ihre

Estreno: 04.03

Venta de entradas: www.entradas.com